Home > Pulso > “Los cambios a la ley no lo solucionan todo”

“Los cambios a la ley no lo solucionan todo”

E l director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Jonathan Menkos, considera que la propuesta de reformas a la Ley Orgánica de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) ayudaría en su gobernanza.

Reconoce que si no es la panacea, al menos plantea cambios importantes, como un Directorio más pequeño, pero con mayor responsabilidad en la política recaudatoria y le exime de conocer aspectos administrativos. También obliga a la institución a ser más transparente y le permitiría conocer más ágilmente la información bancaria de los contribuyentes.

¿Por qué llevó tanta discusión el tema del Directorio en la propuesta de reformas?

Descubrimos que a lo largo de diferentes momentos, el Directorio ha sido inoperante, porque en el caso de (Marco Tulio) Abadío ahí el Directorio estaba presente y no pasó nada. Después, con La Línea, el intento de tercerizar la recaudación a través de Kolector, la contratación de oficinas a precios altos, también estaba el Directorio. Vimos que los superintendentes habían cometido ilegalidades, estaban en la cárcel y el Directorio nunca hizo nada.

¿Qué aspectos resaltaría de la propuesta de reformas a la Ley de la SAT?

En el Congreso se formó una mesa técnica con varias instituciones. Uno de los grandes disensos fue el del Directorio, porque muchas de las posturas intentaban conservarlo.

El acuerdo al que se llegó fue que, por lo menos, si se iba a quedar, ya no tuviera manos privadas, sino las de quienes tienen el mayor nivel de responsabilidad y rendición de cuentas en la administración pública. Se cambia a un Directorio más pequeño, formado por el ministro de Finanzas, el de Economía y el presidente del Banco de Guatemala.

¿Y por qué se crea un tribunal especializado?

Los recursos de revocatoria que antes observaba el Directorio y que realmente no es una función estratégica para este, se trasladan a un tribunal que tiene atribuciones específicas para eso.

La SAT ya puede esquivar el secreto bancario. ¿Qué diferencia generó el debate actual?

Se acelera el procedimiento. Se obliga a informar al contribuyente, una vez que se inicie el proceso, y queda regulado de una mejor manera, porque aún había vacíos.

Pero los cambios a la ley no garantizan que todo cambie en la SAT

Lo que no puede cambiar la ley es lo que se hace adentro, en la gestión. Aquí hay que ser muy claros, necesitamos una SAT que retome un plan de carrera, que tenga la posibilidad de modernizarse en recursos humanos y materiales. Pero eso no se logra con un decreto.

Los cambios a la ley no lo solucionan todo. Sí son importantes y necesarios, pero no suficientes.

Pero la recaudación no logra avanzar

Esa es otra discusión. Hay un agujero fiscal que este año no se resolverá, que va desde Q2,500 a Q3 mil millones, pero con un cambio a la ley no podemos pretender que haya una mejor recaudación.

Necesitamos planes de control y fiscalización, y que esos cambios sean los que permitan hacer una recaudación extra, porque la actual solo es vegetativa.


Jonathan Menkos

Director del Icefi

“Necesitamos planes concretos de control y fiscalización”.

Leave a Reply