Home > Pulso > El crecimiento económico aún enfrenta varios retos

El crecimiento económico aún enfrenta varios retos

El presidente en funciones del Banco de Guatemala (Banguat), Sergio Recinos, considera que la economía del país puede presentar una disminución respecto al pasado lo cual puede derivarse de una baja ejecución presupuestaria ya que en el primer año de gobierno los nuevos funcionarios están aprendiendo a dirigir las instituciones. Además, la economía mundial tampoco está pasando por su mejor momento y serían los países emergentes lo que podrían mantener caminando la maquinaria productiva global. En reunión con editores de Siglo.21, Recinos también expresó la posición del Banguat respecto a la intención de que él integre el directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y acerca de la situación de Julio Súarez, presidente del banco.

¿Cuáles son los retos de la economía mundial?

Se ha identificado el comercio mundial, con crecimiento a tasas bajas. Los mercados financieros internacionales siguen presentando mucha volatilidad, por lo que la incertidumbre sigue siendo la principal variable identificada. Los precios de los commodities con mucha volatilidad, como el petróleo que sube y baja constantemente, el caso del maíz y trigo, que son productos que afectan la inflación en Guatemala, afortunadamente están bastante estables, aunque hay riesgos por el cambio climático.

¿Cuál es la lectura que se da por el comportamiento de los tipos de interés de Estados Unidos?

La tasa de interés de la Fed introduce volatilidad a los mercados y con la información que tengo, al 13 de mayo, pareciera que lo más que puede ocurrir este año es un aumento adicional. Recordémonos que a finales del año pasado e inicios de este se hablaba posiblemente de cuatro aumentos y uno fue en diciembre y las expectativas comenzaron a bajar. Ahora los agentes estiman que habría una sola subida más. Eso quiere decir que si bien la economía estadounidense continúa recuperándose lo está haciendo a ritmos menores. El empleo aún no está en niveles óptimos y la inflación continúa baja.

¿Cuáles son las previsiones en cuanto al crudo?

El petróleo tiene riesgos al alza y a la baja. Nuestras previsiones más recientes apuntan a que en términos promedio podría ubicarse en $40.89 este año, que todavía es menor al de 2015 de $48.80, pero la brecha es mucho más reducida.

¿Y esa baja en el petróleo incide en una inflación baja en la región?

Bueno, eso nos ha favorecido a todos los países importadores netos de petróleo. Para Guatemala, y lo mismo ha pasado en Centroamérica, significó un ahorro de $1,050 millones en la factura petrolera el año pasado y ese dinero las personas lo orientaron a demandar otro tipo de bienes. Para este año, nuestras estimaciones apuntan a una economía de unos $500 millones adicionales, en tanto no ocurra nada extraordinario con este producto. Y el precio de las gasolinas ha afectado positivamente el nivel de inflación, que actualmente es de 4.09%.

En Centroamérica, Nicaragua, 3.60%; Honduras, 2.44%; Costa Rica, -0.92% y El Salvador, 0.86% con una economía dolarizada.

En Guatemala lo que ha afectado el nivel de precios es el rubro de alimentos y bebidas. Esa economía de $1,050 millones se dedicaron a demandar más productos alimenticios y ello ha presionado la demanda mientras la oferta no aumenta en la misma forma. El otro tema son las remesas familiares, que han crecido 19.1%. El año pasado fueron $6,200 millones y esperamos más de $7 mil millones en 2016, lo cual es positivo, pero buena parte de ese dinero se dedica a consumo y a compra de alimentos.

¿Pero esa baja en los combustibles no se refleja en costos de transporte?

Uno lo que esperaría es que el flete haya bajado, pero pareciera que no. El transporte público tampoco. En teoría debió haber bajado porque si el precio de la gasolina se redujo de Q38 el galón a Q18 y a Q22 que está ahora, el transporte debió abaratarse sustancialmente. Son problemas de la economía guatemalteca, y creo que en Centroamérica es similar, pero sí debió haber variado ese costo y aumentar la competitividad.

¿Cuál sería el comportamiento de la economía guatemalteca este año?

En el presente año continuamos estimando un crecimiento entre 3.1% y 3.9%. Con la información más reciente con que contamos estamos pensando que vamos a estar entre el punto medio y el techo. Creo que podemos pensar en un 3.8% o 3.7%; claro un poco menor que el año pasado, pero sigue siendo un crecimiento positivo. No es lo óptimo porque uno quisiera crecer al 6%, tomando en cuenta el crecimiento de la población que es de 2.3% o 2.4%.

¿A qué se debe esta desaceleración?

A varios factores. Uno, es primer año de gobierno y eso se ve a través del tiempo en que todos los primeros años la ejecución es baja porque con tanto cambio de funcionarios en lo que aprenden no ejecutan. Normalmente en el primer año de gobierno se ve una ejecución de un 80% u 85%. Este año no es la excepción. De hecho a abril vimos un superávit en las finanzas públicas y no se debe a un incremento en los ingresos y en mayo que se tuvo la recuperación de este monto de la empresa de aceros, pero eso no sucede todos los meses. Hasta abril realmente era un tema de ejecución y no de gasto.

Pero el sector de minas está reduciéndose…

Hay una baja sustancial porque la mina Marlin está en el proceso de cierre técnico y la mina San Rafael llegó a un boom muy rápido y luego tuvo una baja sustancial y además de que el precio del plomo ha caído bastante. Luego, vemos toda la conflictividad en torno a la minería, entonces pareciera que es una rama de la actividad que no va a repuntar.

¿Y los otros sectores?

El comercio al final se resiente porque depende de los otros sectores. Vemos una pequeña caída en el comercio y los otros sectores van más o menos a tasas similares. En ellos, tal vez resaltar que la intermediación financiera que había crecido a tasas de 18%, para este año estimamos un 9%, y ahí tiene que ver el crecimiento del crédito y las tarjetas de crédito, que es más de ruido porque si bien no es sustancial el crédito dentro del total, un 6%, tiene algún impacto. Vemos también las recientes reformas que se hicieron a la Ley de Bancos y Grupos Financieros en relación con la cobranza, que al final tienen efectos en las instituciones ya que restringen el crédito. El tema de la conflictividad social, como el fallo contra la hidroeléctrica, como que han hecho a las instituciones financieras a ser más cautas en cuanto a otorgar créditos y la inversión extranjera que también hemos visto alguna merma.

Panorama monetario

Decisión esta semana

Respecto a la decisión que adoptará esta semana la Junta Monetaria (JM), el presidente del Banguat explicó que el Banco de Guatemala, al igual que otros bancos centrales, tiene un objetivo, que es el inflacionario. Eso es diferente al de la Reserva Federal de Estados Unidos o del Banco Central Europeo en Europa que tienen objetivos duales, que es tanto la inflación como el crecimiento económico.

Esta semana analizamos el balance de riesgos para tomar decisión, pero lo que uno ve es una inflación de alimentos de 10%, la inflación sin energéticos de un 5%, y que las expectativas han aumentado levemente. No obstante, si bien apuntan a que vamos a estar dentro de la meta ya no estaría en el límite inferior sino en el superior y considerando los riesgos en la economía mundial, bajar la tasa líder sería peligroso.

Integración de la SAT

Opinión contraria

El presidente del Banguat afirmó que están en contra de que él integre el directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

“Revisamos la legislación de más de 30 países para ver si en alguno había un presidente del banco central integrando una entidad de similar naturaleza que la SAT y no encontramos más que solo en Perú nombran a un representante, y no a su presidente”.

“Eso nos dice que no tiene sentido que esté el presidente del banco central en un directorio tributario y en este caso tres personas: Ministro de Finanzas, definitivamente tiene que estar; Ministro de Economía, es el encargado del comercio exterior y podría tener un conflicto de interés en cuanto al tema de aranceles y dependiendo de qué sesgo pueda tener el ministro va a favorecer la recaudación o perjudicarla”.

“Son tres personas nombradas por el presidente y si con la SAT pasó lo que pasó teniendo un directorio independiente ¿qué podría pasar teniendo tres funcionarios nombrados por el ejecutivo?”

Sigue en el cargo

Presidente interino

En octubre se cumplen dos años de esta administración en el Banguat, que es la mitad del período. No obstante, el 20 de mayo del año pasado fue aprehendido el presidente de la entidad, Julio Suárez, por su actuación en la junta directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) por lo que aún sigue en funciones el vicepresidente.

“La ley es clara y dice que en caso de impedimento temporal del presidente lo sustituye el vicepresidente. Y eso es lo que está pasando. Claro, en ningún momento imaginamos la dimensión, porque ya se cumplió un año de estar detenido el licenciado Julio Suárez”.

“Él desde el primer momento, cuando le dictaron orden de captura, se acogió a lo que establece el Código de Trabajo en el sentido de que en el momento en que un trabajador es capturado se aplica una suspensión temporal sin goce de sueldo, y el licenciado Suárez no goza de salario desde mayo del año pasado, pero legalmente sigue siendo el presidente.

Sergio Recinos

Presidente del Banguat

“¿Qué podría pasar teniendo tres funcionarios nombrados por el Ejecutivo?”

“En abril vimos un superávit en las finanzas públicas y no se debe a un incremento en los ingresos”.

3.8 por ciento podría crecer la economía guatemalteca este año

9 por ciento aumentaría el sector de intermediación financiera


Leave a Reply