Home > Columnas > ¿División de poderes?
NUEVO

Al tenor del artículo constitucional 141: “La soberanía radica en el pueblo quien la delega, para su ejercicio, en los Organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial. La subordinación entre los mismos, es prohibida.” Pero ¿cuán exacto es su enunciado?

Antonio Carlos Pereira Menaut (Lecciones de teoría constitucional, 2ª. Edición, EDERSA, Madrid, 1987), recordando las enseñanzas de prestigiosos constitucionalistas como Karl Lowenstein, Geoffrey Marshall y Manuel García Pelayo, afirma –con justificada razón—que: “Es innegable que la separación de poderes está en crisis y ha sido sobrepasada por la realidad. Sin embargo, todavía parece menos mala que su ausencia absoluta y formal, puesto que, por ahora, seguramente no será sustituida por alguna otra mejor salvaguardia de la libertad, sino por el poder puro y creciente.” Y hace notar que no en todos los países esta idea ha corrido la misma suerte y que fue el caso Watergate, en los Estados Unidos de América, el que puso de manifiesto que “Probablemente ha sido en los Estados Unidos donde menos mal han ido los acontecimientos, dentro de la actual crisis, pues los Estados Unidos son el país clásico de la división de poderes y su forma de gobierno presidencialista parte.”

El tema presenta también otra faceta. Continúa diciendo: “Tampoco los tres poderes han tenido idéntica fortuna. En términos comparativos ha sido el legislativo el que ha perdido más terreno, mientras el judicial se ha mantenido mejor (particularmente en los países judicialistas) y ello era lógico, pues es el que más probabilidades tenía de no dejarse arrastrar por la vorágine, siendo al mismo tiempo el que menos tenía que dominar a los otros, el más fácilmente “separable” o aislable.”

A juicio del profesor español: “esta vieja y obsoleta teoría de la separación de poderes aún es mejor que nada” y aunque “la crisis de la división de poderes es, en realidad, la misma de la Constitución, aunque con matices propios […] el sentido común sugiere no arrojar las actuales instituciones por la borda sin tener un recambio asegurado.”

Leave a Reply