Home > Columnas > El futuro empieza ahora

El futuro empieza ahora

#PensamientoCrítico

.

Hablar sobre el futuro de las ciudades aterriza siempre en la planificación, en el orden, su crecimiento y evolución. Históricamente la creación de ciudades ha sido una consecuencia del carácter impetuoso del hombre; una ciudad consiste en el espacio de convivencia del ser humano más organizado. Cuando hablamos de ciudades no solo pensamos en convivencia, sino también la arquitectura, sus tradiciones, sus costumbres, su arte, su gastronomía y el estilo de vida. El orbe es un sistema de vida, y cada ciudad tiene su mística propia, sus características que la hacen única.

La organización de las ciudades siempre ha tenido una gran relevancia. Algunas de las ciudades más famosas del globo terráqueo fueron en su momento fuertes Estados. En estos organismos es donde resulta más bello el estudio del arte de gobernar, pues una ciudad siempre representa proximidad entre su gente.

En el Foro Urbano Mundial WUF9 llevado a cabo este año, Wiliam Lacy Swing, ex Director General de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) habló sobre cuáles son las tres tendencias mundiales del siglo XXI alrededor de la agenda urbana. La primera, la migración; la segunda, la urbanización; y la tercera, la diversidad.

Cuando se refirió a la migración, lo hace desde un punto de vista global. No cabe duda que el fenómeno de la migración es un problema que aqueja a todos los países, ya sea porque producen migración o porque reciben a los migrantes. El mundo en el que vivimos hoy es un “mundo en movimiento”. ONU-Hábitat señala que “258 millones de personas cruzan las fronteras y alrededor de 750 millones de personas son migrantes internos. Una de cada siete personas en el mundo, es decir, mil millones de los siete mil millones habitantes del mundo, son migrantes.” La migración no es un fenómeno nuevo, el problema es que no está debidamente planificado por parte de los países y las ciudades. Ese es el reto que tienen las ciudades hoy en día.

Desde esa perspectiva es que aborda también la tendencia de la urbanización. Lacy señaló que “tres millones de personas se están desplazando hacia las ciudades cada semana”. Entonces es necesario que las ciudades puedan tener una planificación adecuada para recibir a los migrantes, sobre todo cuando la migración es interna. Esto requiere un ordenamiento en vivienda y servicios básicos, así como mecanismos de movilidad dentro de las ciudades.

Por último la diversidad. Si las ciudades son el centro de convivencia de las personas por excelencia, se deben crear mecanismos políticos que permitan la integración. La migración también convierte a las ciudades en ser más multiculturales, multiétnicas, multilingües y con diversas religiones.

El futuro de las ciudades pasa por una planificación adecuada a las tendencias mundiales.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.