Home > Columnas > La clave: ¡estar ocupado!

La clave: ¡estar ocupado!

#ConversemosAcercaDe:

¿Un posible antónimo de no estar ocupado? Ocioso, cuyo significado es “’que no trabaja, que no tiene ocupaciones u obligaciones”. También se utiliza, de un modo despectivo, para indicar que algo es inútil, no es productivo, sin fruto ni provecho. Es posible que en alguna etapa de su vida: adolescente – joven – adulto joven – adulto maduro, haya presentado ese estado de ánimo, que para unos es agradable, para otros genera estrés.

Me apoyaré en una anécdota cercana, en la cual persona adulta, presentaba un problema de salud, cuya etapa de recuperación era agobiante, dado dolores constantes que le hacían pensar en ¿hasta cuándo?, que lo conllevó Inclusive a ser atendido por un especialista, cuyas preguntas rutinarias fueron: ¿tienes ganas de llorar?; ¿tienes miedo a la muerte?, ¿qué haces en un día de hospital estando en tu casa? El paciente lloró, tenía miedo a la muerte y no podía olvidar el dolor, imposible, fueron sus respuestas.

¿Cuál fue la recomendación del galeno? ¡Tienes que ocuparte!, tú pronta recuperación dependerá del deseo de vivir, tienes personas que te quieren, a la cual estás comprometido a que sean queridas por ti; prográmate en el día: respetar las orientaciones de tu médico en cuanto a descanso, ejercicios de recuperación, pero incorporarás la lectura, ver programas televisivos culturales y de entretenimiento; ¿has programado que hacer una vez que estés de alta? ¡Escríbelo!

Tiempo después y cumplido el plan, hoy en día va en camino a adulto maduro con muchos deseos de seguir viviendo, tras la lección aprendida, ocuparse.

La ocupación, no tiene edad, ni nivel cultural, tanto para los que laboran intelectual, como físicamente, lo que no resta que excluya a la familia, bastión fundamental de la sociedad; inclúyala siempre. La otra cara de la moneda es buscar actividades de ocio, las cuales se desempeñan en nuestro tiempo libre, para los padres, atender a sus hijos/as, nietos/as de cómo van en la escuela,  salir a dar un paseo, caminar, compartir un programa de televisión o cine, aunque lo que vayan a visualizar no necesariamente asea del agrado de todos.

Es cierto que los ratos de ocio no producen ninguna ganancia económica o gratificación instantánea, pero si reduce el estrés y a la vez nos permite desarrollar de manera libre las habilidades y creatividad en diversas áreas de interés. Un rato de ocio programado o no (sea creativo, innove) provee bienestar psicológico   lo que incrementa considerablemente el buen estado de ánimo y la productividad suya y de las personas de su entorno.

¿Ya tiene anotado, lo que realizará el día de hoy en lo laboral y en su período de ocio? ¿No? Mmmm, por favor sugiero que lo haga y se sentirá mucho mejor, Después me cuenta. Gracias.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.