Home > Columnas > Calendario astronómico 2017

Calendario astronómico 2017

edgar-castro

El año 2017 ha sido esperado por los astrónomos aficionados desde hace mucho tiempo, porque trae un eclipse total de Sol que ocurrirá el 21 de agosto, visible en Estados Unidos, y el cual atravesará ese país en diagonal, de noroeste a sudeste. Probablemente sea el eclipse más visto y divulgado de la historia, ya que pasará por decenas de ciudades que cuentan con tecnología para transmitirlo por tv y redes sociales.

Hay muchos aficionados preparando viaje para estar en alguno de los numerosos puntos donde pasará la umbra y tener la oportunidad de ver la extraordinaria desaparición del Sol por 2 minutos y 20 segundos, tiempo en el cual también se observará brillar las estrellas en una extraña noche que se forma en pleno mediodía. Los que vimos el del 11 de julio de 1991 podemos dar fe que es algo sobrecogedor. En Guatemala también se observará este eclipse, pero de forma parcial, es decir, que la Luna no cubrirá todo el disco solar, sino que solo un 40%. Por lo tanto, no habrá oscuridad total.

Esta circunstancia hará que el eclipse sea peligroso para ver y bajo ningún motivo se podrá ver sin filtros o anteojos especiales. Los anteojos ahumados o con protección ultravioleta NO SIRVEN para ver este eclipse. Los únicos son los que están certificados con el estándar ISO 12312-2:2015 que filtran las radiaciones solares dañinas al ojo. Las asociaciones y clubes de astronomía, estudiantes de Astronomía tendrán un papel importante en la campaña de divulgación para ver el eclipse con seguridad, porque esta será una observación de alto riesgo para la vista.

Es importante leer todo lo posible sobre cómo se deben observar los eclipses solares. Pero en 2017 también habrá otra observación espectacular, que es un eclipse anular de Sol, aunque no será visible en Guatemala y Centroamérica. Hablamos del 26 de febrero de 2017, el eclipse anular de Sol cuya ruta atravesará Chile y Argentina, siendo estos los únicos países donde será visible en tierra firme. Un eclipse anular ocurre cuando la Luna no logra cubrir el 100% del disco solar, quedando alineada en el centro y dejando un anillo de fuego a su alrededor.

También es una de las observaciones peligrosas para la vista, pero atrae a muchos astrónomos por el fulgor del anillo que se forma a su alrededor. En eclipses de Luna no nos irá bien, pues, aunque habrá dos, el primero, que ocurre el 11 de febrero, será penumbral y este tipo de eclipse no se puede distinguir con instrumentos de aficionado. El otro será un eclipse total de Luna que ocurrirá el 7 de agosto, pero solo será visible en Europa, Asia y África.

Tome en cuenta que estos solo son fenómenos ya “programados” por las leyes de la gravitación universal, pero siempre hay sorpresas. Las sorpresas nos las dan los cometas, asteroides y otros objetos que no se pueden conocer con anticipación, como pasó con el meteoro del 29 de diciembre pasado, que resultó ser un cohete espacial chino que falló durante su lanzamiento y cuando iba cayendo pasó sobre Guatemala. Por eso hay que estar atentos. ¡Les deseo cielos despejados!

Leave a Reply