Home > Columnas > Los socios criminales de la CICIG

Los socios criminales de la CICIG

///
Comments are Off
RAUL FALLA

#Kidon

.

Hace unos días, los guatemaltecos nos sorprendimos al enterarnos sobre la liberación de peligrosos delincuentes, a cambio de declarar patrañas en contra de ex funcionarios del Ministerio de Gobernación, que los recapturaron luego de haberse fugado de una cárcel de máxima seguridad.

Más sorpresa causó, escuchar el audio que se filtró en las redes sociales, donde dos esbirros del non grato le ofrecían a un descuartizador, prebendas judiciales y económicas, a cambio de incriminar al ex ministro de gobernación Carlos Vielman Montes y otros jefes policiales de la época.

En el audio se escuchó como los agentes de la FECI, subastaban con el criminal su declaración. Las pujas iniciaron negociando su inmediata libertad, para seguir con ofrecimientos económicos, viajes y sueldos, para el delincuente y su familia.

Pero este no es el único caso, toda vez que en el audio hace referencia a otros procesos de investigación, donde la CICIG también ofreció y otorgó a los condenados la reducción de penas, así como grandes sumas de dinero, en concepto de pago por incriminar a personas inocentes.

Ello originó, un gran repudio social, pues se logró ratificar una vez más que la CICIG, fundamenta sus casos en pruebas falsas y adulteradas, en declaraciones de testigos y colaboradores falaces, que, con tal de obtener su libertad y el pago de compensaciones dinerarias, declaran cualquier guión del libreto que les ponga en sus manos el comisionado o el fiscalito de la FECI.

Viene a ratificar también, que la lucha de varias entidades como la Fundación Contra el Terrorismo, Guatemala Inmortal y Liga Pro-Patria, es legitima y está fundamentada en ley, en defensa de los intereses de la nación y sus habitantes. Pues, no es posible que una partida de extranjeros, junto a unos vende patrias, sometan a torturas y vejaciones a cientos de guatemaltecos, los ejecuten extrajudicialmente o los refundan en prisión de por vida sin que la sociedad se pronuncie en contra de ello.

El contenido del audio deberá ser investigado, pero no por la CICIG, pues de ser así se correrá la misma suerte de que el caso quede impune, tal y como sucedió con la ejecución extrajudicial del licenciado Pável Centeno, a manos de Juan Francisco Sandoval, con las muertes de los cinco detenidos indefinidamente siendo inocentes, o con la golpiza que los guaruras del non grato, le propiciaron al joven Andrés Zimmeri.

Por ello, se hace necesario que la Fiscal General del Ministerio Público, María Consuelo Porras Argueta, de manera urgente nombre a un Fiscal Especial, objetivo e imparcial, para que realice las pesquisas relacionadas con los pagos y prebendas entregadas a todos los colaboradores falaces que ha utilizado la CICIG a lo largo del tiempo, a efecto de procesar y encarcelar a los agentes fiscales y delegados de la CICIG que, valiéndose del cargo, hayan cometido esas ilegalidades. Pues, en caso contrario, es decir que la Fiscal General omita o consienta esta práctica amañada, será solidariamente responsable de los graves daños a la institucionalidad del país.

Mientras tanto, el Presidente de la República en defensa de la soberanía nacional y los intereses de los guatemaltecos, deberá realizar las gestiones pertinentes, con el objeto de acudir ante el Tribunal Internacional de Justicia, a denunciar el acuerdo suscrito entre Guatemala y la Secretaría General de las Naciones Unidas, para que, de una vez por todas se proceda a dar por terminado ese tratado, debido al grave incumplimiento de las condiciones del mismo y por atentar en contra de la seguridad nacional. Posteriormente, deberá iniciar una demanda internacional en contra del Comisionado Iván Velásquez Gómez, por violentar los derechos humanos de los guatemaltecos, a efecto de que al mismo se le aplique la ley global Magnitsky.

.
.