Home > Columnas > ¡Despierten, guatemaltecos! Porque el Show CICIG continúa

¡Despierten, guatemaltecos! Porque el Show CICIG continúa

#ItzaBal

.

En la medida de lo posible, siempre trato de hacer un tiempo para leer a algunos analistas y columnistas de opinión que considero tienen un riguroso pensamiento y saben poner en orden sus ideas; de esa cuenta esta semana leía en un diario nacional la columna del doctor Armando de la Torre titulada ¿Por qué la CICIG es tan corrupta?, en sus líneas el doctor hace alusión a que ¨ninguno de los privilegios otorgados a un monopolio estatal que no sean de los constitucionalmente especificados ha sido recomendable¨; y que todo se vuelve peor cuando tales privilegios se concentran en las manos de extranjeros prejuiciosos y contaminados por la contienda ideológica de nuestros días.

Era el 23 de octubre del año 2005 cuando en algunos medios de la prensa nacional e internacional se leía la siguiente noticia: ¨Fuga masiva en penal de Guatemala; al menos 19 reos de alta peligrosidad se fugaron el sábado de un penal de máxima seguridad, ubicado en el sur de Guatemala, informaron las autoridades. Los presos huyeron por un túnel que desembocó entre unos maizales cercanos a la cárcel… entre los fugados hay reos condenados a muerte o largas penas de prisión por delitos como secuestro, asesinato, violación y otros. Figuran entre los fugados hay algunos condenados a muerte por secuestro y que ya se habían fugado en junio del 2001¨.

Una persecución política o económica?

Han pasado más de 13 años desde aquella masiva fuga, y me sorprende y no logro comprender las razones por las cuales CICIG y el Ministerio Público han gastado millones de dólares en tratar de sustentar un caso que después de diez años se les cayó en España en el caso del exministro Carlos Vielmann, en Austria en el caso de Javier Figueroa, en Guatemala en el caso de Alejandro giammattei, y a punto de caerse en suiza en el caso de Erwin Sperisen, donde ha tardado un poco más ya que como bien sabemos los suizos se la tiran de tener la panacea de los Derechos Humanos, olvidándoseles que en tiempos de la Alemania Nazi intentaron quedarse con los depósitos bancarios de los judíos masacrados en Auschwitz y Bergen Belsen tal como lo plasma en su columna de opinión el doctor de la Torre; y al hecho que el padre del fiscal general en Suiza dirige una ONG que es querellante dentro del proceso contra Sperisen. ¡Todo un Show también allá en el viejo mundo¡.

Como no les dio bola el tema del caso pavón, caso en el cual hasta tuvieron la malicia de pagarle a una productora argentina en el 2012 durante la administración de comisionado, Francisco Dall´Anese para la producción de un documental cuyo propósito era presentarlo en salas de cine europeas, especialmente en Suiza, España y Austria con el objeto de inclinar la opinión pública contra los acusados; y como no fue poca la plata que se gastaron queriendo armar un caso con el cual poder justificar el objeto para el cual fueron creados; resulta que ahora armaron el caso ¨Plan Gavilán¨, caso con el cual pretenden CICIG y FECI justificarse antes que se venza el plazo del retiro de la infame comisión.

¿Qué ha ganado la ciudadanía guatemalteca con estos casos?

La respuesta es NADA, por el contrario hemos perdido mucho, ahora estamos más divididos que antes, hay más desempleo y menos inversión extranjera, y quiero dejar claro que con ello no estoy justificando o defendiendo la corrupción porque fui uno de los que apoyó el trabajo de CICIG cuando se destapó el caos de la línea 1, sin embargo jamás llegó la línea 2, y luego todo se volvió peor, cuando extranjeros prejuiciosos e ideologizados, forrados de privilegios e inmunidades se pusieron al servicio de intereses oscuros como en el Caso Bitkov, transurbano, financiamiento ilícito de la cúpula empresarial, toma de control del TSE, etcétera, y todo ello porque tales funcionarios como dijo el doctor Armando de la Torre ¨tienen inmunidad de por vida, grandes salarios, acceso indiscriminado a escuchas telefónicas de los ciudadanos, mal uso de testigos “protegidos”, muchos de ellos, por demás, falsos y, sin embargo, mal llamados “eficaces”; fabricación indiscriminada y embustera de pruebas, reclusión indefinida hasta por años de cualquier acusado sin juicio previo condenatorio a las que se les niega el derecho constitucional a la presunción de inocencia, sin pruebas¨.

A todo aquél que tuerce el derecho algún día se le aplicará aquella frase latina que reza:

iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi:

¨Justicia es la continua y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.