Home > Columnas > ¿Contienen algún mensaje los sueños?

¿Contienen algún mensaje los sueños?

#Emunah

.

Pasamos la tercera parte de nuestra vida durmiendo, y se estima que pasamos de tres a seis años de nuestra vida soñando. Por consiguiente, los sueños forman parte de la vida del ser humano, es por ello que los sueños aparecen reflejados tanto en la historia, en la mitología, como en la religión. Pero ¿Por qué soñamos? ¿Tienen algún mensaje los sueños? ¿Se pueden interpretar esos mensajes?

Los sueños son una puerta abierta a un mundo de fantasía, en donde se rompen todos los límites y las leyes físicas no existen para dar rienda suelta a la imaginación. El cerebro se activa casi en su totalidad necesitando el doble de flujo de sangre por su masivo esfuerzo.

Científicamente, el soñar se divide en dos momentos en que el cuerpo se encuentra reposando. REM es la etapa del sueño más estrechamente asociada con los sueños, pero también ocurren durante las etapas 1 a 4 del sueño no-REM o sueño lento porque generalmente son más breves, menos frecuentes y más similares a los pensamientos.

En la etapa REM el movimiento ocular aumenta indicando que hay un alto nivel de actividad cerebral que ordena la información que se acumuló durante el día. Sólo una parte del cerebro deja de funcionar: el centro lógico. Es por esta razón, por la que los sueños adquieren muchas veces matices de irrealidad. Asimismo, la actividad muscular se bloquea hasta el punto de paralizar nuestros miembros temporalmente para evitar exteriorizar nuestros sueños.

¿Por qué soñamos? La respuesta corta es que nadie sabe realmente. Pero es una realidad que todos hemos tenido esa experiencia, aunque algunas veces no recordemos lo que se ha soñado. Según estudios, la finalidad del sueño es el restablecimiento de todos los sistemas del organismo y la consolidación, organización y eliminación de la información que se ha estado manejando para poder seguir la vida en condiciones óptimas

Los científicos sospechan que el cerebro puede repetir las experiencias del día durante los períodos de descanso para fortalecer los nuevos recuerdos. Otros piensan que los sueños nos ayudan a resolver posibles problemas e inquietudes y a superar crisis emocionales o traumas.

La llamada hipótesis de activación y la síntesis, sostiene que los sueños representan un intento de la corteza cerebral por dar sentido a descargas aleatorias de la actividad eléctrica en el cerebro durante el sueño REM, creando una historia basada en el almacenamiento del individuo de conocimientos y memorias para explicar dichas descargas.

¿Qué significan los sueños? En los sueños aparecen materiales cognitivos de difícil interpretación y con un alto contenido emocional, a los que muchas veces se les da diversas interpretaciones. Sigmund Freud sostiene que los sueños representan deseos reprimidos, que en un nivel consciente no podemos verbalizar o expresar por temor, ética o vergüenza.

Por consiguiente, los sueños son el “camino real” al inconsciente, y están llenos de un conjunto de símbolos que disfrazan el verdadero significado por lo que se necesita una especie de mapa psicológico para poder interpretarlos. Freud expresa que los sueños tienen dos contenidos: El “manifiesto” que son los eventos literales que ocurren en el sueño; y el “latente” que revela el verdadero significado.

Por ejemplo, soñar que te casas es el contenido “manifiesto” del sueño; mientras que el contenido “latente” de ese evento podría interpretarse como el principio de una etapa completamente diferente en tu vida donde resaltará la dicha y el gozo personal.

A lo largo de la historia, el ser humano siempre ha tratado de descifrar sus sueños por diversos medios, por lo que ha creado una lista de símbolos a los cuales le ha asignado un significado. Muchas culturas han atribuido los sueños a las fuerzas sobrenaturales, y se cree que son un reflejo de la realidad.

La verdad es que el mundo de los sueños sigue siendo un misterio. Aunque el significado de los sueños ha sido estudiado y debatido durante más de un siglo desde el trabajo inicial de Freud, todavía carecemos de cualquier medio objetivo para verificar con precisión la interpretación de los sueños.

Sin embargo, la Biblia contiene varios relatos que presentan los sueños como eventos futuros. Dios se comunicó en distintas épocas, a diferentes personas para revelarles lo que pasaría en un futuro cercano o muy lejano. Pero la Biblia deja en claro que ningún hombre, por muy sabio que fuera, fue capaz de interpretar dichos sueños. Los pocos que pudieron explicar su significado, reconocieron que lo hacían por inspiración divina.

Los sueños inspirados por Dios no eran vagos ni incoherentes, ya que siempre tuvieron un motivo específico. Aunque es difícil que Dios hable a través de todos los sueños, tampoco se puede negar la posibilidad de que hay sueños proféticos. Muchos hoy en día siguen tratando de descifrar sus sueños por otros medios, pero la Biblia revela que sólo Dios puede interpretar dichos sueños. Cuando Dios realmente nos habla, ÉL revelará su contenido.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.