Home > Vida > Cocina > Cocina al Desnudo > Futuro Vivo, un ejemplo de difusión de nuestro legado que debemos imitar

Futuro Vivo, un ejemplo de difusión de nuestro legado que debemos imitar

#CocinaAlDesnudo

.

14a Feria Cívico-Cultural

“Guatemala, un misterio por descubrir”

Es fascinante cómo el entusiasmo de las madres misioneras de la Fundación FUTURO VIVO* pueden crear una vivencia que te llega al alma y te transforma, que te hace sentir orgulloso de vivir en esta tierra. La identidad colectiva y la autoestima global son dos conceptos que suenan simples, pero que son profundos, pues son el cimiento de una sociedad. En mi opinión, para que una cultura se afiance, crezca y pueda ser heredable, se debe fomentar el civismo, el conocimiento de su historia, cultura, arte y gastronomía. Solo podemos amar lo que conocemos.

Hace dos fines de semana, gracias a la invitación de mi amigo Pablo Ximénez, asistí como juez a la feria cívico-cultural FUTURO VIVO. Ésta se realizó en la explanada del estacionamiento, llamado del hoyo, de la Universidad Rafael Landívar. Las religiosas del comité organizador de FUTURO VIVO y la Municipalidad Auxiliar de la Zona 16, junto con familias de las aldeas y comunidades vulnerables aledañas a la Zona 16, organizan un festival maravilloso, lleno de vida, aromas, colores y sabores, con el objetivo de resguardar nuestras tradiciones. Los organizadores me recomendaron que llegara puntual a las 8 de la mañana, para que disfrutara del evento completo. Según yo, iba a ser una actividad de unas tres horas, pero me había equivocado. ¡Disfruté durante más de 9 horas junto a estas familias y mis colegas del jurado! Fue un evento realmente épico.

En cada edición de esta feria, (que este año cumplió 14 años) a las familias se les adjudica un tema cívico, y las comunidades que deben investigar y replicar.

Las mujeres hacen talleres de investigación para replicar una cultura en base a su gastronomía ancestral. Los hombres construyen altares cívicos, los cuales servirán de escenografía para la puesta en escena de cada justa culinaria. Además, como complemento, se montan escenas de teatro y un concurso de Rabin Ajaw en versión infantil y adolescente.

Parecía que estábamos en una feria internacional de turismo, con réplicas de pirámides enramadas, iglesias coloniales, cuevas… ¡tenían hasta un teatro!

Las comunidades replicadas y los correspondientes platillos fueron:

Sector Comunidad replicada Platillo
Campo Seco 2

Samayak, Suchitepéquez

Cho’Jin de res
Centro Santa Cruz Verapaz, Alta Verapaz Tzu Pimbil
Ciudad Vieja 1 San Pedro Sacatepéquez Costilla en Amarillo
Campo Seco 1 Municipio La Esperanza, Quetzaltenango Quichón de Pato
Ciudad Vieja 2 Mayejak – Alta Verapaz Caldo de Cerdo ahumado

Cada grupo representó un rito de la comunidad que replicaban:

RITOS REPRESENTADOS
AGRADECIMIENTO A LA APERTURA DE LA FERIA CONCEPCIÓN – SAMAYAC, SUCHITEPÉQUEZ
NAHAMUN, RITO AL SOL Y DANZA DE LAS GUACAMAYAS – SANTA CRUZ VERAPAZ, ALTA VERAPAZ
RITO DE BODA MAYA – SAN PEDRO SACATEPÉQUEZ, SAN MARCOS
AGRADECIMIENTO COMUNITARIO – MUNICIPIO LA ESPERANZA, QUETZALTENANGO
PERMISO A LA TIERRA, MAYEJAK – ALTA VERAPAZ

 

Cada grupo que nos recibió hizo su mejor esfuerzo para atendernos como huéspedes distinguidos. Cocinaron con esmero, cariño y pasión, guardando el patrimonio culinario de la mejor manera, tomando en cuenta cocciones, sabores, texturas y aromas.

Todo ello circundado por una atmósfera de fiestas patrias, música, incienso, flores, mesas de gala y las mejores vajillas, cada una según su concepto.

Debo decir que esta experiencia culinaria me impresionó sobremanera por la excelente organización y montaje, que supera a otros festivales gastronómicos a los que he asistido en nuestro país. Creo que es importante seguir el ejemplo y replicar lo bueno.

Este evento me llegó al corazón, ya que era vivir tangiblemente parte de lo que desea, quiere, y pretende ser el proyecto de turismo gastronómico sostenible The Mayan Cuisine.

Los tres objetivos de esta feria son:

  1. Incentivar amor por la patria, civismo y arraigo a nuestras raíces culinarias.
  2. Hacer comunidad, uniendo a las familias e instituciones, como promueve la Municipalidad Auxiliar de la Zona 16, dirigida por el ingeniero Nery Llamas y su equipo.
  3. Esta actividad sirve también como clausura de los chicos de sexto grado de primaria, quienes hacen una comparsa fantástica con quema de toritos, disfraces y un entusiasmo tal, que cuando sentimos, todos los miembros del jurado terminamos bailando con los chicos como en una fiesta de cofradía.

Al final del concurso se llevó a cabo la premiación de los altares cívicos y de los platillos por categoría. Los tres primeros lugares fueron para:

Sector Actividad Culinaria  Comunidad a imitar  Medalla
Campo Seco 2 Cho’Jin de res Samayak, Suchitepéquez ORO
Centro Tzu Pimbil Santa Cruz Verapaz, Alta Verapaz PLATA
Ciudad Vieja 1 Costilla en Amarillo San Pedro Sacatepéquez BRONCE
Sector Actividad Cultural Medalla
Ciudad Vieja 2 Ritos Mayas ORO
Campo Seco 2 Popol Vuh PLATA
Centro y Ciudad Vieja 1 Cruz Maya BRONCE

Es mi deseo incentivar esta feria y otros festivales similares en lugares públicos, para generar impacto en otros estratos sociales y en otras instituciones, para que aprendamos a valorar y amar más nuestras raíces históricas, cívicas y culinarias, y crear un tejido entre todas las capas sociales, para que todos nos sintamos orgullosos y agradecidos de pertenecer a esta tierra maravillosa, llena de contrastes, aromas, colores, razas y formas de pensar, todas bajo una herencia gastronómica que vale la pena resguardar.

Mi anhelo, después de participar en esta feria, es que en el 2019 la celebremos en la Plaza Central de Ciudad Cayalá.

*FUTURO VIVO

El Programa Comunitario Futuro Vivo, dirigido por las Hermanas Carmelitas de la Enseñanza Misioneras, quienes apoyan a las comunidades de las zona 16 y 12 de la capital, a las aldeas de Samac, Cobán, Alta Verapaz, desde hace 21 años, brindando educación gratuita, integral y de calidad a nivel pre primario y primario, así como orientación nutricional, salud, prevención del riesgo social, etc.

Con el objetivo de recaudar fondos para apoyo del funcionamiento del plantel, se realiza esta feria cívico-cultural, la cual es preparada por los padres y madres de los niños que asisten a Futuro Vivo.

Con casi dos meses de trabajo previo, los padres elaboran una presentación sobre el tema seleccionado, en el cual deben investigar y luego plasmar con reciclaje todo lo que requiera realizar para la presentación hacia los jueces y asistentes.

Las madres de familia, en cambio, además de preparar un espacio ambientado a la temática, elaboran platillos regionales de Guatemala, los cuales se venden para recaudar los fondos para Futuro Vivo. Estos platillos son presentados para jueces que, previo a una selección, invitan para elegir al platillo ganador.

Esta edición de la feria cívica, la temática fue “Guatemala, un misterio por descubrir”. Todos sabemos que hay muchos secretos que guarda nuestro país, sin embargo hay poca información disponible. Ese fue el reto de los padres y madres de familia, investigar y compartir la información a través de la presentación de ritos, ceremonias, cruz maya, nahuales y Popolh Vuh. Además, las madres prepararon los platillos: Quichón de pato, Tzu Pimbil, Caldo de cerdo ahumado, Chojín de res y Costilla de cerdo en amarillo; platillos que durante ceremonias y ritos se consumen como agradecimiento a los invitados a las mismas.

Otro de los objetivos primordiales es fomentar el fervor patrio y amor por Guatemala, es por eso que luego de las presentaciones de platillos típicos y representaciones de los temas, invitaron a un grupo de baile folclórico, “Grupo Zoel Valdés”, una pareja de hermanos de Santa Rosita, Zona 16. Las maestras de pre-primaria realizan un certamen de la Rabin Ajaw, entre otros actos tradicionales como la quema del torito, para finalizar con la premiación de padres y madres de familia.

Equipo ganador de la medalla de ORO, Sector Campo Seco 2. Con el platillo Cho’Jin, replicando a la comunidad de Samayak, Suchitepéquez

Agradecimientos especiales:

Ana María Palmieri por ser siempre mi ángel guardián de la ortografía y redacción. Sin su ayuda cada semana sería imposible esta columna.

A las madres de Futuro Vivo: Savina Almonte, Eutilia Sáenz, Altagracia Pascual y Caty De la Cruz, por su empeño, dedicación, enfoque y trabajo en equipo que promueve nuestro patrimonio culinario y el rescate de tradiciones para sus comunidades. Son un ejemplo de emprendimiento para toda Guatemala.

Gracias a mis colegas jueces los chefs, Fabiola Pereira de Giraud, Claudia Ramírez, Roberto Méndez, Billy Hardersy Elliot Ramírez por su compañerismo y entrega en compartir con las comunidades, y en la calificación de los platos ganadores.

A mi gran amigo Pablo Ximénez por haberme invitado a participar como parte del jurado calificador y haberme abierto los ojos a un Futuro Vivo y por habernos proporcionado tan magnificas fotos.

A mis amigos y colegas los chefs Tati Orellana y Kenny Aldana por ser fuente de inspiración y creatividad en mi diario andar entre fogones.

A mi familia por su apoyo incondicional, tolerancia, paciencia, comprensión y por sobre todo su amor. En especial a Isabella Quintana Montes de Oca por ser un ser humano extraordinario, que con su alegría de vivir me inspira y me motiva a llegar cada vez más alto.

 

.
.