Home > Columnas > Estas elecciones como oportunidad al país

Estas elecciones como oportunidad al país

Tanmi Tnam

Creemos firmemente que en estas elecciones hay que tomar la mejor decisión que signifique bienestar común para todos los habitantes de Guatemala.  Bajo el concepto de bien común deben considerar personas de todas las edades, niñas y niños, la juventud, las mujeres, la tercera edad y quienes integran los pueblos originarios del país. La más amplia diversidad poblacional de Guatemala debe ser la preocupación de las entidades políticas que están participando en esta contienda electoral para que los pueblos alcancen plenitud de vida sin perder de vista el trabajo por la unidad en la diversidad.

Creemos que estas elecciones se convierta en una oportunidad para rechazar con el voto ciudadano la continuidad de la corrupción, la impunidad, el enriquecimiento ilícito, el abuso del poder, el derroche de los fondos públicos, el maltrato al medio ambiente y la mala calidad de los servicios públicos. No más exclusión, racismo y discriminación. Guatemala es multiétnica y con esta característica se debe construir la unidad y la configuración de toda su estructura política y administrativa.

No más politiqueros que han hecho mucho daño al país, que han corrompido la política en acciones que reciben la desaprobación de la ciudadanía guatemalteca.  No más politiqueros en el poder por muchos años buscando oportunidades para su propio beneficio y mantener a la población guatemalteca en el olvido. Hay necesidad de contar con líderes políticos que se trazan objetivos para alcanzar el bien común, que establecen esfuerzos porque todos disfruten de las mejores condiciones de vida en un país donde se trabaje por la disminución de la pobreza, la eliminación de la desnutrición y la disminución de la violencia. Ya es tiempo de decir no a los engañadores que con discursos elegantes han hecho de la política una oportunidad para vivir de los espacios de poder con que cuenta el Estado pero que se han olvidado de trabajar por el bienestar de la población guatemalteca.

En estas elecciones, debería ser el gran momento de reflexionar por iniciar la construcción de un país que signifique mucho para cada ciudadano, una mejor Guatemala democrática y justa que sea el proyecto de todos y todas. El país donde la participación ciudadana sea libre y voluntaria aportando ideas, esfuerzos, trabajo y servicio. Eso sí, con líderes y lideresas que actúan dentro del marco de la ética para generar confianza en el quehacer político y en las instituciones que propician la participación y representación de todos los sectores de la población.

Que sean estas elecciones el momento para decir no a los oportunistas que sin un plan de gobierno para todos, se atreven a ofrecer tantas obras sin contar con los recursos y el mínimo de confianza para asumir el bienestar de todos.  Ciertamente nuestro país cuenta con partidos políticos pasajeros, sin solidez de ideas y sin liderazgo conocido en toda la geografía nacional. Además, está comprobado que estas instituciones les interesa dedicarse al saqueo de las arcas del Estado sin piedad.

Hagamos que estas elecciones se conviertan en la gran oportunidad de hacer buen uso del voto para iniciar la construcción del proyecto común de las y los guatemaltecos. Es la oportunidad de construir una nueva Guatemala que cuente con las condiciones para que todos vivan plenamente haciendo realidad la democracia y la interculturalidad. Para depositar el voto cuando corresponda, hay que identificar las alternativas que intentan alcanzar el bien común, donde cada acción cobre sentido con la solidaridad, el servicio y la responsabilidad.

TEXTO PARA COLUMNISTA