Home > Vida > Cocina > Cocina al Desnudo > ¿Espíritu de Navidad o Navidad comercial?

¿Espíritu de Navidad o Navidad comercial?

#CocinaAlDesnudo

Antes de pasar a la columna, quiero agradecer su preferencia al leerme y también por preguntar en estas tres semanas de ausencia de Cocina al desnudo. Que pasaría en el futuro con este espacio. La respuesta es simple. Por problemas técnicos y logísticos no me había sido posible escribir. Yo también los he extrañado mucho. ¡Felices fiestas!

Quiero comentarles que: Desde mi punto de vista existen dos tipos de Navidades.

La auténtica Navidad llena de paz,armonía,trabajo en equipo, concordia ,sabores, tradiciones, experiencias  espirituales y sobre todo compartir con amigos y familia generando conciencia de qué somos LUZ. Recordando que: Nuestro vivir diario, forma de pensar y actuar nos hace, agentes de cambio. Impactando de forma positiva o negativamente a quienes nos rodean. Por ello elijo sentir gozo y armonía en cada actividad que realizare durante estas fechas.

Navidad superflua (La comercial), llena de estrés, ajetreos,enojos,brillos, luces, gente que se junta  a criticar a otros alrededor de una cena de Navidad, competencia y excesos . Este tipo de navidad no soy yo, la odio y me alejo de ella. Prefiero un espacio íntimo con buena mesa, buena bebida, espacio para meditar y compartir. Los regalos más caros son los que no se venden en las tiendas. La reciprocidad, el apoyo incondicional, la honestidad, el amor fraterno, el escuchar al otro, el compartir autentico, esos son los mejores regalos.

Que si me gustan los regalos. Por supuesto que sí. Pero detrás de cada regalo no me importa si es caro o barato, veo la intención de la persona y lo que puede o no conocerme para que su regalo haga match con mi forma de vivir y de ser. A veces recibimos regalos por compromiso, esos generalmente no nos hacen ni felices ni dichosos y será mejor reciclarlos.

Me preguntan que si amo comer. Mi respuesta es. ¡Sí! Disfruto un buen Champagne extra Brut, acompañado de un delicado Turrón de Jijona. De platillos salados adoro los tamales de arroz, hechos con aceite de oliva en lugar de manteca. Un pavo en término perfecto con un relleno agridulce. Mis entradas frías preferidas son dos, arenques ahumados y espárragos con prosciutto de pato Black Duck. Mis ensaladas de temporada son la ambrosia, la Anjou de peras, miel, nuez de nogal, endivias con un toque de queso Roquefort y la Waldorf. Si quieren consejos de cocina pregúntenme en mi cuenta de Instagram @soyfoodieq , con mucho gusto les daré tips de esta temporada. Con mi amiga la chef Tati Orellana dejaremos por aquí algunas recetas, esperamos las disfruten muchísimo. Me han preguntado por distintos medios si este año tendremos nuestra tradicional cena de año nuevo en Quintana Bistrot. Con gusto atenderemos reservaciones de dos personas en adelante al 5012 5914.Tendremos un menú de 4 tiempos fantástico a partir de las 6 PM (Early Bird Dinners) en adelante hasta el amanecer.

Anécdotas de Navidad

Estaba pensando en algunas navidades especiales y quiero contarles algunas de ellas.

Pavitos, pavitos, pavitos y más pavitos.

Hace maso menos 10 años me encargaron un pedido estúpidamente grande de pavos horneados y rellenos. Pase 24 horas horneando y cocinando pavos. En mi cocina y en 3 cocinas adoptadas. Horneaba contra reloj con 40 minutos de diferencia en cada cocina y me tocaba hacer un tour en carro, dejando pavos para hornea y recogiendo los ya cocinados, hasta que me dieron las 10 de la mañana para alistarme e irme a entregarlos.

¡Un árbol de navidad descomunalmente alto!

Cuando tenía seis o siete años Vivía en una casa muy grande y señorial .La cual tenía un lobby, alrededor del mismo partían las escaleras (hacia arriba), muy elegantes con pasamanos de madera en forma circular. El árbol de navidad era tan alto, que uno podía poner la estrella de Navidad en la punta, desde la sala familiar que estaba en el segundo piso más o menos a unos 5.5 metros de altura. Estos árboles de navidad en casa, eran tan altos que para transportarlos ocupaban el techo del carro (americanos o europeos muy pero muy largos) para llevarlos del mercado hasta la casa. No he vuelto a tener, ni he visto árboles de navidad tan altos y frondosos como estos en mi hogar. Siempre las mesas de Navidad son súper elegantes y hermosas en casa. Gracias a Dios, abundantes en viandas y bebidas por doquier. Creo que lo más importante para mí: Es poner galletería y panadería de temporada en azafates para compartir con los invitados. Otra tradicion fue, la de tener a la misma persona, como proveedora de tamales y pavos rellenos, prensados; durante más de 40 años. Esas cocineras son Realmente guardianas de tradiciones ancestrales. Es importante heredar lasa tradiciones culinarias para que continúen. Dedico este párrafo a mi nana, Cristina Flores que durante muchísimos años se esmeró; junto a mi madre y a la cocinera, en crear momentos memorables por medio de sus cuidados y cocina. ¡GRACIAS!

Tío Agustín

Uno de los seres humanos más entrañables que he tenido en mi vida y que me han impactado para bien, fue mi tío Agustín. En su casa en la Colonia Condesa en  la Ciudad de  México se acostumbra, cuando se iba adornar de Navidad. Sacar un cardenal rojo, que era el espíritu de la Navidad y comenzaban a sacar de las cajas de adornos: manteles para ataviar la casa y todo tipo de esferas y adornos maravillosos. Siempre se cuidaban todos los detalles en las recámaras, la cocina, el baño, la estancia etc. Las mesas eran fantásticamente adornadas con vajillas y cristalería elegante con detalles minuciosos.

La tradicional comida en México son tortitas de camarón y romeritos con mole. Esto aunado a otras tradiciones gastronómicas europeas y también al tradicional pavo, que por cierto es originario de Mesoamérica. Siempre que iba a compartir con mi tío Agustín y su familia, pasamos unas maravillosas veladas alrededor de la mesa. Las cuales podían pasar horas entre comida, bebida, anécdotas, canciones, lecturas, historias de viajes; que uno no quería levantarse de allí, hasta que los vencía a uno el sueño y teníamos que marchar a la cama. Hoy después de muchos años de que el tío Agustín ha partido al cielo, mi prima Beatriz Infante Jacobo sigue con entusiasmo, la traición de mantener esa casa impecablemente adornada y cocinar las viandas de antaño, para navidad.

Navidad a la Catalana

Otra de las navidades muy peculiares que me ha tocado vivir, ha sido en Barcelona- Muy especialmente en un hermoso lugar que se llama Granollers, una Ciudad bastante cercana a la capital de Catalunya. Aquí viví, experiencias maravillosas alrededor de las familias Mogas, Quincoces, Martorell y Serra entre otras. La cocina es excitante, aromática con notas a especias, nueces, piñones, turrones , vinos y espumantes. Cada día era un festín que mejoraba la anterior.

Lo que me parece muy bonito es que en vez de celebrar, que los regalos los ha traído San Nicolás. La tradición aquí es muy diferente. Los obsequios los lleva ¡un tronco! Al qué le dicen el tío, al cual se le pega. Y el caga los regalos, para los niños.

En España es tradición darse los obsequios el Día de Reyes, el 6 de enero, que es cuando los reyes magos visitaron a Jesús y le llevaron sus presentes. Es tradición que los ayuntamientos realicen un desfile o Cabalgata de Reyes para conmemorar este día. Volviendo a reunirse las familias, engalanarse y llenar sus hogares de buena comida, bebida y la mejor compañía.

El turrón es uno delos dulces más típicos y representativos de la Navidad en España, hay dos variedades clásicas, el duro y el blando, aunque hoy en día hay de muchos sabores y combinaciones.

Aquí te dejo la receta del típico turrón blando de Jijona

INGREDIENTES

1 taza de miel pura de abeja

½ taza de azúcar

1 libra de almendras molidas

1 clara de huevo

1 cucharadita de rallo de limón

Canela

PROCEDIMIENTO

  1. Tengamos preparado papel encerado y un pirex o molde de pastel mediano
  2. En un sartén colocamos el azúcar y la miel, removemos con una paleta sin cesar, hasta que el azúcar se disuelve y se empieza a formar una mezcla espesa, retirar del fuego
  3. Batir la clara de huevo y añadir al sartén que esta fuera del fuego, batir bien, al principio habrá grumos, pero van a desaparecer y la mezcla volverá a ser clara. Esto puede tardar unos 10 minutos batiendo manualmente.
  4. Volver al fuego y seguir removiendo sin cesar hasta que espese y empiece a cambiar de color, entonces agregamos la almendra, seguimos mezclando hasta que todos los ingredientes estén bien unidos.
  5. Retiramos del fuego y colocamos la mezcla en el pirex con papel encerado, apretando bien hacia el fondo del molde.
  6. Reposar durante 5 horas para desmoldar el turrón y cortar.

Creo que independientemente las tradiciones culinarias y las costumbres de cada país en Estas fiestas Lo más importante es conservar un equilibrio de calma, paz interior, paz mental, armonía y felicidad de dejarnos contagiar del gozo y la dicha de esta época. En lugar de dejarnos vencer por cualquier emoción negativa, como la depresión, la soledad y la tristeza.

Les deseó unas felices fiestas, salud, plenitud, abundancia, concordia y armonía en sus hogares, nos vemos en enero.

Mi amiga, la Chef Tati Orellana, nos contará algunas anécdotas y tradiciones de navidad en distintos país.

LA NAVIDAD ALREDEDOR DEL MUNDO

Mi primera navidad fuera de casa fue en Estados Unidos. A mis 17 años experimente esa sensación de viajar lejos de casa y lo hice sola por primera vez, lejos estaba yo de saber que ese viaje cambiaría el resto de mi vida ya que allí me hice la promesa de viajar por todo el mundo descubriendo sus maravillas y sus tradiciones, especialmente las culinarias, y…. así ha sido hasta el día de hoy.

Navidad en los Estados Unidos es hermosa, llena de tradiciones familiares tales como las decoraciones de la casa, las manualidades para los regalos e intercambios, la compra del árbol y su decoración, pero la que siempre me ha gustado más es la tradición culinaria: galletas, pasteles, pavo, puré de arándanos, de manzana y de papa.

En ésta época todo el tiempo se está horneando y disfrutando alrededor de la cocina familiar.

Es aquí donde nace la tradición del pavo horneado y en la mayoría de los casos también relleno. Esta tradición se expande hoy en día a muchas partes del mundo, pero en Guatemala se lleva a cabo desde hace muchos años.

En Estados Unidos se cuenta con una “temporada de Fiestas” que comienza el cuarto jueves de noviembre cuando celebran el Día de Acción de Gracias y termina hasta el 6 de enero.

Con el tradicional desfile navideño que se lleva a cabo en la mayoría de ciudades se da por comenzada la época de compras navideñas.

La decoración navideña en este país es una locura dentro y fuera de las casas; los árboles decorados, las guirnaldas y todo lo demás está decorado con luces, bombas y listones.

Cada año las personas dan largos paseos en familia admirando las decoraciones en lugares públicos y también las casas de los vecinos.

En este país, el día 24 es Noche buena y no hay feriado, es hasta el día 25 que las familias se reúnen y celebran a lo grande esta festividad, iniciando en la madrugada cuando reciben la visita de Santa Claus en cada casa quien lleva los regalos más deseados por cada miembro de la familia, por lo que los niños se levantan muy temprano para ir a abrir sus regalos.

Este es el día en que se come el pavo horneado y relleno, purés de papa, manzana y arándanos, puré de camote con marshmallows, ensalada Waldorf y toda una variedad de galletas decoradas, chocolates y golosinas. Una bebida tradicional es el Eggnog, deliciosa bebida a base de huevo, aquí les dejo esta receta para realizar en casa:

INGREDIENTES:

2 ¼ de taza de azúcar

1 ½ litro de leche

16 yemas de huevo bien batidas

3 cucharadas de vainilla

1 ½ tazas de crema dulce para batir

canela

Nuez moscada

Whisky o ron al gusto

PROCEDIMIENTO

  1. Batir bien las yemas
  2. En una olla, calentar la leche e incorporar el azúcar y la vainilla, revolver hasta que el azúcar se disuelva completamente.
  3. Ir vertiendo las yemas bien batidas y mezclar vigorosamente, siempre sobre el fuego. Empezara a espesar en unos 20 minutos.
  4. Al espesar agregar la crema, el licor y las demás especies, seguir mezclando unos minutos más.
  5. Retirar del fuego y dejar enfriar, luego refrigerar todo el tiempo.
  6. Servir bien frío.

La siguiente navidad fuera de casa fue en España, así es… esa promesa de viajar por el mundo se hizo realidad.

Mi experiencia culinaria en España para esta época fue maravillosa, se celebra la noche vieja el día 24 con una cena familiar, en esta oportunidad fue Pescado relleno al horno, ensalada de lechugas, tomate y aceitunas negras, aderezada con aceite de oliva, sal y vinagre. Acompañado de espárragos trigueños con mayonesa hecha encasa, infinidad de jamones tipo serrano, chorizo, quesos, pan y por supuesto vino tinto. Para el postre las tradicionales pastas, polvorones, turrones, frutos secos, chocolates y muchas golosinas.

En España la gente se engalana para celebrar a lo grande, las mesas de cada casa muestran sus mejores manteles, vajillas, cristalería y decoraciones típicas de cada región. Es una reunión familiar y con amigos íntimos, las comunidades o municipalidades organizan canticos de villancicos y las familias cantan y asisten a misa. Es una fecha muy religiosa donde se celebra el nacimiento de Jesús.

En cada plaza encontraras los llamados Belén, que son como nuestros “nacimientos” muy hermosos, algunos son con personajes reales o estatuas de tamaño real. Al igual que en Guatemala, en todas las casas habrá un Belén con piezas muy costosas y parajes muy elaborados.

El día 25 continúa la fiesta, ahora con otro menú, talvez una buena carne horneada o quizá un lechón… siempre acompañado de los mejores embutidos, quesos, pan y alguna ensalada. El mejor vino tinto y las pastas y los postres no se quedan atrás.

Continuaremos con el resto del artículo el 29 de diciembre.

Agradecimientos

A Ana María Palmieri por ser siempre mi ángel guardián de la ortografía y redacción. Sin su ayuda cada semana sería imposible esta columna. Quien por cuestiones de salud y trabajo ya no ha podido colaborar conmigo desde el mes de noviembre.

A mis amigos y colegas los chefs Tati Orellana y Kenny Aldana por ser fuente de inspiración y creatividad en mi diario andar entre fogones.

A mi familia por su apoyo incondicional, tolerancia, paciencia, comprensión y por sobre todo su amor. En especial a Isabella Quintana Montes de Oca por ser un ser humano excepcional y maravilloso. Qué me enseña lo que es el coraje y la autoestima al superarse cada día a sí misma.

A Vladimir y Amílcar Alvarado, por su cariño, tolerancia, paciencia e insistencia para que regrese a escribir antes de que terminara el 2018.

 

.
.