Home > Columnas > Guatemala tráfico, consumo y cultivo de drogas

Guatemala tráfico, consumo y cultivo de drogas

#Petardo

.

El narcotráfico es el comercio de sustancias tóxicas, que engloba la fabricación, distribución, venta, control de mercados y reciclaje de estupefacientes, adictivos o no, potencialmente dañinos para la salud (conocidos comúnmente como drogas).

La mayoría de las legislaciones internacionales prohíben o limitan el narcotráfico, con penas que incluyen la ejecución por diversos medios, aunque esto varía en función de la sustancia y de la legislación local. Un estudio de la ONU indica que “el tráfico global de droga generó aproximadamente 321.6 miles de millones en 2003”.  Esta cifra sería el 1% del producto interno bruto global en 2003. El consumo de drogas está extendido de manera global. Grupos ilegales, mafias o también denominados carteles gestionan la cadena de suministro.

Los cárteles varían en tamaño, longevidad y organización, dependiendo de la sustancia, rentabilidad y volumen de cada proceso. En la parte superior de la jerarquía de estas organizaciones se encuentra el jefe del cartel, que controla la producción y distribución de la sustancia. Estos junto con los intermediarios financieros, blanquean los capitales obtenidos de actividades ilegales graves. En la parte inferior de la jerarquía se encuentran los traficantes callejeros de bajo rango, quienes a veces son consumidores de drogas ellos mismos y sufren drogodependencia, también llamados “camellos”, “jíbaros” o “dealers”.

La Primera Guerra del Opio supuso el primer conflicto internacional relacionado con el narcotráfico. Inglaterra protegió con su armada el tráfico de opio entre la población general de China, algo que era ilegal por decreto imperial. Los chinos llevaron el opio a México por el puerto de Mazatlán y se dieron cuenta rápidamente de que las condiciones climáticas de Sinaloa permitían el cultivo de esta planta. Así fue como se iniciaron las primeras rutas de narcotráfico hacia los Estados Unidos por territorio mexicano.

El gobierno de los EE. UU. se ha comprometido plenamente en la lucha contra el narcotráfico. El gobierno federal estadounidense es un antagonista muy enérgico de la industria de droga, y se rige de acuerdo con las normas internacionales con respecto a la legalidad e ilegalidad de las drogas. Uno de los ejemplos más controvertidos es el Plan Colombia.

El uso de drogas continúa afectando de manera significativa, tanto en la calidad de vida de las personas como en fallecimientos relacionados. Al récord histórico de cultivos de coca y exportaciones de droga, se suman la desesperación de alcaldes acorralados por el microtráfico y el drama del aumento en el consumo de drogas en menores y adolescentes. El Consejo de Estado de Colombia admitió hoy una demanda de nulidad contra el decreto que autoriza a la Policía a decomisar la dosis mínima de drogas en espacios públicos, que entró en vigor el pasado primero de octubre. En el país está establecido que la dosis para uso personal en el caso de la marihuana no deberá exceder los 20 gramos, mientras que la de cocaína será de máximo un gramo y la de metacualona no podrá ser de más de dos gramos.

Es oportuno que en Guatemala se trabaje ese tema con más transparencia y veracidad. Se publica por parte gubernamental que se a cortado extensiones de siembra de droga, desafortunadamente no enseña las grandes extensiones que quedan. Se dice que se han decomisado paquetes de drogas, pero en realidad no se da a conocer todo lo que se trafica hacia México y Estados Unidos y lo que queda para el consumo de algunos de la población. Ya es momento de salvar a nuestra juventud de lo antes expuesto y que únicamente favorece a políticos, militares, financistas y algunos de la sociedad civil.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.