Home > Pulso > Abogan por unión de CA en producción de cacao

Abogan por unión de CA en producción de cacao

El Istmo representa el 0.22% de la cosecha mundial de chocolate.

Productores de cacao y expertos en la materia coincidieron en que Centroamérica debe producir y promover su producción de cacao fino de manera unificada para hacerse sentir con más peso en el mercado mundial.

.

La representante regional para Centroamérica y Haití de la organización Lutheran World Relief, Jennifer Wiegel, explicó que “Centroamérica a nivel mundial es una gota” con lo poco que produce de cacao, y considera que hay muchas iniciativas que los centroamericanos deben trabajar de manera unificada.

Wiegel participó la semana pasada en el Segundo Foro Centroamericano de Cacao en San Pedro Sula, en el norte hondureño, y representa a una organización que impulsa un proyecto individual en El Salvador, Honduras y Nicaragua, y otro de carácter regional a favor de la producción de cacao en Centroamérica.

En su opinión, temas como el de la calidad del producto, investigación, tecnología digital, comercialización e intercambio de información de campo, por ejemplo, se deben trabajar como región, no a título individual como país.

Añadió que los centroamericanos deben “compartir avances” en una región en la que “el cacao se mueve mucho” y promover su producción de manera unificada.

A manera de ejemplo citó que Honduras y sus vecinos no podrían competir con países productores de América del Sur como Perú.

El potencial

En el caso de Centroamérica, Wiegel dijo que debe diferenciarse “no por volumen, sino por la calidad” de su cacao y los países “aprender y colaborar unos con otros” .

Señaló además que los Gobiernos de la región pueden hacer más a favor de los productores, que en su mayoría trabajan pequeñas parcelas.

Wiegel recordó que en el Caribe, República Dominicana exporta un cacao de mucho más valor que los países de Centroamérica, donde el sector se está abriendo campo en áreas con pocas oportunidades para sus habitantes, principalmente en el Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), países con mucha migración hacia Estados Unidos.

En ese sentido, subrayó que el cacao puede contribuir a frenar el flujo migratorio de los países del norte de la región.

En el caso de El Salvador, dijo que la producción de cacao también puede representar un negocio para muchas familias del sector rural y evitar que los jóvenes se involucren en pandillas o maras.

Ventajas del cultivo

Wiegel, socióloga de profesión, pero ligada desde hace unos 15 años a la actividad agrícola, destacó que el cacao es un producto que, por ser amigable con el ambiente, puede competir y desplazar a otros como la palma, granos básicos y la ganadería, que implican daños por el uso de químicos y un alto consumo de agua.

La especialista en cacao de la organización VECO Centroamérica, Melba Navarro, señaló que de la producción mundial de cacao el 72% está en África, mientras que Latinoamérica aporta el 18% y el resto en Asia.

Añadió que de los cuatro millones de toneladas que se producen a nivel mundial, Centroamérica, con el potencial que tiene para un buen cacao, con un chocolate que tiene su origen en la región mesoamericana, apenas representa el 0.22%.

Navarro también considera que Centroamérica debe promocionarse unida en su producción, promoción y exportación de cacao fino.

Agregó que la producción de la región “es sustentable en lo ambiental, social y económico, mientras que en África hay muchos problemas, como el uso de químicos, mano de obra infantil y la esclavitud, temas en los que los consumidores en el mundo se han interesado y rechazan”.

En el ámbito internacional se logró establecer que para el año 2020 toda la producción mundial de cacao sea sostenible, aunque en el caso de África “es difícil, conociendo el contexto social”.

“Es allí donde Centroamérica y Latinoamérica en general tienen la posibilidad de potenciar su producción de cacao fino”, expresó Navarro, de nacionalidad nicaragüense.

En Centroamérica el 90% de la producción de cacao está en manos de pequeños agricultores que representan globalmente a 26 mil familias que cultivan aproximadamente 27 mil hectáreas o 9,175 toneladas del grano, acotó.

.
.

Leave a Reply