Home > Columnas > Muy prematuro para descifrarlo

Muy prematuro para descifrarlo

Guatemala Al Rescate

El lunes 7 de enero, el Presidente Morales tomó la decisión de cancelar de manera definitiva la relación entre el Gobierno de Guatemala y CICIG, notificando para el efecto a Naciones Unidas, comunicación que realizó a través de la Ministra de Relaciones Exteriores Sandra Jovel, al Secretario General de Naciones Unidas. En su aparición en los medios de comunicación, el Presidente Morales plantea que se tomó esa decisión por las múltiples violaciones a procesos legales y a los derechos humanos por parte de CICIG.

Todos estábamos enterados del enfrentamiento que se venía produciendo desde el año 2016 entre el ejecutivo y CICIG que llega a su clímax cuando el Presidente de la República decide declarar non grato al Doctor Iván Velásquez, comisionado de CICIG, a partir de este hecho, el Secretario General de Naciones Unidas debió haber atendido y entendido la solicitud de remoción del Comisionado, y la pregunta ¿Por qué no sustituyó al Comisionado rápidamente si ese cambio era vital para la  continuación de la Comisión en el país? ¿Por qué no se pronunció haciendo un llamado a un dialogo para solucionar un problema que afectaba directamente a la Comisión? Esa solicitud del gobierno de Guatemala debió haber tenido respuesta inmediata para evitar que la crisis siguiera subiendo de intensidad.

El ejecutivo aduce que durante 16 meses no fueron escuchados sus requerimientos  por parte del Secretario General de Naciones Unidas ni para el relevo del Comisionado ni para la formación de una mesa técnica ni para solucionar los problemas ingentes que estaban ocurriendo en esos momentos,  y por el otro lado, en un comunicado reciente, el Secretario de Naciones Unidas manifiesta que de manera constructiva se había estado trabajando durante 16 meses con el gobierno de Guatemala, no sé si a estas alturas valdrá la pena pedir que se nos muestre que tipo de comunicación se mantenía y que logros se obtuvieron durante esos 16 meses para detener esta crisis que hoy está afectando al país.

Como resultado, los personeros de CICIG  salieron del país con documentación de esa Comisión, de la cual no tenemos ningún tipo de información de su destino final,  ni de que se trata, documentación que en todo caso,  debió haber sido depositada en el Ministerio Publico para su custodia e investigación, así que pretender que el personal extranjero de Cicig pueda regresar tan fácilmente y retomar sus actividades es sumamente complicado, porque efectivamente, estoy convencido que no se les puede garantizar su seguridad en el territorio nacional,  lo que les afectaría en el cumplimiento de las funciones que les asigna el propio mandato, a esto hay que sumarle que  los diversos grupos que apoyan o están en contra, tanto del Presidente como de CICIG cada vez más incrementan su confrontación  verbal por todos los medios a su alcance,  pudiendo llegar a cometer hechos de violencia, ojalá no se llegue a eso.

CICIG tiene luces y sombras en su desempeño en el país, y cometió errores estratégicos que hoy le están afectando gravemente, su función es, de acuerdo con el convenio, una función eminentemente investigativa y legal, pero al agregarle el ingrediente político como un objetivo de corto y mediano plazo se perdió en su propio quehacer diario y no midió las consecuencias de sus actos ni los efectos que se producirían al pretender manejar e imponer una agenda política.

La táctica es desinformar a la población con todo tipo de falsedades que provienen de net centers o de individuos que están a favor o en contra del Presidente Morales o de CICIG, estos  trabajan de manera desenfrenada planteando sus propios puntos de vista y su propia agenda política para ver si logran réditos políticos de esta crisis, y a la vez ambos grupos comienzan  a movilizar gente para realizar plantones frente a instituciones, y otros realizando marchas en la capital y programando bloqueos en carreteras a nivel nacional, que no solo no solucionan nada, sino lo que es peor, afectan la economía del país, la libre locomoción y la tranquilidad de la población.

Aquí todavía no sabemos qué va a suceder, es muy prematuro como para descifrarlo, esta confrontación político-diplomática entre el Secretario General de NNUU y el Presidente de la República Jimmy Morales, se ha convertido en una confrontación de alta intensidad en lo internacional, en donde algunos países muestra su rechazo a la salida de CICIG, y en lo local, se agudizó un conflicto legal en el que recursos van, recursos vienen buscando una solución legal a un problema político que debe ser resuelto políticamente.


TEXTO PARA COLUMNISTA