Home > Deportes > Disfrutan su eterna fiesta

Disfrutan su eterna fiesta

Londres. El Leicester City, de manos de su capitán, el defensa anglo-jamaicano Wes Morgan, y de su entrenador, el italiano Claudio Ranieri, recibió ayer sobre el césped del King Power Stadium el trofeo que lo acredita como campeón de la Premier League 2015/2016.

Cinco días después de coronarse campeón, tras el empate 2-2 entre Chelsea y Tottenham del pasado lunes en el estadio londinense de Stamford Bridge, los jugadores, Ranieri y el resto del cuerpo técnico del club recibieron las preciadas medallas doradas.

Sobre una tarima en el centro del campo, Morgan y Ranieri levantaron juntos el trofeo entre una nube de confeti y entre los vítores del público y un espectáculo de fuegos artificiales.

El dueño del club, el magnate tailandés Vichai Srivaddhanaprabha, y su hijo, Aiyawatt Srivaddhanaprabha, vicepresidente de la entidad, se unieron en las celebraciones sobre el terreno de juego y dieron la característica vuelta de honor al campo. EFE


Leave a Reply