Home > Deportes > Nacidas en la piscina

Nacidas en la piscina

La historia inicia con  Karin, madre de la promesa hecha realidad, Valerie Gruest, es la última de ellas  quien a sus17 años estará en Río de Janeiro.  La primera en destacar en la natación guatemalteca y hacer su aparición en los Juegos Olímpicos fue Karin, quien se hizo presente en Los Ángeles 1984, cuando compitió en las pruebas de 100, 200, 400 y 800 metros libre y 100 metros mariposa.
Posteriormente aparece en escena la tía de Valerie, Melanie, quien siguió los mismos pasos de Karin, quien le entrenó y gracias a ella estuvo en las justas olímpicas de Atenas, Grecia en 2004, participando en la modalidad de 50 metros libre.
En el presente y para cerrar el capítulo del Slowing, paulatinamente fue apareciendo Valerie Gruest, hija de Karin.
Valerie con tan solo 17 años, posee marca “A” y 3 marcas “B” para Río-2016, es además la atleta más joven dentro de la delegación olímpica, y tendrá poco tiempo para celebrar, ya que está próxima a graduarse de quinto curso en el Colegio Valle Verde.

Ansiosa llegada
El pasado domingo en el aeropuerto La Aurora, Valerie dijo:  “En septiembre empiezo mis estudios universitarios en Estados Unidos (becada por la Northwestern University en Chicago), por lo que debo cerrar antes de tiempo el quinto curso de bachillerato”, manifestó.
Sobre la proeza lograda en Bahamas, comentó: “Cuando vi el tiempo de clasificación (8:33:28 minutos) no lo podía creer, fue una sensación de satisfacción personal por el sueño hecho realidad. Tantos años de esfuerzo y sacrificio han valido la pena”, expresó Valerie sobre la marca “A” alcanzada el 23 de junio en la prueba de 800 metros libre.
Al tiempo que reconoció: “Iba preparada para el Nacional, el 800 libre era mi primera prueba a la que llegué bien descansada. A los dos días hice la marca “B” en el 400. Todo salió bien”, añadió.
Valerie dijo que sin el apoyo recibido por parte de su entrenadora y madre, Karin, su preparador físico, Alfredo Arias, el colegio Valle Verde, el Club Delfines y al equipo de Acuática Slowing, sus triunfos no serían posibles.
En Río 2016, la nadadora seguirá la huella olímpica de la familia Slowing.
De la trayectoria de Karin Slowing Aceituno en la natación de Guatemala, es hacer también, un recorrido por los más grandes aciertos que ha tenido la natación en nuestro país.
Más de 30 años en este campo y  de su experiencia han surgido los nadadores más destacados que ha tenido Guatemala: Gisela Morales, Bronce Panamericano, Olimpiadas de Atenas 2004 y Beijing 2008.
Un 31 de mayo de 2014, diario Al Día conversó con Karin y entre otras cosas, comentó;  “He trabajado con Guisela Morales y Melanie Slowing, gracias a Dios las dos fueron a los Juegos Olímpicos de Antenas 2004”, explica.
Slowing sueña con ver a su hija en los Juegos Olímpicos, aunque afirma que lo más importante es que sea una mujer feliz y exitosa.
Así, basándose en estas palabras de hace cuatro años, Karin puede decir, “misión cumplida”, porque su retoño Valerie se encuentra clasificada a los próximos juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Leave a Reply