Home > Mirilla indiscreta > Empujando a los carceleros y vende patrias

Empujando a los carceleros y vende patrias

Mirilla Indiscreta

.

Lo único que es inexplicable, aunque justificable, es ignorar que estamos en un momento atípico de la historia del país, que a propósito: Por temor. Por cobardía. Por interés. Por ignorancia. O por terror. La población no ha podido asimilar, que es el más terrible y peligroso de toda la historia contemporánea.

Eventos van y eventos vienen, incluyendo la Cumbre Iberoamericana, cuyo solvente desarrollo como anfitriones, nos hizo pensar por algunas horas, que éramos un país libre, soberano e independiente, con el orgullo nacional intacto, suficiente para recibir a los invitados de toda América, Portugal y España con la dignidad suficiente para mostrar nuestras bellezas naturales, la hermosa Antigua además de nuestra desbordada amistad tan reconocida históricamente como anfitriones.

Pero fundamentalmente, envueltos en una Identidad Nacional, integrada por esta nación, pluricultural, multilingüe y multiétnica, como una sola.

Que no obstante enfrentar una tormenta incesante e insensata en contra de su institucionalidad democrática, pudo mostrar que tiene autoridades propias.

Escuché los discursos de todos los Mandatarios con atención y esperanza.

Pero no cabe la menor duda, que frente a la confrontación de poderes reales, todavía practican la diplomacia para decirse mentiras. Hacerse los disimulados y ausentes, frente a una realidad política que no enfrentan y encubren.

Esa realidad fue la verdadera razón de una asistencia extraordinaria, en una cumbre que venía en picada y abandono creciente.

Frente a la tormenta e incertidumbres de los hechos políticos y sociales que abaten la tranquilidad de la región, los tecnócratas tuvieron el dominio de la escena.

Nadie se atrevió a preguntar porque los camaradas de Nicaragua deben dejar el poder y sus parecidos en Guatemala deben tomarlo, como paradójica contradicción estadunidense.

Pero son los tecnócratas los que deciden lo que se dice, tienen la suerte de sus cheques y prestaciones generosas todos los meses, y reiteran todo el tiempo su análisis teórico de presentar un desarrollo prometedor, en medio de realidades distantes y alarmantes por desoladoras, a la que nos han sometido los intereses económicos de los poderosos y sus agentes infiltrados en esa inmoral burocracia internacional.

Cada vez que se les da la gana, ponen en boca de los políticos (Presidentes, Jefes de Estado y Mandatarios) paraísos inexistentes, siempre en desarrollo, que en nada se parecen a la cruda realidad que aflige a las poblaciones de estos países nuestros, que ya no son nuestros y que continuamos abandonando ahora en grupos financiados por los desestabilizadores inmorales que los ofrecen en inerme sacrificio a sus perseguidores, o bien migrar individualmente y dejarle nuestros recursos y tesoros escondidos por ignorancia y picardía, a quienes dominando la técnica más sofisticada, saben que somos mendigos, pidiendo limosna, sentados sobre bancos de oro (Rafael Landívar)

Escuché los discursos anti-imperialistas de siempre, pronunciados por los de siempre, que se contraponen hoy, a la estrategia de las potencias, de recobrar el control de su soberanía geográfica, económica y política, sin ignorar los beneficios de las alianzas estratégicas para favorecer su desarrollo equilibrado y seguramente imperialista por su propia naturaleza de potencias multifacéticas.

Denuncian su nacionalismo, contrario a las corrientes modernas, que nos quisieran ver compartir, aunque sea sin compensación ni beneficios, nuestras riquezas nacionales.

Atenidos a que por nuestra condición de pequeñas naciones, minúscula presencia es nuestra presencia internacional en la defensa de los intereses nacionales y como en el caso de Guatemala, se nos avergüence y ofenda, arrebatándonos el control de nuestras propias instituciones republicanas.

Escuché discursos a favor del multilateralismo (que es la acción concertada de naciones para buscar objetivos comunes), pero sin analizar, que esta finalidad, seguramente positiva, se ve amenazada por el manejo que le han dado, a esa, algunos organismos internacionales, como Naciones Unidas, que bajo su actual liderazgo, la ha transformado en una institución politizada cuyos enviados, tienen como consigna, tomar el control total de los países.

Ejemplo trágico, Guatemala. Y lo han intentado en Honduras y Salvador, y avanzan sobre Nicaragua, confundiendo la necesidad de los Estados Unidos de resguardar su seguridad interna, a través del control fronterizo, del denominado Triangulo Norte, con la franca agresión institucional de toma del poder político a través del control de los órganos que manejan la justicia, agentes represores incondicionales para la persecución de quienes se oponen a la intervención.

Desde luego, con el apoyo descarado de quienes sin escrúpulos, han entregado soberanía, dignidad, vergüenza, instituciones y al país, a cambio de sobornos económicos y la satisfacción de sentirse socios de los poderosos.

Estados Unidos, en la transición, de una política que privilegiaba una visión intervencionista de carácter ideológica con el gobierno demócrata, al margen del sentir auténtico de sus votantes, que si lo supieran seguro, se opondrían a esa falsa visión de protección de los Derechos Humanos y lucha contra la corrupción, como atractiva trampa, para la invasión de extranjeros mafiosos, que aprovechando la ingenuidad estadunidense la ha captado a favor de su causa política para alcanzar el poder.

Han utilizado el aparato judicial en contra de sus adversarios, provocando la deshonra, la cárcel y oprobios e indigna la degradación social, equivalente a una pena de muerte social.

¡Increíble como los agentes estadunidenses en nuestro país, han favorecido la humillación de la República, permitiendo indirectamente, la subasta en beneficio de gente como Soros que, en la anarquía, pudo comprar a precio de quemazón, la primera mina inutilizada por aquellos que ahora seguramente se volverán esclavos obedientes del nuevo propietario de la mina.

La inversión en organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación social, rindiendo excelentes beneficios con la complicidad de los vende-patrias.

Nada nuevo ni prometedor pude construir en el imaginario nacional del resultado de la trascendental reunión iberoamericana, salvo el intento del resurgimiento de una política centroamericana independiente, expuesta paralelamente al Rey de España como aliado estratégico, propuesta y defendida por sus autoridades regionales.

Por ser un extraordinario mal ejemplo, por cierto único en el mundo, de intervención descarada y criminal, nuestra Guatemala, podemos afirmar que ha sido arrinconada, sumiéndola en la peor crisis de inseguridad, desempleo, índices de pobreza aumentando la extrema marginalidad social, anarquía, inseguridad jurídica, fuga de capitales, ausencia de inversión, terrorismo fiscal, presupuestos desfinanciados, política fiscal sin presente ni futuro, perversión del sistema electoral, y violación sistemática de la posibilidad de tener un proceso electoral decente, terrorismo judicial, persecución política de opositores disidentes, incluyendo dignatarios (el propio Presidente y diputados) y funcionarios que se oponen a la dictadura extranjera y represión político-judicial por parte de sus agentes.

Esa realidad insoportable, nos obliga a exigir que se discuta abiertamente la dimensión del daño de la intervención y nuestra exigencia de que se le ponga inmediato fin.

Debemos tener un proceso electoral que siente las bases de la reconciliación nacional y la adopción de una agenda común de emergencia nacional para pode enfrentar los desajustes y reconstrucción del futuro inmediato.

Para lograrlo, sumada a la concertación política, se hace necesaria la reacción de asociaciones de funcionarios judiciales que propicien la DESOBEDIENCIA JUDICIAL, frente a resoluciones ilegales e inconstitucionales.

Se reclama el efectivo liderazgo del nuevo Presidente de la Corte Suprema de Justicia para que retorne al Régimen de Legalidad Constitucional y Promueva la anulación de la norma interna que limitó el conocimiento de los Antejuicios al Organismo Judicial ilegalmente en áreas que constitucionalmente le compete conocer al Organismo Legislativo, y que de manera mañosa y leguleyesca le fue arrebatada por una decisión forzada por la intervención, aceptada dócilmente y en prevaricato (resoluciones ilegales) por la Corte de Constitucionalidad.

Pedir al Organismo Legislativo, emitir un punto resolutivo exigiendo la denuncia al convenio suscrito con la Secretaría General de Naciones Unidas, acuerdo ajeno oficialmente a la Organización de Naciones Unidas como Representación Mundial de Estados Soberanos.

Su naturaleza jurídica maliciosa al reducir en un convenio intrascendente el rango de Tratado que no tiene ni puede justificar obliga este punto resolutivo.

Ese convenio de Secretaría, no tiene ninguna relevancia como Tratado mucho menos como fuente de privilegios inaceptables, muy superiores a los que ostentan los representantes diplomáticos de las misiones internacionales acreditadas en Guatemala, que no pueden asesinar, torturar, golpear, encarcelar mucho menos litigar en contra de nacionales o pretender meter preso al Presidente de la República.

El sólo resumen de sus privilegios de impunidad, le darían nausea a cualquier tratadista de Derecho Internacional Público, por abusivo, intrusivo, criminal e inconstitucional e inviable como instrumento válido en las relaciones internacionales.

Los rumores nos ponen a un paso de la DESOBEDIENCIA JUDICIAL CONCERTADA POR EL PERSONAL DIGNO DEL ORGANISMO JUDICIAL. DESESPERADO POR LA COMPLICIDAD QUE IMPLICA EL QUE SEAN ELLOS LOS QUE ASUMEN DIRECTAMENTE LAS CONSECUENCIAS DE FIRMAR RESOLUCIONES ILEGALES.

LA ESTRUCTURA DE TRIBUNALES DE FUERO ESPECIAL, PROHIBIDOS POR LA CONSTITUCIÓN Y QUE FUERON CREADOS POR LA INTERVENCIÓN CON LA COMPLICIDAD DE FUNCIONARIOS JUDICIALES QUE LO PERMITIERON ES INCONSTITUCIONAL, ILEGAL Y COMPROMETE A LOS FUNCIONARIOS QUE LOS DIRIGEN Y RESUELVEN.

LOS TRIBUNALES LLAMADOS DE ALTO IMPACTO TIENEN CARACTERÍSTICAS DE ILEGITIMIDAD QUE ANULAN  SUS RESOLUCIONES IPSO-JURE (DE PLENO DERECHO) POR ROMPER LA SUPREMACÍA JERÁRQUICA DE LOS TRIBUNALES RECONOCIDOS POR LA LEY ASÍ COMO CREAR COMPETENCIAS Y JURISDICCIONES QUE ROMPEN CON EL DEBIDO PROCESO Y TODAS LAS FORMAS DE COMPETENCIA ASIGNADAS CON RIGOR POR LA CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES.

No podemos ignorar que estamos en la encrucijada de un proceso electoral amañado, controlado y fraudulento si continúa a merced del abusivo control de los interventores, que han hecho de los Partidos Políticos atemorizados espectadores de su propia destrucción, anulando la posibilidad de tener en elecciones democráticas y libres a la expresión auténtica de los ciudadanos.

Larga la reflexión, más larga la pena la que nos espera si seguimos tolerando esta inmundicia que nos ahoga a todos.

Hay que actuar, antes que las balas sustituyan los discursos y la guerra se declare abiertamente, en contra de los sentimientos de paz de todos los guatemaltecos.

Las poquísimas personas, que por ahora tienen la palabra y la decisión, tienen la obligación histórica de hablar y actuar.

SI NO LO HACEN AHORA QUE CALLEN PARA SIEMPRE

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.