Home > Columnas > Artefactos explosivos en las calles

Artefactos explosivos en las calles

La utilización de artefactos explosivos caseros no es nada nuevo, los han usado las estructuras criminales, especialmente las maras, desde hace ya algún tiempo en varios lugares del país; los dos últimos casos, el de la rancherita, que perdió ambas manos al explotarle la bomba que iba a detonar dentro de un bus del servicio urbano, y el caso del cajero automático, en donde quisieron robar el dinero que contenía el cajero ubicado en un centro comercial en el Km. 19.5 de la carretera al pacífico, jurisdicción de Villa Nueva, ponen en evidencia los niveles de preparación que empiezan a desarrollar en el manejo de explosivos estás estructuras criminales.

Aunque las motivaciones sean diferentes, el primer caso por la exigencia del pago de extorsión y el segundo por robo de dinero que contenía el cajero, estos son hechos a los que hay que ponerles la atención debida y las autoridades de policía y las agencias de inteligencia deben hacer un trabajo coordinado para capturar a los hechores materiales e intelectuales de estos atentados y prevenir para que hechos de esta naturaleza no se vuelvan a suceder.

Lo que resulta hoy vital es no dejar que estos hechos simplemente pasen al olvido, déjenme traerles a  la memoria algunos casos, que si bien es cierto, han sido investigados, al  tema de la utilización de explosivos no se le ha puesto la atención requerida, como ejemplos, un artefacto lanzado a una carnicería en el  mercado antiguo de Villa Nueva en el mes de febrero de 2017, el ataque con un artefacto explosivo en un bus extraurbano de la ruta de San José Pinula en marzo de 2016 y la detención de un hombre en la zona 18, al intentar accionar en artefacto explosivo contra los mototaxis hace pocos días.

Todos los hechos citados  anteriormente deben servir como un recordatorio de que en cualquier momento estas estructuras criminales pueden cometer un ataque de esta naturaleza; y de no hacerse el trabajo de inteligencia policial necesario en torno a estos hechos, estas estructuras criminales podrían  sorprender a la policía así  como a las agencias de inteligencia al no contar estas con la información necesaria para poder detectar el origen de estos ataques o prevenirlos; pero lo más preocupante es que, en la medida que se sigan sucediendo estos ataques con este tipo de explosivos, cada vez la criminalidad se va a ir perfeccionando en su utilización, de ahí la importancia de la coordinación interinstitucional entre el Ministerio Público y los entes encargados de la seguridad e inteligencia del país,  para trabajar de manera estratégica, dar con los responsables y desarticular estos grupos criminales que cada vez  se vuelven más violentos y actúan  en el ámbito del terrorismo, entendiendo como terrorista a aquellos individuos que producen miedo o terror en la población por sus actos de violencia.

Hoy la Policía Nacional Civil y las agencias de inteligencia del país, tanto civiles como militares, cuentan con la metodología y técnicas de inteligencia para detectar amenazas, trazar el perfil de delincuentes e investigar fenómenos criminales desde el punto de vista estratégico y táctico, lo que le permite a la policía adoptar decisiones más exactas al hacer uso de la informática como ciencia complementaria.

Por último, es importante la construcción de nueva infraestructura penitenciaria, especialmente de máxima seguridad, para poder aislar a este tipo de criminales que son altamente peligrosos, así como aquellos quienes dirigen a estas estructuras criminales.


TEXTO PARA COLUMNISTA