Home > Deportes > El Madrid se desploma de cara a puerta

El Madrid se desploma de cara a puerta

///
Comments are Off

Las transiciones nunca fueron fáciles y ahora el Real Madrid vive la más dura de este siglo, por no decir la más complicada de sus 116 años de historia. El pasado verano los dirigentes decidieron emprender un proyecto renovador sin Cristiano Ronaldo y sin buscar un sustituto en el mercado que garantizase sus 40 goles de media por temporada. La solución estaba en casa o eso se creía desde las altas instancia. Sin embargo, el conjunto blanco se ha desplomado de cara a puerta.

El Madrid solo ha visto puerta en 26 ocasiones tras 18 jornadas disputadas, es decir, que como bloque suma menos tantos que entre Leo Messi y Luis Suárez para el Barcelona. Las bajas cifras goleadores y la fragilidad defensiva, el Madrid lleva 23 tantos en contra, hacen de la actual diferencia de goles la peor desde 1948 tras la temporada 1999-2000. Y es que el Madrid del presente, marca solo 1,16 goles por partido en La Liga Santander. Hace 20 años, los blancos manejaban a estas alturas otro discreto 31-30, aunque las sensaciones eran otras porque aquella plantilla contaba con tres goleadores: Raúl González, Fernando Morientes y Nicolas Anelka. De hecho, aquel equipo acabó ganando la Champions League.

Ronaldo no tiene sustituto

La situación actual es muy diferente también porque figura ya a diez puntos del Barça en La Liga y, ante su trayectoria en esta competición, sus opciones en Europa han caído drásticamente en las mejores apuestas a ganador de la Champions, para colocarse a cierta distancia de los grandes favoritos. La realidad es que el equipo madrileño no cuenta con ningún depredador del área, figurando Karim Benzema, con 7 dianas, como el máximo goleador de los madridistas. El francés siempre fue más un escolta de ataque que un anotador y no está cumpliendo en su nuevo rol. Lo cierto es que el papel de Ronaldo se le presumía a Gareth Bale, pero el galés está lejos de proporcionar un acierto similar entre los tres palos, con cinco goles en 15 partidos disputados. Al ex del Tottenham parece venirle grande la camiseta de líder del Madrid porque se borra con facilidad de los partidos y ante la Real Sociedad sufrió otra extraña lesión, que le tendrá apartado de los planes de Santiago Hernán Solari unos 15 días.

Ante el rumbo que va tomando la temporada, Florentino Pérez no ha tardado en reacción y ha acudido al mercado de enero fichando a otra joven promesa: Brahim Díaz. El Madrid le ha robado al Manchester City el mayor talento de su cantera, pero el malagueño está lejos de ser, por cualidades, la solución a los problemas actuales del equipo. Como Isco, Asencio o Modric, Brahim es más un asistente que un goleador, por lo que aumentará el exceso de mediapuntas y seguirán sin un nueve puro, más allá de Mariano Díaz.

En definitiva, se avecina un año gris para el Madrid en lo deportivo, ya que Ronaldo ha dejado un hueco difícil de cubrir. Era una garantía de gol en cada encuentro y el Madrid carece ahora de un futbolista de esa capacidad para definir en cualquier momento y no parece por la labor de encontrarlo. Ha fichado, de momento, otro mediapunta.