Home > Columnas > Le dieron vuelta a todo.

Le dieron vuelta a todo.

#DiviFilius

Las recientes modificaciones legislativas en materia del delito de financiamiento ilícito son vergonzosas.  Son injustificables.  Es una vergüenza que el Partido Encuentro por Guatemala que por tanto tiempo defendió la agenda de la transparencia se haya prestado para votar a favor de estas reformas.  Habría varios aspectos que criticar, pero posiblemente el que más, sea el hecho que este set de reformas reduce la responsabilidad moral que la clase y los liderazgos políticos tienen sobre recepción del dinero.  Suponer que es válido el argumento de ´no sabía la procedencia´ del dinero es una soberana estupidez.  Y además, hay que dejar claro que resulta muy fácil notar cuando el financiamiento proviene del crimen organizado. Esta modificación genera incentivos perversos para fomentar la transparencia en el proceso político electoral.

En esencia, esta modificación beneficia a un sin número de personas, incluyendo el Presidente de la República.  Así entonces, todos los que corrompieron el sistema saldrían libres.  Pero el riesgo mayor, es que aprueben reformas que mantengan un set de reglas que en la próxima elección general mantengan los techos electorales tal y como están y produzca los incentivos perversos para seguir recurriendo al financiamiento electoral ilícito así cómo al financiamiento proveniente del crimen organizado.    Si se toma en cuenta que para muchos parlamentarios el cambio de reglas electorales significa tener que trabajar para vivir (abandonar la política) ni se dude que se hará todo lo posible para para matar la reforma electoral.  Y no sorprendería que en caso -muy extraño- de tener la reforma electoral, se receten bonos e indemnizaciones considerando que un alto porcentaje de ellos no serían reelectos.  La ciudadanía ha tenido sin duda alguna culpabilidad en todo esto.   La actual clase política es resultado de muy malas decisiones electorales.  En cada ejercicio electoral la ciudadanía no toma conciencia de quienes son las personas por las cuales votan, no se busca información sobre el perfil de los candidatos a elección popular, no se repara en el detalle de las agendas aprobadas, si el diputado es tránsfuga, si asumió con finiquito etc. etc.   Lo político cuenta muy poco para la ciudadanía y allí está el resultado.  Un parlamento de impresentables.

Con este resultado de todo este esfuerzo para detener la propuesta de reformas, se tendrá acceso a todo el financiamiento que viene en maletas, bolsas etc…  y que paga la parte operativa de la campaña.  El crimen organizado continuará cooptando los partidos.    Si se detectan anomalías, ahora hay una excusa ´fantástica´.: ´ no sabía, no tenía conocimiento, actué de buena fe. ´    Es una modificación genial, porque si bien se pude perseguir el delito, la sanción con respecto a la vinculación con el crimen organizado desparece  ¿Y entonces que sucede? Los cargos de elección popular adquieren precio y  se termina de exprimir el botín que significa el recurso público, aprobar préstamos en los cuales, tienen posibilidad de extraer una tajada.   Hay que agregar que se prestarán a cualquier solicitud del ejecutivo,  aprobarán un presupuesto abultado en caso de sentirse seguros de la reelección, desregularizarán a conveniencia, se colocarán mediocres perfiles en los ministerios y un sinfín de cosas más.

Los actuales parlamentarios al igual que el presidente, han perdido convenientemente todo sentido de conexión con la realidad.  No miden el daño que le generan al país.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.