Home > Columnas > Se acercan las elecciones

Se acercan las elecciones

Petardo

El Tribunal Supremo Electoral de la República de Guatemala es la máxima autoridad en materia electoral. Es un órgano constitucional independiente de control político, por lo tanto, no está supeditado a organismo alguno del Estado. Éste se rige por la Ley Electoral y de Partidos Políticos, Decreto 1-85 del Asamblea Nacional Constituyente. Esta institución tiene la facultad de realizar la convocatoria a elecciones para el cargo de Presidente de la República y Vicepresidente de la República, para los cargos de Diputados al Congreso de la República y al Parlamento Centroamericano (a partir de elecciones generales de 2015), que será cada cuatro años, y consulta popular según el artículo 173 de la Constitución y la Ley Constitucional Electoral.

También debe organizarlas adecuadamente para transparentar los votos que emitan la ciudadanía. Sin embargo, si no lo hiciere el Congreso de la República está facultado para hacerlo. La Constitución y la Ley Electoral asignan al Tribunal Supremo Electoral, Registro de Ciudadanos y a otros de sus órganos, ejercer con exclusiva independencia funcional la jurisdicción electoral, es decir la potestad de administrar justicia en materia electoral. Es decir, además de organizar las elecciones y supervisar la actividad de las organizaciones políticas, aplica la ley a casos concretos y resuelve controversias en el ámbito electoral, actuando en segunda instancia, cuando conoce las resoluciones del Registro de Ciudadanos, las cuales están sujetas a su revisión, presentando un recurso de nulidad.

A partir del mes de enero de este año la mayoría del pueblo guatemalteco se alegro ya que le da la oportunidad a los mayores de dieciocho años de edad a elegir nuevo presidente, vicepresidente, diputados y alcaldes. El Tribunal Supremo Electoral tiene que contratar, educar y entrenar a los que trabajaran en ese evento eleccionario importante. A la población en general también tiene que informar claramente sobre las elecciones y los requisitos tanto para los que estarán como candidatos como a los  electores. Es obligación de los que conforman el Tribunal Supremo Electoral conozcan a fondo la Ley que rige las Elecciones. Ellos deben aplicar la Ley con firmeza y aplicarla en igualdad para todos en general sin preferencias alguna.

Para los que nos gobernaron les pasara la ley del barrilete que cuando se les corta la pita se van cayendo y no saben a dónde irán a parar. La población dice que por fortuna los que gobernaron ya van de salida, que las autoridades quisieron manejar la constitución de la Republica de Guatemala a su antojo. Los Organismo Ejecutivo, Legislativo y Judicial no trabajaron coordinadamente y efectuaron su trabajo a su conveniencia. Los guatemaltecos se lamentan de las expresiones del presidente de la republica quien dice: “nosotros creemos en la supremacía del tribunal supremo electoral, ojala y podamos ver elecciones libres, soberanas e independientes“.

Señalan que este  presidente, no fue capaz de respetar la soberanía e independencia nacional, ni la de los demás países. Fue incapaz de resolver el problema del diferendo territorial Beliceño, solo le hizo unos chapuces al puente de Belice, como si fuera el territorio de Belice. A sido inepto, no demostró que su partido político actuó correctamente, como lo mandaba la ley del tribunal supremo electoral. Ojala el Tribunal Supremo Electoral trabaje libremente con transparencia y equidad, para que el pueblo de Guatemala vuelva a confiar en esa entidad.

Es importante recordarle al presidente del organismo judicial legislativo y ejecutivo, que  el pueblo de Guatemala es quien manda, quien les paga su salario, los guatemaltecos son los mandatarios. Estos tres presidentes únicamente dirigen cada quien su entidad. Estos no tienen que influir en las decisiones del Tribunal Supremo Electoral. Es importante hacer un llamado a todos los guatemaltecos para unirnos y los mayores de dieciocho años se registren en esa entidad para poder votar. Unidos tenemos la obligación de hacer un mejor país, respetando lo que nos manda la Constitución de la República de Guatemala.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.