Home > Columnas > Se puede ser candidato y sin partido político

Se puede ser candidato y sin partido político

La Constitución Política de la República de Guatemala reconoce AL CIUDADANO el derecho Humano de elegir y SER ELECTO y OPTAR A CARGOS PÚBLICOS. La Ley Electoral y de Partidos Políticos reconoce ese mismo derecho en sus primeros artículos. No existe prohibición alguna. En el caso de los partidos políticos, la Ley le otorgó el derecho de postular candidatos. ES el ciudadano quien acepta ser postulado por la organización política. La Ley otorga a los Partidos Políticos la facultad de postular PERO NO ENFORMA EXCLUSIVA como se ha interpretado en años anteriores. Ese derecho (de postular) es perfectamente compatible con EL DERECHO DEL CIUDADANO A OPTAR AL CARGO. Es pues, su decisión, si desea postularse en forma individual o ser postulado por una organización política.

Desde que entró en vigencia la LEPP en 1986, se ha perdido la posibilidad de ejercer los derechos ciudadanos ante la concentración de poder de los Partidos Políticos quienes lejos de representar a la ciudadanía, cuidan intereses particulares para mantener cuotas de poder.

Por eso, desde el año 2015, se ha solicitado al Tribunal Supremo Electoral que abra esta alternativa de participación ciudadana. Se consultó (2015) ¿cuál era el procedimiento para que un ciudadano pudiera inscribirse como candidato, sin ser postulado por un partido político? El Tribunal resolvió que “no había procedimiento” con lo cual tácitamente aceptó que el ciudadano sí tiene ese derecho y que hace falta un procedimiento administrativo para que pueda ejercerlo. Entonces, en 2017, se solicitó al Tribunal –en base a sus funciones (y a su propia resolución)- que creara el procedimiento para cumplir con el mandato legal de garantizar la participación electoral de los ciudadanos. El TSE, obviando su responsabilidad legal e histórica, solamente hizo saber un dictamen (no vinculante) que emitió el Registro de Ciudadanos, en el cual alude si bien existe el derecho, el TSE no tiene la competencia para crear el procedimiento solicitado, a pesar de que lo único que se necesita es que se imprima un formulario de inscripción (como lo dice la LEPP) para un candidato individual. Este criterio a todas luces contrario al derecho constitucional y los derechos cívicos y políticos, está siendo todavía discutido por medio de un amparo contra el TSE ante la Corte Suprema de Justicia.

Este derecho ciudadano está contenido en la LEPP y es viable; daría una alternativa de participación electoral abriendo la oportunidad a jóvenes, mujeres e indígenas que desean participar y ejercer el derecho de ser electo en forma honesta y responsable sin tener que ceder a los compromisos que significa estar dentro de un partido político hoy en día. Solo si personas diferentes, con ética, y visión de servicio ocupan los cargos de elección popular, se lograrán cambios en políticas públicas y en leyes que beneficien al País.

Existe ya un movimiento que apoya esta idea de candidaturas individuales “sin partidos”. “Personas independientes proponiendo algo diferente” que desean hacer campaña manteniendo contacto directo con la gente.

El país está en una coyuntura que pone en estado crítico la democracia del país. Con la implementación de esta alternativa de inscripción, se fortalecería la democracia y se aumentaría la participación del ciudadano quien tiene derecho a optar a un cargo. ¡SE PUEDE SER CANDIDATO y SIN PARTIDO POLÍTICO!


TEXTO PARA COLUMNISTA