Home > Actualidad > No mire, observe el Arco de Santa Catalina

No mire, observe el Arco de Santa Catalina

///
Comments are Off

El Arco de Santa Catalina es un auténtico ícono de la Ciudad Colonial. Aunque es frecuentado por miles de turistas y sirve de escenario para muchas postales, algunos detalles de este monumento aún se mantienen resguardados. A modo de guía histórica, el investigador Alberto Garín y el restaurador Osmín de la Maza presentan el libro El Arco de Santa Catalina. El lanzamiento será el sábado a las 16:00 en la Casa Popenoe, de la Universidad Francisco Marroquín, 6a. calle oriente no. 16, Antigua Guatemala. La entrada es libre.

.

Repaso

Alberto Garín, coautor del libro, asegura que a pesar de ser un punto muy conocido y visitado, mucha de la historia del Arco de Santa Catalina no ha visto la luz. Por ello, la obra que firma busca ir más allá de un plano general y repasar la pieza arquitectónica, desde su construcción, a finales del siglo XVII, hasta su más reciente proceso de restauración, en 2017.

Datos relevantes

La característica principal de esta publicación son las curiosidades que presenta, apunta Garín. Una de ellas es que, si bien el monumento supera los 320 años y se ha visto afectado por distintos terremotos, aún se conserva su diseño original. Por el contrario, la torre del reloj ha sido reemplazada en cuatro ocasiones, desde 1860.

El libro también recuerda que originalmente el arco funcionó como pasadizo para las monjas recluidas en el Convento de Santa Catalina Virgen y Mártir, y que, aunque la estructura mantiene este espacio, ahora está cerrado al público. “Los múltiples detalles recopilados fueron reforzados con diversas fuentes y estudios arqueológicos del lugar”, comenta el investigador.

Mostrar la riqueza

Los autores pretenden que este título sea el primero de una serie de guías acerca de la Ciudad Colonial: “Es importante hacer ver a los antigüeños y a los visitantes la inmensa riqueza patrimonial de la zona. Es un sitio que nos falta observar y que aún puede tener muchos significados.” Garín afirma que la obra está dirigida a todo público, pero destaca que la edición integra notas académicas para quienes deseen profundizar en algún tema.

.
.