Home > Pulso > Baja ejecución, es el principal lastre del 1er. semestre de gobierno

Baja ejecución, es el principal lastre del 1er. semestre de gobierno

F. Quiñónez y K. de León

El jueves de esta semana se cumplen seis meses de gestión del gobierno de Jimmy Morales. Y en materia económica el lastre de varios casos de corrupción destapados entre abril del año pasado y ahora, y el comportamiento de las principales variables macroeconómicas permiten vislumbrar una situación bastante complicada para las autoridades.

Una de las principales preocupaciones es la baja ejecución del presupuesto de la nación, ya que al ser uno de los motores de la economía no ha permitido que el aparato productivo trabaje a todo vapor.

Según el Sistema de Contabilidad Integrada Gubernamental (Sicoin) del Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), en los primeros seis meses el Ejecutivo ha utilizado el 40.33% (Q28,650 millones) del presupuesto vigente que es de Q71,046.31 millones. Y de lo gastado, el 33% corresponde a pago de salarios, un 25% en transferencias corrientes (las que se entregan a otras instituciones del Estado) y un 18% para pago de deuda. Solo estos tres rubros suman el 76% de lo ejecutado.

El analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), Pedro Prado, también mencionó la baja ejecución como uno de los problemas. “Debe aumentar, especialmente en lo que está relacionado con estructura productiva, es urgente que se concluyan los trabajos que se hacen en reparación de carreteras, puentes y caminos, todo ello para dibujar un entorno más favorable para el ambiente de los negocios, en particular en el área rural”, agregó.

Prado mencionó que se deben reivindicar los procedimientos para que el gasto público pueda dar mejores resultados porque se registraron problemas en la ejecución derivado de las modificaciones a la Ley de Contrataciones.

Adicionalmente, Prado considera que se debe focalizar el gasto social en seguridad alimentaria y salud “porque desafortunadamente vemos que la crisis por la que atraviesa el sistema de salud, en hospitales y centros de atención no se resuelve del todo”. También debe enfocarse en ducación y eguridad que siguen siendo los sectores que deben absorber la atención de las políticas públicas, añadió el analista de Asíes.

Menor producción

Por aparte, el director del Centro de Estudios Económico-Sociales (CEES), Ramón Parellada, dijo que la baja ejecución del gobierno se debe a que la mayoría de funcionarios son nuevos en el cargo y pasaron por el proceso de aprendizaje de gasto y también porque con los casos de corrupción desvelados, recientemente, están más temerosos de lo que firman. Y eso va desde los ministros hasta quienes integran la juntas de licitación.

Sin embargo, este bajo gasto se traduce en una disminución del aparato productivo. De hecho, el producto interno bruto (PIB) del primer trimestre del año refleja un crecimiento de 2.8% respecto al mismo período de 2015 que creció en 5.0%. Tanto que en 2016, este crecimiento es el más bajo de los últimos cinco años, según los datos divulgados la semana pasada por el Banco de Guatemala.

Exceptuando Minas y Canteras, que cayó -12.6%, los demás sectores crecieron aunque a un ritmo bastante lento. Solo el de intermediación financiera lo hizo a dos dígitos (12.6%) y el siguiente más dinámico fue Suministro de electricidad, con 5.2%. El resto creció a niveles inferiores a este porcentaje.

Parellada señaló que el crecimiento del país es bajo comparado con el aumento de la población, por lo que se necesitarán muchos años para duplicar el ingreso per cápita. “Necesitaríamos crecer a niveles entre 8% y 10%, que se puede lograr y una forma de hacerlo es simplificar el régimen impositivo”, afirmó el director del CEES.

Aspectos positivos

Entre las cosas buenas que ha hecho el gobierno en estos seis meses, según Parellada, se encuentra el ordenamiento de las finanzas públicas.

Manifestó que el gobierno debería eliminar algunos gastos no tan prioritarios, sobre todo en la parte social, como la entrega de dinero, fertilizantes, incluso cerrar el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), porque todo ello ha sido un foco de corrupción. “Debería concentrarse en seguridad y justicia y seguir haciendo investigaciones de plazas fantasmas y actos ilícitos”, agregó.

El ministro de Economía, Rubén Morales, manifestó que los resultados son positivos porque aunque el crecimiento de la economía es un poco menor de lo previsto inicialmente y la disminución en el crédito al sector privado así como en el índice de confianza, en el extranjero es bien visto que el país sigue su marcha a pesar de la situación política institucional del año pasado. “No es un logro del Gobierno sino del país y de la actividad productiva como tal”, afirmó.

También resaltó “la mejora en la perspectiva efectuada recientemente por la calificadora de riesgo Moody´s, lo cual obedece en gran parte a la lucha contra la corrupción, así como al control que se está tomando nuevamente en la Superintendencia de Administración Tributaria y los esfuerzos por recuperar la recaudación impositiva”.

Un elemento positivo adicional, según el titular de Economía, es el acercamiento que ha realizado con alcaldes de varios departamentos, como Quetzaltenango, Retalhuleu, Alta Verapaz, Chiquimula, Izabal y Zacapa, a fin de impulsar la dinamización de la economía local.

“Vemos que hay grandes oportunidades; la mayoría de alcaldes han estado muy dispuestos a trabajar y como Ministerio de Economía lo que hacemos es apoyarles para que puedan establecer políticas públicas para el desarrollo local”, manifestó el ministro.

Principales retos

Lo que se debe aprovechar

El ministro de Economía considera como uno de los principales retos para los próximos seis meses el mantener el crecimiento y trasladarle el mensaje a la población guatemalteca, a las empresas y a los trabajadores de que hay grandes oportunidades para el país.

Agregó que “tenemos acuerdos comerciales vigentes con más del 40% del mercado internacional, por lo que hay grandes oportunidades y debemos aprovecharlos”.

A criterio de Parellada, el Estado debe dar señales de que la propiedad se respeta, reforzar el sistema de justicia para que haya certeza jurídica, lo cual atraería más inversión.

“Guatemala tiene que bajar sus homicidios por cada 100 mil habitantes, porque no es posible que siga habiendo noticias de que están matando pilotos, extorsionando a las empresas que distribuyen lo productos o los que tienen sus tiendas en los barrios. Guatemala necesita mucha inversión”, afirmó.

En lo que han fallado  Aspectos negativos

Édgar Balsells, del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac) ve positivo que se venga recuperando las cuentas por cobrar en la SAT, pero aun así considera que no se habla de comenzar a debatir una reforma tributaria y en la formulación del próximo presupuesto se está considerando financiarlo en una buena parte con deuda y no con ingresos tributarios.

A ello añade la controversia de las zonas francas que podría causar el cierre de operaciones de algunas empresas, lo que no se ha tomado con seriedad.

Otro aspecto que resaltó es que el guatemalteco tiene una alta pérdida de poder adquisitivo incluso sin que haya un proceso inflacionario alto. “El Banguat dice que no hay un proceso inflacionario pero algunos productos como el gas propano, aguas gaseosas, bebidas y los vinculados a las telecomunicaciones, por su carácter de monopolio, han venido subiendo los precios”, comentó.

Y aunque no es algo relacionado con el ejecutivo, Balsells mencionó que “se está observando una gran cantidad de alcaldes con problemas en la Contraloría de Cuentas y en los tribunales por actos de corrupción, por lo que habría que buscar otros medios para canalizar la inversión pública”.

2.8 por ciento creció la economía guatemalteca en el primer trimestre.

Rubén Morales

Ministro de Economía

“La mejora en la perspectiva efectuada recientemente por la calificadora de riesgo Moody´s, lo cual obedece en gran parte a la lucha contra la corrupción”.

9-

Leave a Reply