Home > Columnas > Estudiantes guatemaltecos

Estudiantes guatemaltecos

Petardo

El Sistema Educativo Nacional de Guatemala es el conjunto ordenado e interrelacionado de elementos, procesos y sujetos a través de los cuales se desarrolla la acción educativa, de acuerdo con las características, necesidades e intereses de la realidad histórica, económica y cultural guatemalteca, según su definición en el artículo 3 de la Ley Nacional de Educación, Decreto No. 12-91 del Congreso de la República.

Las características con que cuenta este sistema es que debe ser participativo, regionalizado, descentralizado y desconcentrado, según el artículo 4 de la ley respectiva. El órgano estatal rector del sistema educativo es el Ministerio de Educación. Según el estado de Guatemala que podrán encontrar más información ahí. El escritor liberal Ramón A. Salazar describió la aplicación de la Ley de Pavón, ya que él fue un estudiante durante esos años; en la ciudad de Guatemala existían por entonces tres escuelas, bajo la advocación de «San Casiano» y la de «San José Calazáns» las dos primeras, que fueron fundadas por el arzobispo Cayetano de Francos y Monroy y la otra de Belén por el Hermano Pedro de San José de Betancur.

Dichas escuelas eran costeadas con fondos municipales, y a los maestros que las regentaban tenían un sueldo de $16. La Iglesia Católica recuperó parte del poder que había tenido durante el gobierno conservador del Rafael Carrera en el siglo XIX; así pues, la educación religiosa privada tuvo un auge a partir de 1955, con la fundación de varios colegios elitistas para varones los cuales absorbieron a los estudiantes de élite que anteriormente hubieran atendido clases en las instituciones gubernamentales laicas como el Instituto Nacional Central para Varones, Escuela Normal central para Varones o el Instituto Normal Central para Señoritas Belén. Aunque el Arzobispo de Guatemala, Mariano Rossell y Arellano publicara un escrito respecto a que la Iglesia Católica no buscaba privilegios en su lucha contra el gobierno de Árbenz, consiguió que el gobierno del coronel Castillo Armas incorporara en la Constitución de 1956 cambios.

Ese año también se emitió la Ley Orgánica de Educación Nacional, con carácter anticomunista. Dicha ley debilitó la coordinación de las instituciones educativas; el 25 de febrero de 1956 se establece la nueva ley, contenida en el Decreto Gubernativo 558 que consolidó los dos ciclos de que se compone la educación media: el prevocacional y el diversificado denominándolo ciclo de cultura general en 1958. De esta ley surgieron los institutos básicos por cooperación y los institutos básicos con orientación ocupacional. 

Actualmente la educación de los jóvenes guatemaltecos se maneja profesionalmente, apegada a la evolución de tanto conocimiento y tecnológico del país. Yo me eduque en un colegio católico, ingresando como interno desde mi primaria y fue tal mi identificación de mi modo de vivir en el ámbito religioso que por poco sigo la carrera de sacerdote. Bastaron unas cortas vacaciones para meditar al respecto y al final me di cuenta de que esa no era mi carrera y que deseaba ser medico y cirujano. Esto es lo que se a perdido oh no se a orientado a la juventud sobre lo que es la vocación. Algunos persiguen beneficios económicos, otros buscan la comodidad de estudiar carreras cortas para poderse casar y alejarse de algún problema que ven en su hogar, son muchos los intereses que persiguen los jóvenes si no se les platica sobre la verdadera vocación. Considero que escuelas publicas y colegios privados con la evolución del tiempo han mejorado lo que es la educación escolar en Guatemala.

TEXTO PARA COLUMNISTA