Home > Columnas > EL ALZA A LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES, UN DETONANTE

EL ALZA A LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES, UN DETONANTE

#GuatemalaAlRescate

.

Ya sea gasolinas, diésel o gas, todos estos combustibles han tenido variaciones y un alza en sus precios de manera impactante y significativa para nuestros bolsillos, lo que representa un riesgo ya que esto tiene un impacto en lo social y en lo económico; sin lugar a dudas,  la economía en general está siendo afectada y de igual manera  la economía familiar,  los incrementos a los combustibles han propiciado que se encarezcan  los costos de venta de los productos finales al consumidor  y se incremente la tarifa del transporte público afectando básicamente la economía familiar.

En nuestra vida diaria los ciudadanos hacemos uso del combustible de múltiples  formas,  en un primer caso, su utilidad no sólo es en los medios de transporte personal o familiar, como lo es en el caso de los automóviles y motocicletas, como también en el caso del transporte público con los buses tanto urbanos como extraurbano, y en el hogar con el consumo de luz, agua, gas, alimentación, etc., y sin lugar a dudas, al incrementarse los precios de los combustibles, se afecta nuestro presupuesto familiar porque se encarecen los servicios y los productos de consumo diario.
Por cada galón de combustible los usuarios pagamos por la gasolina super Q.28.74, por la regular Q.27.55 y por el diesel Q. 24.76, precios que se reflejan en la capital, en los departamentos más alejados estos son más altos, y los impuestos de distribución de derivados del petróleo que pagamos los consumidores por cada galón de gasolina superior es de Q4.70; de regular, Q4.60; de aviación, Q4.70; y por diésel y gas oil, Q1.30, según el decreto 38-92.

Ahora bien estos impuestos están destinados para el mantenimiento de la red vial del país, lo que no se cumple, y a la fecha las carreteras están completamente destrozadas, lo que hace que el transporte pesado tenga mayor cantidad de gastos por tiempo hora de movilización, mantenimiento e incremento de gasto de combustible, de allí que siendo el diesel el combustible que más utiliza la industria y el transporte pesado, el gobierno central debería de enfocarse en reconstruir la red vial y subsidiar en parte el precio del diesel para que los precios a los consumidores finales de productos varios no se incrementen ni se aumenten los precios de los servicios de transporte público, lo cual sería de gran ayuda especialmente a las familias con ingresos limitados y un presupuesto familiar ajustado.

Otra posible consecuencia del alza del precio de los combustibles ya se está sucediendo al enfrentarse usuarios del transporte público con transportistas por el incremento del pasaje, por otra parte, existe la posibilidad de que, comerciantes inescrupulosos, pretendan acaparar productos y especular con los precios, aunado a esto el incremento del contrabando en general y en especial el de combustibles en áreas fronterizas en detrimento de la economía y del propio Estado.

El gobierno central no debe de desatender este problema del alza de precios en los combustibles, ya que está afectando la economía en general, pero en especial el presupuesto familiar, lo que puede desembocar en problemas sociales innecesarios, por lo que es importante que el Ministerio de Energía y Minas, Ministerio de Economía y otros, vigilen y supervisen el comportamiento de los precios y no permitan las alzas inmoderadas, así como, poner las denuncias respectivas de cometerse hechos ilícitos.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.