Home > Pulso > Reparos de la CGCN en varios ministerios

Reparos de la CGCN en varios ministerios

El proyecto denominado Servicio de rehabilitación y manejo de la calidad de agua de la cuenca del Lago de Amatitlán, que fue adjudicado por la Autoridad para el Rescate y Resguardo del Lago Amatitlán y Manejo Sustentable de la Cuenca (Amsa) a la empresa M. Tarcic Engineering, Ltd., recibió cuatro reparos de la Contraloría General de Cuentas de la Nación (CGCN).

Este es uno de los casos de corrupción develados el año pasado, por los que se encuentran en prisión y sujetos a proceso judicial varios exfuncionarios, entre ellos el expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Se trata de la adjudicación por Q115 millones para aplicar una fórmula, en ese momento desconocida, que posteriormente se estableció que era únicamente agua con sal, para sanear este cuerpo de agua.

El primero de los hallazgos de la Contraloría es que no estaba programado el evento llamdo “Servicio de rehabilitación y manejo de la calidad de agua de la cuenca del Lago de Amatitlán; y al revisarlo, se comprobó que el proyecto no fue incluido en el Plan Operativo Anual”. La autoridad de Amsa, al tratar de desvanecer el reparo, indicó que estaba contemplado el subproducto “Volumen de agua tratada con producto orgánico, no microbiológico en el lago de Amatitlán de lado Este, para el beneficio de los habitantes de la cuenca”; sin embargo, a criterio de la CGCN el evento programado es distinto.

OTROS REPAROS

La Contraloría también señaló que “no se encontró la resolución final emitida por la Dirección General de Gestión Ambiental y Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn) en donde consta la aprobación del instrumento de Evaluación Ambiental presentado por el proponente del evento”.

Amsa manifestó que en las bases de licitación se requirió un producto “conformado por sustancias vegetales que no afectaran al hombre ni al medio ambiente”, por lo que “el estudio de impacto ambiental no era indispensable previo a la suscripción del contrato”, explicación que fue rechazada por la Contraloría.

Un siguiente reparo es que Amsa “no observó que la empresa M. Tarcic Engineering Ltd. gestionara el Registro y Licencia Sanitaria ante el Departamento de Regulación y Control de Productos Farmacéuticos y Afines del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social”. Amsa trató de desvanecer el hallazgo indicando que el producto sería “exclusivamente para tratar aguas de ríos, lagos, arroyos y otros que se encuentran con deterioro en su calidad de agua”, y considerando que no era un producto farmacéutico ni para consumo de las personas, no se requería dicho registro.

El siguiente reparo consiste en que el pedido de compra no tiene fecha de emisión, “por lo que no se puede determinar cuándo se efectuó”, con lo cual no “existe certeza si el pedido de compra se efectuó con antelación a la contratación de la negociación”, como lo establece la Ley de Contrataciones.

Los reparos efectuados por la Contraloría contravienen normas de transparencia pero también pone en riesgo la salud de las personas y de la naturaleza.

El 22 de abril de 2015 la Contraloría recomendó suspender definitivamente el proceso de contratación y al día siguiente el nuevo director de Amsa afirmó que había girado instrucciones para realizar una evaluación de la licitación; el 4 de mayo de 2015 informó que se había dado por terminado anticipadamente este contrato.

Reparos en el Maga

Atrasa pagos a proveedores

La Contraloría efectuó un reparo en la compra de bolsas alimenticias. Ante ello, Mario Méndez, titular del Ministerio de Agricultura, explicó que el Viceministerio de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Visan) “ya había detectado eso y ayer (el martes) lo hizo de manera oficial el contralor”.

El funcionario indicó que aún está por concluir la auditoría en diversos temas, por lo cual espera que a mediados de julio “tengamos más información, ya que es un trabajo difícil y, de hecho, pedimos la auditoría forense a la Contraloría General de Cuentas”.

“Tenemos a los auditores del ministerio trabajando y, de hecho, no hemos pagado proveedores porque queremos estar seguros de que esos productos se hayan entregado y  recibido”, agregó el ministro.

“Se adeuda a los proveedores. En el Ministerio de Agricultura estamos hablando arriba de Q35 o Q40 millones. Pero antes de realizar el pago, se deben tener los resultados de la auditoría forense”, dijo.

En otras entidades

Falta de transparencia

En la Dirección General de Aeronáutica Civil se revisó el contrato de mantenimiento y limpieza del Aeropuerto Internacional La Aurora, en el que falta la rubricación de la oferta (lo cual incide en que puedan cambiarse las hojas antojadizamente), incumplimiento del oferente en las bases de licitación al carecer  de un plan de trabajo, así como la falta de disponibilidad financiera para contratar el gasto.

En la Dirección General de Caminos, la Contraloría presentó un hallazgo en la ampliación de la carretera de Cocales a Tecún Umán, ya que el evento fue incorrectamente publicado en Guatecompras, lo cual pudo influir en que no se presentaran más oferentes.

Y en la Dirección General de Inteligencia Civil, del Ministerio de Gobernación, la publicación en Guatecompras del evento de compra de vales de combustibles se realizó fuera de tiempo.

Mario Méndez

Ministro de Agricultura

“Antes de realizar el pago se deben tener los resultados de la auditoría forense”.

.
.

Leave a Reply