Home > Columnas > Ni una lágrima más, ahora solo queremos justicia

Ni una lágrima más, ahora solo queremos justicia

#Desde Mi Trinchera

“MI BEBA, SI TÚ ME ESTAS ESCUCHANDO, TEN FE EN DIOS, PORQUE ÉL NO TE ABANDONARA Y ES ÉL QUIEN NOS DA FUERZA PARA SUPERAR ESTOS MOMENTOS DE ANGUSTIA Y TANTO DOLOR”.  Richardson de Solé, madre de Beverly Sandoval Richardson, secuestrada y asesinada.

Entre proyectos y la convicción en que sin sacrificio no existe la gloria, decidí guardar la pluma y me decidí dibujar con mis sentidos y alma los paisajes del altiplano occidental de Guatemala, entre la gente y la naturaleza por un momento llegue a pensar que había llegado al paraíso, que los problemas políticos y la sangre derramada en nuestro país podría ser solamente una mala pesadilla…Luego de varias semanas en ese exilio de paz a mi regreso encuentro la triste realidad, una sociedad podrida con el respaldo de la verdadera y diabólica  impunidad (CICIG), la que raya entre la indignación y la náusea, entre la ira y la frustración.

Es jueves 30 de mayo del año 1996, en la primavera de su vida Beverly Sandoval Richardson conduce su vehículo al retornar de la Ciudad de Antigua Guatemala; hombres fuertemente armados la interceptan, secuestran y conducen con rumbo desconocido; meses después el 4 de noviembre de 1996 en el barranco El Zope fue localizado un cadáver de sexo femenino, el que luego fue identificado plenamente como el de Beverly Sandoval Richardson.

22 años después el colombiano terrorista Iván Velásquez y su banda de delincuentes llamada CICIG, vuelven a “secuestrar y torturar” la dignidad y el duelo eterno que guardan las familias de las víctimas asesinadas y secuestradas por las organizaciones criminales más sanguinarias que han existido en la historia de nuestro país. Sin importar los medios con el fin de proseguir con su tarea de inquisidores políticos, de la persecución selectiva y sucia para favorecer a sus compinches políticos en vistas de colocarlos ya sea mediante un proceso electoral alterado y manipulado por medio de “cartas de entendimiento” entre el TSE y CICIG, hasta inclusive se percibe que han de tener preparado un plan oscuro para antes de la convocatoria a elecciones para enero del próximo año, para impedir elecciones democráticas y limpias.

Tan bajo y asquerosa son las políticas criminales de una “comisión internacional” que vino a “combatir la impunidad”, que ahora para poder darle vida al cadáver ambulante en que se convirtieron se vuelven cómplices y amigos de las bandas de secuestradores más sanguinarias y malditas que ha conocido Guatemala, se vuelven socios al tener reuniones secretas, platicas y arreglos para utilizarlos como “colaboradores eficaces”, pese a que por ser delincuentes altamente peligrosos su testimonio no puede ni debe ser tomado en cuenta, en contra de autoridades que les dieron persecución y capturaron en su momento. Es indignante ver como la “comisión contra la impunidad en Guatemala” cicig (en minúsculas) quiera verle la cara de imbéciles a todos los guatemaltecos al decir que las declaraciones de estos delincuentes son voluntarias, cuando estos no tienen nada que perder solo ganar… porque en realidad solo debería existir de recuerdo de esas bandas un “paredón de fusilamiento”.

Esperar que la Corte de Constitucionalidad ejerciera con la lógica necesaria, por la conservación de un Estado de derecho real y mantener un clima de gobernabilidad y seguridad era algo tonto no se podía esperar de ellos un fallo apegado a nuestra Constitución, al declarar sin lugar la solicitud para revocar el amparo que permitía el ingreso del delincuente Iván Velásquez, forzando y destruyendo la independencia de los legítimos Poderes del Estado, usurpando funciones que no les competen, los magistrados de la CC dan el visto bueno para que se desate un clima de inestabilidad política sin precedentes, alimentando el divisionismo y esperando equivocarme llevarnos al borde de un baño de sangre. Ningún extranjero, mucho menos uno mentiroso, con intereses mezquinos en Guatemala vale la pena para dejarle a nuestros hijos un presente y futuro gris.

El Presidente de la República Jimmy Morales en mensaje dirigido al pueblo de Guatemala, manifestó claramente que el gobierno, ni él como representante de la unidad nacional, iba a cumplir ninguna orden ilegal y que además atente contra la institucionalidad del país; la Corte de Constitucionalidad ha venido usurpado funciones que no le corresponden, violando la independencia de los poderes legítimos del Estado, sus fallos y resoluciones lejos de cumplir son su deber y función que es la interpretación y respaldar nuestra máxima ley, nuestra Constitución, la ultraja la viola, la escupe. De esta forma con la resolución de la CC al declarar sin lugar la solicitud para revocar el amparo ilegal con el que intentan permitir el ingreso de un delincuente declarado como peligro para la seguridad nacional no sólo atenta contra un legítimo Estado de Derecho, sino además contra la dignidad, soberanía y libertad de cada uno de los guatemaltecos.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.