Home > Columnas > La UNE es la niña bonita del TSE

La UNE es la niña bonita del TSE

#ItzaBal

Esta semana nuevamente Leopoldo Guerra, director del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral salió al ataque, y explica que se ha iniciado el proceso de cancelación de tres partidos políticos, ello como resultado de los hallazgos de auditorías practicas a dichas organizaciones, en las cuales se detectaros varias anomalías especialmente en su financiamiento, anomalías que no fueron registradas en la contabilidad de cada partido político.

Los partidos políticos que ahora se pretenden cancelar son: Compromiso Renovación y Orden (Creo), Partido de Avanzada Nacional (PAN) y Visión con Valores (Viva), y a partir de ser notificados, dichas organizaciones tendrán un período de treinta días hábiles para desvanecer los hallazgos y justificarse ante dicho registro.

Como ya sabemos, anteriormente fueron cancelados los partidos Patriota (PP), Líder, Gana y CNN, y en trámite se encuentran FCN, Encuentro por Guatemala (EG) la UCN y el partido Unionista.

A diferencia de otros países, donde existen dos o a lo mucho cuatro partidos políticos bien definidos, y en su mayoría de lados opuestos dentro espectro político, en Guatemala y solo para dar un ejemplo, para las elecciones del año 2015 participaron en las elecciones generales 26 organizaciones políticas.

Para ningún guatemalteco honrado es una lástima la cancelación de un partido político, puesto que tales entes no se han preocupado por reforzar sus bases con ideales, filosofías e intereses mutuos que generen el desarrollo de una cultura partidista en la ciudadanía en general, por el contrario únicamente se han dedicado a afiliar con el objeto de sobrevivir y utilizar ese vehículo en el momento preciso que es cuando inician las elecciones y para fines puramente particulares de sus dirigentes; en otras palabras a sus militantes les da igual si un partido político desaparece puesto que nunca se han sentido identificados con dicha organización.

Dicho lo anterior, y en el contexto político en el cual nos encontramos, resulta extraño el actuar del TSE puesto que ya van 11 organizaciones políticas sujetas al proceso de cancelación y por ningún lado vemos que se quiera sancionar al partido de la Unidad Nacional de la Esperanza –UNE-, quien teniendo en consideración sus gastos de campaña en las elecciones generales 2007, 2011 y 2015 sobrepasan los 250 millones de Quetzales, ello sin incluir los gastos de precampaña, gastos que en comparación a la mayoría de partidos de los que se pretende cancelar es muy significativa. También resulta extraño que aun estando acusado de haber recibido dinero del narcotráfico en las elecciones pasadas no exista proceso de cancelación para dicho partido, pareciera como si se le quisiera limpiar el camino a Sandra Torres para asegurarle de una vez por todas la silla presidencial para las elecciones del próximo año.

Muchos creían que sería Thelma Aldana el as bajo la manga en esta maraña de lucha de poderes entre grupos antagónicos y capitales emergentes, a quienes nada las importa el bienestar del país, pero desde que se montó el show del Caso Transurbano sin tocar a Sandra Torres y se les otorgaron medidas sustitutivas irrisorias a sus a los líderes de la UNE, supe que era algo bien orquestado quizá desde la propia Internacional Socialista, o de las mismas entrañas de la UNE, desde el momento mismo en que a CICIG le fue permitido permear la independencia del Tribunal Supremo Electoral al tomar control de la Unidad de Medios y de la Unidad de Financiamiento del TSE.

Solo el hecho de iniciarle proceso de cancelación a un partido político pone en serios problemas a sus dirigentes puesto que cualquiera con dos dedos de frente sabe lo arriesgado que es ir en un vehículo que lleva una llanta pinchada como dice un amigo, puesto que aunque lograran llegar a la convocatoria y no ser cancelados, nada les garantiza que el proceso no continúe luego del proceso eleccionario y es allí donde se verían en aprietos aquellos diputados y alcaldes electos por dicho partido puesto que se quedarían huérfanos y en el caso de los diputados no podrían cambiar de partido político puesto que incurrirían en transfuguismo. ¡Armaron el juego desde hace años y todas las piezas fueron cuidadosamente colocadas, con lo único que no contaron fue que en la era de las redes sociales ahora es don pueblo quien tiene verdadera voz y voto y nuevamente aquella frase célebre utilizada contra Manuel Baldizón en las elecciones del 2015 sonará, solo que esta vez irá en contra de la UNE; Sandra Torres #NoTeToca.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.