Home > Pulso > Cepal: Guatemala redujo en 13% la atracción de inversión extranjera

Cepal: Guatemala redujo en 13% la atracción de inversión extranjera

Guatemala recibió un 13% menos de inversión extranjera directa (IED) en 2015 respecto al año anterior, según reveló un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dado a conocer en Santiago de Chile.

De acuerdo con su informe anual La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2016, el país captó en 2015 $1,209 millones, lo que  es inferior en $180 millones (-13%) respecto a los $1,389 millones recibidos en 2014, cifra que se convierte en el máximo alcanzado.

En 2013 había captado $1,295 millones y un año antes la cifra llegó a $1,244 millones, por lo que lo invertido el año pasado en Guatemala se asemeja, aunque un poco más bajo, al monto de 2011,  cuando alcanzó los $1,026 millones. La Cepal remarcó “un descenso particularmente acentuado en los préstamos entre empresas”.

Y agregó que “en los dos últimos años, el sector energético fue el principal destino de la IED, con el 31% del total de las entradas, seguido por las manufacturas con un 16%. El principal origen de estos flujos de capital fue Estados Unidos (29%), seguidos por Colombia (15%) y México (8%)”.

Según el organismo regional, Centroamérica en su conjunto recibió $11,808 millones, de los cuales el 43% fue a Panamá, país que sigue siendo el principal receptor de IED en la subregión. Le siguen Costa Rica (26%), así como Honduras y Guatemala con 10% cada uno.

La Cepal señaló que las mayores caídas de la rentabilidad de la IED se registran en los países con una fuerte presencia de la actividad minera, que en el caso de Guatemala ocupó el segundo lugar, solo detrás de Bolivia.

La IED en Centroamérica aumentó un 6% en 2015 y en el último año los sectores de energía renovable y financiero se han destacado como los principales destinos de las entradas de efectivo en la subregión.

En el sector financiero, el grupo hondureño Ficohsa siguió ampliando su presencia en Centroamérica, de Guatemala, Honduras y Panamá a Nicaragua, gracias a la compra de los activos del banco estadounidense Citibank.

Vistazo interno

El analista económico Paul Boteo comentó que este es un comportamiento registrado prácticamente en toda América Latina y resaltó el caso brasileño, donde la caída del precio de las materias primas ha reducido la atracción de inversiones.

También explicó que “bastante de la inversión extranjera que había venido en los últimos años a Guatemala había sido en la extracción de minerales y la conflictividad que se ha dado en este sector ha hecho que caiga la inversión y muchas empresas ya no vieron atractivo al país”.

Un tercer elemento identificado por Boteo es la crisis política registrada el año pasado, tras la develación de varios casos de corrupción. “Muchos inversionistas estaban muy nerviosos, primero por saber quién quedaría como presidente y segundo por la forma de resolver la crisis del país”, manifestó Boteo.

A esto hay que añadir que en la mayoría de países desarrollados la situación no es muy alentadora y gran parte del capital proviene de esas naciones.

Boteo estima que las perspectivas para este año son bastante conservadoras, ya que no considera un crecimiento alto de IED, porque derivado de la crisis política de 2015 muchos inversionistas aún no ven consolidadas las instituciones del país, lo cual ocasiona ciertas reservas para invertir en Guatemala.

Por aparte, Carlos González, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), considera que el sector donde más ha bajado la inversión es la minería, debido a que la mina Marlin, en San Marcos, está cerrando sus operaciones y en general la conflictividad que hay en varias comunidades está alejando a los inversionistas.

También refirió que el sector eléctrico, que en el pasado había atraído bastante capital, lo que hizo fue modificar la matriz energética ocasionando una baja en los precios de la energía, pero también está generando conflictos en algunas regiones.

Coincidió en que en los últimos años, un sector que atrajo bastante capital, sobre todo colombiano, fue la banca, pero eso fue hace 3 años o más.

“Otro elemento que detiene la IED es la seguridad, con la que todavía hay problemas en el país y es algo que evalúan los inversionistas en el exterior”, afirmó González. “Los problemas que tienen TCQ y la mina La Puya salen al exterior como algo que se está expropiando, independientemente de cómo se realizaron las inversiones”, añadió González.

El experto afirmó que hasta ahora no se conoce una política pública para la atracción de inversión, por lo cual no tiene una certeza de qué puede pasar en este tema durante 2016.

Panorama regional

El gran desplome

La IED cayó en América Latina y el Caribe un 9.12% en 2015 en comparación con el año anterior, hasta unos $179,100 millones, su peor nivel desde 2010, informó la Cepal.

La IED “podría disminuir un 8%” este año, advierte el informe, que matiza que, sin embargo “seguirá siendo un factor importante” para las economías de la región, “por lo que urge atraer flujos de calidad”.

La aversión al riesgo está castigando a América Latina, cuya inversión extranjera directa (IED) podría caer este año hasta un 8%, recalcó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Esta disminución “está relacionada con la caída de los precios de las materias primas, pero también es un fenómeno global (…), no estamos viendo apetito por invertir; hay aversión al riesgo”, declaró Bárcena en rueda de prensa celebrada en Santiago de Chile ayer.

Leave a Reply