Home > Cultura > El puente aéreo de Berlín

El puente aéreo de Berlín

#EditadoParaLaHistoria

.

En estos tiempos en que tanto se habla de la creación de muros que dividan naciones para impedir la entrada de personas a su territorio, hubo una vez un muro cuyo objetivo era estrictamente el contrario, impedir que su propia gente se saliera.

Muros ha habido muchos en el transcurso de la historia: la famosa muralla china es el mayor de estos muros, pero siempre todos han tenido la misión de impedir la entrada. La excepción fue una: El Muro de Berlín. Pero hoy no hablaremos precisamente de este muro que todos recordamos.

El Imperio (Reich) que creó Adolfo Hitler y que debía durar 1000 años cayó estrepitosamente después de tan sólo 12 como castillo de naipes y su rendición se materializó con la capitulación alemana firmada primero en la ciudad francesa de Reims el 8 de mayo y después el 9 de mayo de 1945 en el barrio berlinés de Kalshorst. Como recordatorio el 9 de mayo es el día de Europa.

Los vencedores (Inglaterra, Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética) se dividieron el país en 4 zonas de ocupación, haciendo lo mismo con su capital, Berlín, que fue dividida en otras tantas 4 partes de ocupación. Austria y Viena tuvieron el mismo destino con la ocupación por los 4 vencedores.

Era evidente que esta amistad entre los aliados era contra natura. Los intereses de todas las naciones eran bien diferentes, en particular en lo que se refiere a la Unión Soviética, que después de su encarnizada guerra quería llevarse la mejor parte del pastel. Sin embargo, ya nadie quería recordar los acuerdos entre Stalin y Hitler para atacar juntos Polonia (lo que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre de 1939) y la invasión de Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania por tropas rusas. La de los aliados contra Hitler fue una alianza de conveniencia y sabido era que no duraría mucho más del fin de la guerra.

La degradación de las relaciones entre los cuatro ocupantes de Alemania rápidamente llegó a su clímax cuando el 24 de junio de 1948 la Unión Soviética bloquea las vías de acceso terrestre a Berlín Occidental (bajo la responsabilidad de los vencedores capitalistas) Este bloqueo duró hasta el 12 de mayo de 1949 (324 días) y su intención era ahogar a esa zona cortándole suministros de toda índole, desde comida hasta combustible. El detonante fue la intención de crear una moneda alemana común para los territorios americano, inglés y francés, asunto para lo que los soviéticos no fueron consultados.

Ante tamaño peligro los aliados, a iniciativa de los Estados Unidos, crearon un puente aéreo para impedir que estas zonas cayeran bajo la influencia de Stalin.

En primer lugar, se organizó un contra bloqueo que causó grandes problemas de abastecimiento de carbón (necesario para la calefacción) en las zonas de ocupación soviética. Un grupo de ya 160 aviones disponibles para julio de 1948 transportó materiales, víveres y combustible para el pueblo berlinés. Los llamaban “bombarderos de uvas pasas”

Fue eficaz el puente porque Berlín disponía de 3 corredores aéreos. El del norte y el sur servían exclusivamente dirección a Berlín y el del centro se utilizaba para el regreso de los aviones. Los aviones británicos eran ayudados por pilotos de otras naciones del imperio (Canadá, Australia, África del Sur y Nueva Zelanda) Los franceses, que tenían sus propios aviones ocupados en Vietnam, participó con pocos aviones utilizando fundamentalmente aviones requisicionados a los propios alemanes. La ayuda principal de Francia fue en el acondicionamiento del Aeropuerto de Tegel, en Berlín Occidental, para facilitar las idas y vueltas de las otras naciones.

Al final del bloqueo, los aliados habían realizado 278 288 vueltos, de los cuales 189 963 sólo por cuenta de los Estados Unidos. Se transportó un total de 2 119 480 toneladas de productos, combustible y comida.

Finalmente, y ante la evidencia de que sus deseos no los llevaban a ninguna parte, los soviéticos decidieron levantar el bloqueo. Esto tuvo lugar el 12 de mayo de 1949 a medianoche, poniéndose retomar las autopistas que llevaban de las grandes ciudades de Alemania Occidental hasta Berlín Occidental.

El bloqueo se levantó al precio de 74 participantes muertos en accidentes y fue la primera derrota de Stalin ante Occidente en la naciente Guerra Fría

.

.
.