Home > Columnas > Día de la resistencia indígena

Día de la resistencia indígena

#TanmiTnam

.

Hay hechos históricos cuyas consecuencias marcan por siglos o miles de años lo que puede ser el futuro, por ejemplo, el caso de las invasiones. La historia registra en algunos casos la crueldad con que se ejecutan, donde la misma historia solamente registra la visión de los invasores y desconoce permanentemente el impacto de la invasión en la vida de los pueblos invadidos. El 12 de octubre de 1492 es la fecha que ha recibido varios nombres en Guatemala. Hace algunos años, celebraban como el Día de la Raza, luego otros sectores decían que era el día de la hispanidad, también se dijo que era el encuentro de las culturas. Últimamente, para los pueblos originarios es el día de la resistencia.

Antes de la venida de Cristóbal Colón, estas tierras de Abya Yala estaban ocupadas por varios pueblos con cultura, instituciones, un conjunto de práctica y valores que regulaba su relación con el entorno inmediato y tenían idioma propio. El Pueblo Maya y el Pueblo Xinka ya ocupaban estas tierras, posteriormente los garífunas.

La invasión de España significó entre otros hechos la aparición de enfermedades desconocidas, apropiación de recursos naturales con la aprobación de la Iglesia Católica, imposición de trabajos duros, esclavitud para sostener la economía de los que llegaron, imposición de la religión y de las normas para la solución de conflictos entre personas y entre pueblos.

Para los pueblos originarios de Guatemala, el 12 de octubre, es una fecha que cada vez requiere estudio y análisis de datos e información que permita la comprensión de aquel acontecimiento, estudiar con profundidad lo que pasó al momento de la invasión y su continuidad durante la vida colonial,  la fundación del Estado bajo el control de un solo pueblo en deterioro de la vida de los pueblos originarios, las revoluciones que se han olvidado de los pueblos originarios y qué se ha conseguido con los Acuerdos de Paz.

Es necesario que los especialistas en ciencias políticas, económicas, culturales, lingüísticas y en temas históricos estudien el estado actual en que se encuentren los pueblos originarios, qué dicen las leyes del país, qué contenidos aplican las políticas que orientan la ejecución de los servicios públicos, cuál es el pensamiento y la práctica de la educación escolar en todos los niveles en nuestro país que es multiétnico y multilingüe. Gracias a la resistencia como pueblos indígenas es que en Guatemala todavía vivimos los pueblos originarios que hemos sufrido el impacto de la invasión y de las estructuras del Estado actual que mantiene principios y prácticas que no se pueden salvar de la discriminación, el racismo y la exclusión en todas sus manifestaciones.

Después de varios siglos de sufrimiento por la exclusión, es importante que los pueblos de Guatemala cuenten con el apoyo de los gobiernos en turno para el fortalecimiento de su identidad cultural, el uso de los idiomas en servicios públicos, reescribir la historia donde se encuentre la historia de todos y propiciar las condiciones que permitan vivir plenamente. Ya es tiempo que el liderazgo de los pueblos asuma la construcción del proyecto común que tome en cuenta todas las personas, la representatividad de los pueblos y posicionar la práctica de valores que orienten las políticas y estrategias que propicien la paz, la justicia, la interculturalidad, la inclusión y la democracia. Ya es tiempo de usar el debate, el diálogo, la construcción conjunta de propuesta que hagan viable el respeto a cada pueblo y que entre todos se diseñe el desarrollo integral y sostenible que se anuncia.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.