Home > Nacional > Golpe a clica de extorsionistas

Golpe a clica de extorsionistas

Una llamada telefónica a uno de los propietarios de buses delató a Marcos Daniel Estrada Ortiz, el Shark, como se le conoce, quien tiene 31 años y es el líder de una clica de la Mara 18 denominada Crazy Rich. Sus integrantes, según las autoridades, se dedican a la extorsión y el sicariato.

El error del pandillero, un exconvicto sindicado de varios asesinatos, incluso contra sus propios secuaces, permitió a las autoridades interceptar la comunicación hace una semana. Ayer, junto a otros 29 miembros de la banda, cuatro de ellos menores, el Shark fue capturado.

Entre los aprehendidos sobresale la detención de mujeres. Diecinueve en total, de las cuales tres son menores de edad.

Cinco pandilleros más están pendientes de captura. La Operación Halcón-Rescate de Chinautla, como le denominaron la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP), se extendió hasta Tiquisate, en Escuintla, con la realización de más de 62 allanamientos.

El error

No era común en su modo de operar, pero como cabecilla de un cártel que se encarga de cerrar los grandes negocios, esta vez Estrada Ortiz llamó la atención de los detectives, pues exigía Q50 mil como adelanto de la extorsión que, según el código de estos grupos de delincuentes, corresponde al Bono 14.

A raíz de este descuido, las fuerzas de seguridad destacaron agentes encubiertos para recabar información de inteligencia sobre sus movimientos, lo que al final los llevó a ubicar su guarida en la avenida Alta Verapaz final,  de la colonia Santa Luisa, en Chinautla. En efecto, allí se hizo efectiva la aprehensión. Al momento de su captura le incautaron una subametralladora Mini-Uzi y una pistola.

El Shark no opuso resistencia, pues supo que su lugarteniente, Marlon Gilberto Pineda Velásquez, el Chocolate, encargado de trasladar dinero, armas de fuego y droga de un lugar a otro, incluso en taxis, también fue interceptado y detenido en el operativo.

De acuerdo con los investigadores, lo que hace Pineda Velásquez se denomina “el paro”, pero además trabajaba como mecánico de aire acondicionado y pintor de casas.

Según la Fiscalía contra el Delito de Extorsión, que coordinó sus acciones con el Ministerio de Gobernación, los capturados son responsables de extorsionar en los sectores de San Ángel, en la zona 2 capitalina, así como en las colonias Santa Faz, Jocotales y Santa Luisa, en Chinautla.

Tanto las acciones de ayer, como las efectuadas en el operativo Rescate del Sur, entre otras, forman parte de un plan de persecución penal estratégica y seguimiento a este fenómeno criminal.

En julio de 2015, se detectó el accionar criminal de la citada clica, lo que ha llevado a la cárcel a unos 89 integrantes. En esta investigación se han efectuado 90 escuchas telefónicas, las cuales han permitido salvar 30 vidas. Sin embargo, 25 organizaciones criminales que se dedican a la extorsión siguen en la mira del MP y la PNC.

Ganancias y crímenes

La acción de las autoridades no se limitó a la detención de personas. Agentes encubiertos de Inteligencia Civil y el MP también decomisaron 28 armas de fuego, entre estas un fusil AK-47. A ello deben sumarse 52 celulares, un arma hechiza, 7 libras de marihuana y Q21,770 en efectivo.

Pero esta última cantidad no es nada, si se compara con lo que se estima recaudaba esta clica: el MP habla de cobros ilegales que ascienden a unos Q2 millones, tan solo en el último año.

Sus principales víctimas son pilotos de taxis y propietarios de buses de las rutas 203 y 204, que circulan de la zona 6 a la Universidad de San Carlos.  Además, conductores de buses de las rutas 4 y 3, que salen de Jocotales, Santa Faz y Chinautla, hacia la zona 5 y la colonia La Reformita, en la zona 12.

Entre las modalidades de cobro a sus víctimas resalta la exigencia de depósitos bancarios. Pero últimamente, ante un mayor seguimiento de las autoridades a ese tipo de negociación, comenzaron a sobresalir los pagos mano a mano, especialmente con pilotos de buses y camiones repartidores.

El 24 de julio se le dio seguimiento a la estructura, cuando recibió de una víctima el dinero de una extorsión. Los detectives descubrieron otra acción, el 30 de octubre de 2015, cuando un pandillero realizó el cobro de una extorsión más.

Y el 9 de marzo de 2016, observaron cómo una extorsionadora recogió el efectivo en un centro comercial.

Las autoridades evitaron la muerte del Yogui, un miembro de la clica, un taxista y un vecino de la colonia San Julián, al interrumpir lo planificado.

El Shark

La vida de un sicario

De oficio sicario y extorsionador. La mayor parte de su tiempo se dedica a este negocio ilícito que le ha significado ingresos millonarios. Su séquito son siete sicarios (matones a sueldo), que se movilizan en carros robados y motocicletas. Su pareja sentimental es Mónica Sucely Hernández, quien se encuentra detenida desde 2013. Las fuerzas de seguridad le atribuyen varios crímenes, entre estos el cometido el 13 de marzo de este año, en la 17 calle A y 16 avenida, zona 6, cuando mató a golpes al pandillero Roberto Ricardo Fuentes Sánchez, de 26, integrante de la Mara Salvatrucha (MS). Fuentes Sánchez habría pagado la osadía de meterse con la jaina (mujer) de uno de los líderes de la clica del Shark. Esa madrugada, el cadáver de Fuentes fue lanzado a la calle desde un automóvil en movimiento.

Desarticulan otra clica en Tiquisate

De once capturados, nueve son mujeres

La Fiscalía de Delitos contra la Vida e Integridad de las Personas, en Escuintla, con el apoyo de la PNC, también capturó ayer a 11 pandilleros señalados de extorsión, en Tiquisate. El operativo se registró simultáneamente con otro que se efectuaba en la capital, aunque sin conexión directa.

Desde septiembre de 2014, las autoridades detectaron una estructura criminal que se dedicaba a extorsionar a los habitantes del lugar. Se trataba de miembros de la clica Latin Family, de la Mara 18, quienes exigían dinero a cambio de respetar la vida de las personas. La investigación duró 10 meses.

En cinco casos detectados, se determinó que en el término de 17 meses los pandilleros registraron 117 transferencias a distintas cuentas bancarias. El total de los depósitos sumaría Q725,287.

Los crímenes contra dos mototaxistas serían los que despertaron la atención de las autoridades.

Uno fue atacado el 19 de septiembre de 2014 y el otro, el 9 de octubre de ese mismo año.

Operativo Despliegue policial

650 policías participaron en los allanamientos.

Extorsiones Cobros anuales

Q2 millones cobraron los pandilleros en un año.

 

Leave a Reply