Home > Vida > Polonia vuelve a abrir el proceso de extradición de Roman Polanski

Polonia vuelve a abrir el proceso de extradición de Roman Polanski

  J M. Viatteau y B. Osser, AFP

Polonia volvió a abrir el proceso de extradición a Estados Unidos del cineasta franco-polaco Roman Polanski, acusado de haber violado a una menor en 1977, anunció ayer el ministro de Justicia, el conservador Zbigniew Ziobro.

El ministro indicó que impugnará ante el Tribunal Supremo la decisión del tribunal de Cracovia de no extraditar a Estados Unidos a Polanski.

El recurso fue introducido la semana pasada a la Corte Suprema y esta debería tomar una decisión final en audiencia pública en agosto, indicó uno de sus portavoces, Krzysztof Michalowski. “De aquí a esa fecha, la decisión de la Corte de Apelaciones de Cracovia sigue en vigor y Roman Polanski puede estar en Polonia sin riesgo de ser detenido”, precisó. La fecha de la audiencia será anunciada durante  junio.

“Para nosotros, no es una sorpresa”, dijo Jerzy Stachowicz, uno de los abogados del director de películas como Chinatown o El pianista. “Nos lo esperábamos. El señor Ziobro ya había dicho hace un tiempo que lo haría. Por el momento no podemos hacer comentarios, ya que no sabemos si ya lo hizo o si lo hará”, agregó.

Aunque el tribunal de Cracovia rechazó el pasado 30 de octubre extraditar a Roman Polanski y la fiscalía de esa ciudad renunció a apelar la decisión, el gobierno conservador de Derecho y Justicia (PiS) tomó la iniciativa de apelar, en el marco de un “saneamiento del país, tomando por objetivo a las élites liberales”. El ministro Ziobro también es procurador general y sus poderes fueron ampliados recientemente.

La Corte Suprema puede ahora confirmar o anular parcial o completamente esta decisión y volver a enviarla al tribunal.

Sin favores

Polanski, de 82 años, vive en Francia con su esposa, la actriz Emmanuelle Seigner, pero viaja con frecuencia a Polonia, en donde no se encuentra actualmente, precisó su abogado.

El director nunca volvió a a Estados Unidos, ni siquiera para recibir el Oscar para el mejor director en 2003 por El pianista.

Ziobro afirmó en la primera cadena de la radio pública que no se necesitaba acordar favores especiales a Polanski por su carrera artística mundial. “El derecho es el mismo para todos”, dijo. “Si fuera maestro, médico, plomero, pintor, estoy seguro de que cualquier país lo hubiera extraditado hacia Estados Unidos hace tiempo”, añadió. El director, según él, es apoyado “por la sociedad mundana y una parte de los medios liberales”.

Estados Unidos presentó en enero de 2015 a Polonia una petición de extradición de Roman Polanski, luego de una aparición pública del director en Varsovia.

En 1977, en California, Roman Polanski, entonces de 43 años, fue procesado por haber violado a Samantha Geimer, quien tenía 13 años.

Después de pasar 42 días en la cárcel y luego de su liberación bajo fianza, el cineasta, quien se declaró culpable de “actos sexuales ilegales” con una menor, huyó de Estados Unidos antes del anuncio del veredicto, al temer una fuerte condena, pese a un acuerdo logrado con la justicia estadounidense.

La línea de defensa de sus abogados polacos consistía en mostrar que la demanda de extradición no tenía fundamento, tomando en cuenta el acuerdo.

La defensa considera que según ese acuerdo, aceptado por el procurador y los abogados de la víctima, la pena prevista había sido purgada por su cliente, punto de vista compartido por el tribunal de Cracovia.

Su decisión fue similar a la de la justicia suiza, que rechazó en 2010 la petición de extradición estadounidense.

Leave a Reply