Home > Vida > Belleza al natural > DIENTES LINDOS

Belleza Al Natural

¡Que un lindo un rostro no se estropee por una sonrisa de miedo! El sarro, manchas y colores desagradables pueden prevenirse con una correcta limpieza dental y cepillándote los dientes con los trucos naturales de los que te hablaremos en este artículo.  También deberás saber que, comiendo algunos alimentos como la manzana, el tomate y las fresas tendrás una dentadura más sana.

Con estos trucos naturales, no pretendemos sustituir la visita al dentista, pero si te garantizamos una buena prevención y mejoramiento de la salud dental y apariencia de tus dientes.

SARRO:

El sarro también llamado tártaro o calculo dental, es el endurecimiento de la placa bacteriana debido al depósito de minerales. Esto genera una coloración poco atractiva, llegando del amarillo al marrón y deja además residuos que se van haciendo “costra” sobre los dientes. Y no es solo una cuestión de apariencias, es también el inicio de muchos problemas para la salud, ya que las bacterias se refugian en estos lugares causando problemas de caries y gástricos.

Se forma por muchas razones, entre ellas, saltarse demasiado el cepillado dental, el tabaquismo, el alcoholismo, consumir demasiadas bebidas carbonatadas, beber café en exceso e incluso, una predisposición genética.

DIENTES AMARILLOS:

Pueden deberse a múltiples factores, entre ellos al igual que en la formación de sarro, puede ser debido a una mala higiene dental, también por los alimentos y bebidas, e incluso por el consumo de algunos medicamentos.  La genética y la edad también son factores que tomar en cuenta.

POTENTE QUITA SARRO Y MANCHAS

Ingredientes:

½ cucharada de bicarbonato

½ cucharada de sal

1 limón

Agua

Preparación y Forma de Uso:

Después de lavarse los dientes de forma habitual, mezclar en un recipiente el bicarbonato, la sal el jugo de limón y un poco de agua, hacer una pasta. Aplica a tus dientes con la yema del dedo de forma muy suave, sin pulir, ya que los puedes dañar.  Deja la pasta en los dientes por unos minutos.  Agrega más agua a la mezcla y haz buches por al menos 1 minuto.

Desagua bien con agua, para que el limón no llegue a manchar tu piel.

Usar solo una vez a la semana, ya que, si abusas de esto, puedes dañar el esmalte de los dientes.  Usar solo por las noches.

El limón es uno de los blanqueadores dentales por excelencia, además, esta fruta cítrica tiene propiedades antibacterianas que vienen muy bien a la hora de combatir el sarro.


DIENTES NEGROS PARA SONRISA BLANCA

Ingredientes:

¼ cucharadita de carbón activado orgánico

¼ cucharadita de arcilla bentonita

1 cucharada de aceite de coco

3 gotas de aceite esencial de limón o Tea Tree

Procedimiento y Uso:

Mezcla todos los ingredientes en un pequeño recipiente de vidrio.  Utiliza un cepillo dental solo para esto, ya que el carbón mancha mucho.  Untar el cepillo en esta mezcla y cepillar los dientes (deben estar ya cepillados y limpios con tu dentífrico habitual antes de proceder a este paso). 

El carbón activado al igual que el bicarbonato, es un abrasivo, no se debe abusar de estos pues dañaras tus dientes al final.  Es mejor utilizarlos unas dos veces a la semana nada más, recuerda que todo esto es una alternativa de prevención. 

PULIDO Y ENJUAGUE BUCAL

Ingredientes para el pulido:

1 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadas de agua oxigenada

Ingredientes para el enjuague:

½ taza de agua

2 cucharadas de agua oxigenada

Preparación y Forma de Uso:

Para la pasta pulidora, mezcla el bicarbonato con el agua oxigenada y haz una pasta, con la yema del dedo, pásalo por los dientes como si se tratase de un cepillo, pasando muy suavemente por los dientes, deja la mezcla al menos por 3 minutos sin tocar, luego desagua bien. Has esto con los dientes limpios, después de la limpieza habitual.  Realiza esta operación 3 días a la semana, intercalando con el enjuague bucal que te explicamos a continuación.

Para el enjuague bucal, mezcla el agua oxigenada y el agua.  Realiza los buches por al menos 1 minuto.  Escupe esto y repite. Puedes usarlos hasta cuatro veces a la semana como un enjuague después del cepillado habitual. También introduce tu cepillo de dientes en esta mezcla, hará que las bacterias disminuyan enormemente.  El agua oxigenada sirve para aclarar los dientes y eliminar sarro.

ALIMENTOS QUE SE CONVIERTEN EN LIMPIADORES

SEMILLAS DE SÉSAMO:

Estas semillas son ideales para desprender la suciedad acumulada de los dientes. Tan solo es necesario tomar una cucharada de estas y masticarlas lentamente durante uno o dos minutos. Luego, se escupen y, con ayuda del cepillo de dientes previamente humedecido, se masajean los dientes. Finalmente, se enjuaga con agua.

PEREJIL

Esta hierba aromática que se usa en una gran cantidad de recetas para dar sabor también puede ayudar a combatir la acumulación de sarro en las encías.

Ingredientes:

1 punado de hojas de perejil

1 cucharada de agua (10 ml).

Preparación y Uso:

Lava y pica bien las hojas de perejil.

Mézclalo con el agua hasta formar una pasta.

Colócala sobre los dientes y deja que actúe unos 5 minutos.

Enjuaga con suficiente agua tibia.

ALIMENTOS PARA LOS DIENTES SANOS:

Algunas de ellas tienen la capacidad para blanquear nuestros dientes y eliminar el sarro adherido hace tiempo. Para que este método resulte deberás consumirlas crudas y morderlas (no cortarlas con cuchillo).

La manzana, el melón y las fresas, apio y almendras son alternativas perfectas para tener las encías sanas, evitar la acumulación de alimentos y prevenir el sangrado que aparece con el cepillado. Cabe destacar que la manzana debe comerse con su cáscara para conseguir el efecto deseado.

Tanto las fresas como los tomates se pueden aprovechar simplemente cortándolos en rodajas y frotarlos de forma directa sobre los dientes antes de cada comida.

CASCARAS DE FRUTAS

Otra forma casera de combatir el sarro consiste en frotar la parte interna de la cáscara de ciertas frutas (naranja y plátano) contra los dientes durante unos 2- 3 minutos antes y después de comer. Así que, ya sabes, ¡No las arrojes a la basura y aprovéchalas para cuidar tus dientes!

DENTÍFRICO NATURAL

Gracias a esta pasta dental hecha en casa evitarás los químicos que se usan para fabricar los dentífricos que se venden en las tiendas. Además, aprovecharás las bondades de sus componentes para eliminar el sarro y tener dientes más sanos.

Ingredientes

½ taza de aceite de coco (100 g)

3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)

2 cucharadas de estevia natural en polvo (20 g)

3 gotas de aceite esencial de Tea Tree  (Árbol de Te)

Preparación y Uso:

En un recipiente coloca el aceite de coco, el bicarbonato y la estevia.

Mezcla bien y añade el aceite esencial llamado Tea Tree

Remueve para obtener una pasta homogénea y almacena en un frasco de vidrio.

Usa todos los días como el dentífrico tradicional.