Home > Columnas > Una campaña electoral diferente

Una campaña electoral diferente

Guatemala Al Rescate

El viernes 18 de enero en el Teatro Nacional se llevó a cabo la convocatoria a elecciones generales, por parte del Tribunal Supremo Electoral, para elegir presidente y vicepresidente, 160 diputados y 340 alcaldes; de igual forma estableció que la primera vuelta de elecciones se llevará a cabo el 16 de junio, y la segunda vuelta, el 11 de agosto.

Algo que me parece fundamental pero que resulta ser un alto  desafío para el Tribunal Supremo Electoral, será la aplicación de toda la normativa de control al financiamiento electoral ilícito, especialmente en el área rural en donde ésta ha sido la constante para favorecer a candidatos a alcaldes y sus corporaciones municipales, así como diputados al Congreso de la República; para eso tendrá que coordinar su trabajo de control y supervisión con la fiscalía de delitos electorales del Ministerio Publico, quien pareciera ser que ya está preparada para desempeñar este trabajo.

La campaña política se reduce a 3 meses, es muy complicado para los partidos de primera inscripción poder desarrollar una campaña electoral medianamente importante en tan poco tiempo, debido a  que durante la época de no campaña, las prohibiciones son de tan variada naturaleza que no se les permite a los partidos desarrollar ningún tipo de actividad para fortalecer sus partidos ante la población, sumado a esto recorrer el país en tan solo 3 meses y con limitaciones de todo tipo solo beneficia a los partidos estructurados con años de antelación.

Resulta interesante que en este proceso electoral que se avecina, el valor del voto nulo podrá tener un peso específico de acuerdo con el artículo 203 de la ley electoral y de partidos políticos que establece: “Efectos de la mayoría absoluta de votos nulos. Si en los sistemas de votación, los votos nulos sumados en alguno de dicho sistema fueren más de la mitad de los votos válidamente emitidos, el Tribunal Supremo Electoral acordará y declarará en única instancia la nulidad de las elecciones en donde corresponda y se repetirán éstas, por única vez, debiendo los partidos políticos y en su caso los comités cívicos electorales, postular candidatos a los cargos públicos correspondientes. Para el efecto se procederá en lo aplicable de acuerdo con el artículo 210 de esta Ley.” Creo que es un primer paso para que en los años venideros la exigencia sea que ya no se puedan postular los mismos.

Por lo tanto, esta campaña político-electoral será atípica, los partidos “nuevos” y sus candidatos no van a poder posicionarse fácilmente en el imaginario de la población debido a las limitaciones que imponen las reformas a la ley electoral y de partidos políticos, campaña que desde luego beneficia a los partidos ya conocidos y con estructura a nivel nacional como lo dije antes. Estamos frente a un evento electoral diferente que, espero, beneficie a la democracia como sistema político, y a todos los guatemaltecos.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.