Home > Pulso > Se estima que salarios nominales subirán

Se estima que salarios nominales subirán

Propuesta   Las empresas deben adoptar la administración de riesgo ante desastres

Salario  Estimamos que los salarios nominales volverán a subir este 30 de diciembre 2016. La tasa, si es similar a la de los años anteriores crecerá entre un 3-5% para todas las actividades económicas. El acuerdo lo firmará la ministra de Trabajo, Aura Leticia Teleguario Sincal, y saldrá publicado en el Diario de Centro Amèrica, posiblemente el último día hábil del año. Subirá muy probablemente porque Teleguario Sincal y el Presidente Jimmy Morales buscan beneficiar al sector laboral y no causar polémica, al no velar por los intereses de los sectores laborales del país.

Subirá posiblemente hasta un 5 por ciento de la tasa del 2016, porque el presidente Jimmy Morales, cree que, con complacer a la fuerza laboral, su popularidad se mantendrá, en especial con las personas que votaron por él y su partido. Este aumento en el salario mínimo, presionará al sector productivo nacional, y logrará que más empleos se pierdan al sector informal. La ministra, estimó en 2016, que el sector informal en Guatemala, llegaba a un 86%.

Otro aspecto negativo es que cada incremento del salario mínimo, incrementa el gasto de funcionamiento del sector gubernamental, y que el sector gubernamental, no genera productividad para el país. En 2017, el Presupuesto aumentó en más de un 10 por ciento y es la primera vez desde el gobierno de Álvaro Colom que un presupuesto aumenta tanto. Lejos de estabilizar y crear las condiciones para mejorar la economía, el Gobierno Central, únicamente logra con políticas de salario mínimo, que Guatemala, sea un país menos atractivo para la inversión y el empresario no busque generar nuevos empleos por los altísimos costos asociados con cada una de las plazas de trabajo.

Cuatro sindicatos autorizados en un día

En la sección legal del Diario de Centro América, de ayer, 26 diciembre de 2016, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social autorizó cuatro sindicatos, uno para una institución gubernamental y los otros tres para el sector privado. Si bien es cierto el derecho a la libre asociación es deseable y constitucional, los sindicatos tienden a reducir la productividad tanto en las instituciones como en las empresas privadas dónde laboran. Los sindicatos autorizados son: el Sindicato Nacional de Tramitadores de Guatemala, SINATRAGUA, el Sindicato de Trabajadores de la Contraloría General de Cuentas, Frente Democrático Sindical (FDS), el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Bimbo de Centro América, Sociedad Anónima, SITRABIMBO, y el Sindicato de Moto Taxistas y Similares de Santo Tomás Chiché.

Irrenunciabilidad de los Derechos Laborales. No genera más productividad porque nuestro país, en la Constitución Política de la República, establece en su artículo 106, la Irrenunciabilidad de los Derechos Laborales. “Serán nulas ipso jure y no obligarán a los trabajadores, aunque se expresen en un contrato colectivo o individual de trabajo, en un convenio o en otro documento, las estipulaciones que   impliquen   renuncia,   disminución, tergiversación   o   limitación   de   los   derechos reconocidos a favor de los trabajadores en la Constitución, en la ley, en los tratados internacionales   ratificados   por   Guatemala,   en   los   reglamentos   u   otras disposiciones relativas al trabajo.”

Como los aumentos son por decreto, y no por mérito o por productividad, la legislación laboral encadena a los empleados con sus empleadores. El pasivo se paga únicamente si el empleado es despedido, y por este pago, muchos empleados permanecen en trabajos que detestan todas sus vidas y ocurre lo mismo con las empresas y los empleados.

El industrial Víctor Suárez, estimó en una presentación del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) que los costos asociados al empleado llegan en Guatemala a un monto de casi 1.7 veces lo que se le paga de salario mensual. Luego entidades como Fundesa, no sorprenden, cuando indican que, en nuestro país, solo se generan 35 mil nuevas plazas de trabajo al año. Sin flexibilidad, sin productividad estamos perdidos Para que una economía pueda prosperar es necesario que en Guatemala puedan existir horarios flexibles, salarios flexibles y personal de tiempo parcial que no se contemplan y tampoco los permite el Código de Trabajo vigente.

Es más honesto revaluar el Quetzal

En 2016, el Quetzal se revaluó un 1.1%, según el Banco de Guatemala, Banguat. Es más directo que tanto la Junta Monetaria como el Banguat, no intervengan para detener las revaluaciones cíclicas del Quetzal porque una moneda nacional fuerte, le da un mayor valor adquisitivo al guatemalteco, sin necesidad de medidas como las del Salario Mínimo. Sólo si se revalora nuestra moneda, los guatemaltecos pueden sentir un alivio a la escalada de precios en los productos y servicios que consume.

 

Leave a Reply