Home > Columnas > Revolución tecnológica, conocimiento y educación

Revolución tecnológica, conocimiento y educación

#NuevaSociedad

En el año 1.999  Peter Drucker anunció que la educación cambiaría en las tres décadas siguientes mucho más de lo que había avanzado en trescientos años. El libro impreso que había sido la causa de la educación moderna estaba siendo restituido por las computadoras y las tecnologías de la información. Además porque el conocimiento se había convertido, para la economía y para las sociedades, en el verdadero capital y en el primer recurso para la producción de la riqueza. Esto le demandó a la educación nuevas funciones y tareas como la de garantizar una buena formación académica, eficaz y responsable ante las nuevas y exigentes condiciones que se imponían en el contexto global. Estos cambios requerían de una renovación de los métodos de enseñanza y aprendizaje apoyados, en alguna medida, en los  avances que se estaban dando en la teoría educativa de las competencias en los años 80 y 90, como continuación del constructivismo educativo de los 70. En este siglo veintiuno se observaron importantes resultados. Los cambios se construyeron alrededor de conceptos como conocimiento, comprensión y aprendizaje, incorporando el contexto y el avance de las nuevas revoluciones tecnológicas que cambiarán de nuevo, en los próximos cinco años, los perfiles de los mercados laborales, ocupacionales y profesionales.

Para que esto fuera posible la enseñanza incorporó estos conceptos en la educación, la cultura básica requirió de conocimientos informáticos elementales y de una considerable comprensión y aprendizaje de las tecnologías. Lo que significó una revolución para la educación de casi todos los países del mundo a finales del siglo veinte y principios del veintiuno. Esto fue posible a través  de la escuela y del aprendizaje organizado, sistemático y con objetivos. Con la adquisición por parte de los estudiantes de competencias como la comprensión y la interpretación de los contenidos y de la información, éste es capaz de conocer y de convertirla en conocimientos que les permiten tener una posesión individual y una herramienta educativa que lo lleva a realizar los cambios cognitivos y económicos que le demanda el mercado. A su vez también es una alternativa para formar personas mejor calificadas en tecnología y en ética al tener una mayor capacidad para conocer, producir y respetar las reglas del mercado y de la sociedad a la que pertenece. Pero lo más importante para que este  proceso fuera realizable  es que la sociedad del conocimiento requiere de una sociedad en la que todos sus miembros  aprendan a cómo aprender. Teoría ampliamente desarrollada por la UNESCO y por J. Delors.

Es importante aprender a cómo conocer porque por naturaleza el conocimiento cambia con rapidez, el conocimiento se vuelve rápidamente obsoleto y hay que producir nuevo. Ante esta situación, a la educación le corresponde enseñar a cómo aprender por sí mismo al estudiante. Pues como se dijo en la sociedad del conocimiento, el conocimiento es la base de la economía y de la sociedad. Hay que cumplir con las demandas de la economía aprendiendo a cómo se puede  producir nuevo conocimiento para renovar el pensamiento y la producción permanentemente. Por lo que la escuela y la educación tomaron un papel central en la vida pública y en la política de los países más avanzados democrática y políticamente, que a su vez fortalecieron la democracia para hacer posible el libre e igual intercambio de bienes e ideas.

Para Drucker aprender a cómo aprender es  desarrollar formas de enseñanza que posibiliten que los alumnos consigan orientar sus fortalezas y talentos en las cosas que destaquen y hagan bien. Pero también en sus puntos débiles  pues la escuela tiene que equiparar a los estudiantes para que sean capaces de funcionar sobre la base de puntos fuertes  que es lo que la escuela hasta ahora no hace. Así como formarlos con una concepción moral que los capacite para vencer la indiferencia, la irresponsabilidad y el cinismo, con sensibilidad, responsabilidad y cooperación. Para la teoría educativa  la educación en y para una sociedad del conocimiento tiene un propósito social. Esto la hace contar o formar en valores.

En educación la capacidad centrada por varios siglos, la enseñanza pasiva se desplaza hacia el aprendizaje activo. ¿Lo importante es definir qué es el aprendizaje? ¿Cómo superar para aprender la repetición? El maestro  requiere de una capacidad para detectar los puntos fuertes y dirigir su talento hacia su realización, así como fortalecer los débiles y actuar sobre ellos apoyados en el ordenador, los textos, los medios de comunicación: televisión, filmes, casetes, videos, entre otros. Esto fueron los cambios que el conocimiento experimentó con los nuevos métodos en la enseñanza que hicieron posible el aprendizaje para la creación del conocimiento,  transmisión y creación del nuevo. El conocimiento por lo tanto es definido ahora, no solo como datos o información, sino también como información que cambia algo o a alguien que lo entiende, interpreta, lo amplía y lo utiliza como una base para una acción. Esto hace del individuo o a la institución capaz de una acción diferente y efectiva.


TEXTO PARA COLUMNISTA