Home > Vida > Cocina > Cocina al Desnudo > Entre frailes y sartenes

Entre frailes y sartenes

#CocinaAlDesnudo

.

Esta vez mi cocina bioneural se fusionó con una bienal de arte. Esta actividad, organizada por un grupo de frailes, tenía un fin muy particular: apoyar al patronato de la Asociación de Santo Domingo para recaudar fondos destinados a la reconstrucción del claustro del Convento de Santo Domingo de Guzmán (Basílica menor de Nuestra Señora del Rosario) ubicado en la 12 Avenida y 10a calle de la ciudad de Guatemala, el cual se convertirá en centro cultural y centro para eventos sociales y corporativos.

Algarabía de aromas y sabores

En Guatemala, durante el mes de octubre se celebra un rezado y una verbena en honor de la Virgen del Rosario como alcaldesa de la ciudad de Guatemala, y también para celebrar que el convento le haya sido devuelto a la orden religiosa a finales de 1800. Esta fiesta religiosa y folclórica, encierra actividades culturales, religiosas y gastronómicas llenas de colores, aromas y sabores, como lo son los puestos de dulces típicos con sus zapotillos, tartaritas, conservas de coco y naranjas cristalizadas rellenas de mazapán, entre otros, y los puestos de molletes, torrejas, atoles, garnachas, chiles rellenos, etc., llenando las calles de espacios de convivencia urbana donde se dan cita personas de todos los estratos sociales, intelectuales, artistas y políticos.

Todos asisten ilusionados para agradecer favores recibidos, o encomendar necesidades por resolver. Incluso se dan cita los ateos y  agnósticos, quienes visitan el santuario para disfrutar de la exuberante  y barroca decoración del santuario, lleno de cortinajes, figuras de ángeles, querubines y ramilletes de flores artesanales de papel y seda, todo ello invadido de aromas a rosas, estoraque, copal e incienso, que nos recuerdan la Cuaresma y Semana Santa, de tanta tradición en Guatemala.

Historia religiosa y show cooking

Esta fue una actividad que fusionó performans de artistas en vivo, exposición y venta de artes plásticas (escultura, grabado y pintura), con montajes muy atrevidos e innovadores. Hubo algo por demás interesante, que fue la proyección de un documental en 3D patrocinado por el Banco Internacional. En ese audiovisual se documentó la historia de los Dominicos en Guatemala desde su llegada, y el trabajo de Fray Bartolomé de las Casas para fomentar la paz en las Verapaces y en Chiapas. El documental también ilustra su gran trabajo humanitario en la Antigua Guatemala, y el de la Fundación de la Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario en la Nueva Guatemala de la Asunción; la expulsión de la orden dominica del país y su retorno con nuevos bríos a su convento.

Como chef invitado por  La Junta Directiva del Patronato de la Asociación de Santo Domingo,  y por, Tito Arocha, su RRPP , me tocó interactuar con los artistas, con la Junta Directiva del Patronato y con el público VIP invitado a la pre inauguración de esta exposición de arte, por medio de un show cooking, a través del cual creamos vivencias para los comensales por medio de historias, anécdotas y cocina en vivo.

Fue muy gratificante ver las sonrisas de alegría, y las caras de sorpresa y placer al cocinar juntos un servidor y el público asistente, y degustar las tapas que cocinamos.

Tuve vivencias muy mágicas al conocer pasadizos secretos y diferentes partes del claustro donde guardan imágenes, andas procesionales y un sin fin de tesoros que dan vida al folclore y tradiciones religiosas de las diferentes cofradías de esta Basílica menor.

Me encantó tener la oportunidad de entrar a las bodegas donde guardan imágenes de ángeles, cortinajes, coronas y demás, y ver cómo fue tomando forma el atavío de la iglesia para celebrar a Nuestra Señora del Rosario. Quiero felicitar a mi amigo Brandon Rojas, quien junto al resto de cofrades, trabajando como un gran equipo, lograron engalanar la  Basílica menor de Nuestra Señora del Rosario, que en 3 días se vistió de gala para celebrar a su patrona y recibir a todos sus fieles.

Muestra artística

En lo que respecta a los performans de arte, fue una experiencia fantástica presenciar cómo fue tomando forma una alfombra gigante hecha de nudos de diferentes tipos de textiles de desecho, que fueron reciclados para crear una obra maravillosa. También fue  fantástico compartir con un grupo de grafiteros, quienes pintaron puertas metálicas con distintos enfoques y pensamientos artísticos, convirtiéndolas en lienzos de metal, en los que plasmaron la personalidad y la historia de cada uno de ellos. Estos chicos han convertido ese arte urbano en asombrosas expresiones plásticas.

El hilo conductor de las diferentes actividades fue una orquesta de cuerdas que estuvo tocando dentro del claustro.

La puesta en escena para ver el documental en 3D fue realmente excitante. Por un portal secreto entrabas a una parte del claustro donde había un equipo de sonido surround y un proyector que proyectaba el audiovisual en una de las paredes del claustro, del cual, gracias a los efectos 3D, los personajes salían de la pantalla y caminaban entre el público, y parecía que eras parte de la historia.

Fue fantástico conocer cómo los frailes dominicos intervinieron en la historia de las ciudades coloniales de Mesoamérica, y cómo defendieron los derechos humanos de los indígenas. Y desde entonces continúan fomentando la cultura y la concordia en nuestro país.

Durante la ejecución del show cooking teníamos al lado una barra de vino D.O. Cava, que es un prestigioso espumante español. Cada 5 minutos escuchábamos el típico sonido que hace el cocho al destapar la botella debido a la presión del gas carbónico… se me hacía agua la boca al pensar en disfrutar de una copa de esas “burbujas de alegría”.  Me alegró que al final de la jornada pudiéramos compartir algunas copas junto a los frailes y la junta directiva del Patronato.

Creo que lo que me más me fascinó de cocinar en el claustro de Santo Domingo, fue comprobar que a través del arte, las tradiciones religiosas y mi cocina bioneural, pudieran convivir distintos estratos de la sociedad de Guatemala. Esto nos hace comunidad, pues todos tenemos algo que aportar al otro.

Agradezco muy profundamente la confianza que me otorgó el arquitecto Marco Maldonado, que está a cargo de la propuesta y organización de las actividades culturales y sociales del Patronato.

Ahora no me queda más que esperar la convocatoria del próximo año, para crear nuevas historias urbanas entre frailes y sartenes.

Hasta la próxima,

Abrazos al alma.

Agradecimientos

A Fray Luis Roberto Aguilar O.P. Sra. Isabel Botran,Sr Roberto Salazar, Sra. Carmen María Torrebiarte,Sra. Ana Rosa De Méndez, Isabel Molina Botrán,Sra Coralia de Overall, honorables miembros de la  junta directiva del Asociación Del Patronato de Santo Domingo, por su confianza y entusiasmo.

A Arq. Mario Roberto Maldonado Coordinador General, Alba López Coordinadora de eventos, Arq. José Mario Maza Curador y  Montaje, del patronato. Gracias por su ayuda y apoyo incondicional en la logística y montaje del show cooking.

Ana María Palmieri por ser siempre mi ángel guardián de  la ortografía y redacción. Sin su ayuda cada semana sería imposible esta columna.

A  mis amigos y colegas los chefs Tati Orellana y Kenny Aldana por ser fuente de inspiración y creatividad en mi diario andar entre fogones.

A mi familia por su apoyo incondicional, tolerancia, paciencia, comprensión y por sobre todo su amor. En especial a Isabella Quintana Montes de Oca por ser un ser humano excepcional y maravilloso. Qué me enseña lo que es el coraje y la autoestima al superarse cada día a si misma.

.
.