Home > Columnas > Presidente Morales, ¡TERMINE LO QUE EMPEZÓ!

Presidente Morales, ¡TERMINE LO QUE EMPEZÓ!

///
Comments are Off
RAUL FALLA

#Kidon

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, arribó a once años en el país, y los índices delincuenciales cometidos por las estructuras criminales organizadas, van en un claro y desmedido aumento, lo cual implica que el trabajo de esa Comisión ha sido un rotundo fracaso.

No es un secreto que, en once años de ocupación, solamente se hayan dictado cinco sentencias pírricas, donde todos los sentenciados están libres. Tampoco lo es, que los procesos que actualmente se encuentran en investigación están fundamentados en pruebas falsas o adulteradas y en declaraciones de criminales confesos que, con tal de salir de prisión, narran ante jueces cooptados historias absurdas.

También es de conocimiento general, como el actual Comisionado Iván Velásquez Gómez, ha violentado los derechos humanos de cientos de guatemaltecos ilegalmente detenidos en alguna prisión del país, producto de una reclusión perpetua. Así como, los cinco inocentes fallecidos víctimas de acusaciones ilegales de este cuerpo ilegal. La ejecución extrajudicial del licenciado Pavel Centeno a manos de Juan Francisco Sandoval Alfaro. La golpiza que las cobardes guaruras del colombiano le propiciaron al joven Andrés Zimmeri. La persecución ilegal en contra el hijo y hermano del Presidente de la República por un hecho que no es delito. El allanamiento ilegal a la casa presidencial. Los antejuicios espurios en busca de lograr defenestrar al Presidente. Y que decir, del intento por reabrir el proceso penal en contra del ex ministro de gobernación Carlos Vielman Montes.

Esto generó que el gobierno de la República, declarara persona non grata al comisionado Velásquez Gómez, ordenando su expulsión del país, acción que se frenó debido a una resolución ilegal emitida por la Corte de Constitucionalidad, lo cual obligó a iniciar las gestiones correspondientes con el Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres, para de común acuerdo buscar el reemplazo del non grato.

A la fecha, el Secretario General de la ONU, ha hecho caso omiso de las múltiples solicitudes enviadas por el gobierno de la República para resolver la contienda existente. Esa actitud prepotente e irresponsable del señor Guterres, facilitó que el colombiano continuara socavando los derechos humanos de los guatemaltecos, así como el Estado de Derecho y la certeza jurídica del país.

Por ello, el Consejo Nacional de Seguridad recomendó al Presidente de la República, impedir el ingreso del non grato al territorio nacional, así como revocar la visa de este personaje y de otros once extranjeros que laboran en la CICIG, y dar por terminado el acuerdo a partir del mes de septiembre del año dos mil diecinueve.

Sin embargo, ese periodo de tiempo que se otorgó a la CICIG para continuar en el país es un grave error, pues permitirá que el Comisionado desde el exterior continúe manipulando las investigaciones a su entera conveniencia, incluso en contra del propio Presidente de la República y su núcleo familiar. Le permitirá, además, concretar el fraude electoral para sentar en la silla presidencial a un enemigo de la libertad que con toda seguridad prolongará el mandato de este cuerpo ilegal de investigación. También le permitirá tergiversar las elecciones de Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y Salas de Apelaciones que se avecinan. Todo ello, generará una crisis social, política y económica de trascendencia internacional como la que actualmente se vive en Cuba, Venezuela o Nicaragua.

Por ello, se hace necesario que el Presidente de la República, acuda ante la Corte Internacional de Justicia, a denunciar el acuerdo suscrito entre el gobierno de la República y la Secretaría General de las Naciones Unidas, fundamentando su acción en el grave incumplimiento del mismo por parte del Secretario General António Guterres, a efecto de que luego de presentada la misma, se de por finalizado ese tratado internacional y se proceda a expulsar a todos los extranjeros que laboran en esa entidad.

Presidente, recuerde que un hombre siempre termina lo que empieza. Un hombre da la cara y confiado en Dios, completa la misión. Un hombre no deja nada a medias y menos cuando ese hombre representa la unidad nacional. Sobre sus hombros pesa el compromiso y la obligación de aliviar la grave crisis social por la que atraviesa el país. No es el momento de esconderse, salir de viaje, llorar o lamentarse. Es momento de actuar. ¿Tendrá las agallas para hacerlo?

“…David lo hirió de muerte. Y como no llevaba espada, corrió a ponerse al lado del filisteo y, apoderándose de su espada, la desenvainó y con ella lo remató. Después de esto, le cortó la cabeza.” 1ra de Samuel 17:50-51.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.