Home > Editoriales > Día Internacional de la Libertad de Prensa

Día Internacional de la Libertad de Prensa

editorial

Ayer se conmemoró e l Día Internacional de la Libertad de Prensa, en el marco de dicha celebración es oportuno citar la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, concretamente en su artículo 19 que fundamenta la norma que todo individuo tiene la libertad de opinión y expresión. El mismo artículo consagra el derecho que todo ser humano tiene a no ser molestado por sus opiniones, a investigar, a recibir informaciones, opiniones y a difundirlas sin limitación de fronteras por cualquier medio de expresión.

Tal principio se materializa de conformidad con el ordenamiento jurídico positivo vigente, en el artículo 35 de la Constitución Política de la República de Guatemala. La celebración reviste importancia ya que aparte de constituir la oportunidad para practicar los principios de la libertad de expresión, también resulta oportuna para evaluar la situación de los medios de prensa en el mundo para defender el derecho a la independencia de la comunicación, cuando este se vea amenazado y para recordar a todos los periodistas fallecidos en el ejercicio de la profesión o como consecuencia del cumplimiento de su deber.

Uno de los casos más recientes en nuestro país es el de los dos colegas periodistas asesinados en Mazatenango, entre otros. Efectivamente, el derecho a la libertad de opinión y expresión fundamenta el ejercicio de la libertad de prensa, que no es otra cosa que el derecho al libre ejercicio del periodismo. No obstante, resulta curioso analizar que actualmente la práctica profesional del mismo ha ido mutando de escenario y de acto- res protagónicos. Hace algunos años el ejercicio del periodismo estaba reservado para algunos pocos privilegiados, quienes con mentes ágiles y dedos veloces, cumplían diariamente la apasionante labor de trasladar la información a las páginas de los medios impresos cómo a través del espectro radial. En la actualidad cada ciudadano que porte un teléfono celular con redes sociales, tiene inmediato acceso a los escenarios donde se produce la información en distintos formatos, pero contrario al pasado, hoy cada ciudadano cuenta con la capacidad de responder y comentar cada publicación de manera inmediata.

Más allá de la evolución de los medios digitales y la velocidad e inmediatez que aportan al fluido informativo, este día de celebración debe ser acompañado de una reflexión sobre la independencia de los medios de comunicación y una exhortativa a quienes ejercen la noble labor de informar de manera digna y de conformidad a los principios de la ética, transparencia, objetividad, profesionalismo y entrega denodada, recordando que la verdad no tiene color ni dueño, pero que la misión de los buenos periodistas es sacarla de la oscuridad a la luz, caiga quien caiga y le pese a quien le pese, en favor de la construcción de un Estado sólido de derecho.


 

Leave a Reply