Home > Cultura > Fortnum and Mason

Editado Para La Historia

Refinamiento, lujo, prestigio, historia y buen gusto tienen dirección: 181 Piccadilly Street en Londres, esquina con Duke Street Saint James en Westminster, frente al Burlington House, sede de la Royal Academy y otras cinco sociedades científicas. También tiene nombre: Fortnum & Mason y, desde 1707, en este edificio de 6 plantas de ladrillo de terracota y verde claro se satisface a los gustos más refinados. Todo comenzó con el gran incendio de Londres del año 1666 que atrajo a la familia Fortnum a Londres para su reconstrucción. William Fortnum logró colocarse como lacayo al servicio de la reina Ana y allí obtuvo el permiso de vender los cabos de las velas que se utilizaban en palacio. Este fue el origen de la fortuna de la familia Fortnum que más adelante estableció en esta dirección, junto a Hugh Mason, una tienda de comestibles, la más elegante y antigua del mundo.

Luego llegó el invento del huevo escocés que se vendía a los viajeros que se dirigían hacia el oeste. El huevo escocés no es más que un huevo duro cubierto por carne de salchicha, todo empanizado con migas de pan fritas. Es un platillo sabroso, generoso y fácil de transportar.

En 1794 Fortnum & Mason atrajo a su tienda una oficina de correos. Como el correo se recogía 6 veces al día muchos londinenses se veían en la necesidad de venir y ver sus vitrinas. Así fue hasta que en el año 1839 se creó el famoso Penny Black, primer sello del mundo, con la imagen de la aún joven Reina Victoria y se crearon las oficinas de correo oficiales.

Para la época de las guerras napoleónicas ya Fortnum & Mason presumía de ser el principal establecimiento para comida en un continente de tenderos y ayudaba a las tropas inglesas que luchaban contra Napoleón suministrando frutos secos, miel y especias.

Durante la exposición internacional de 1851 en Hyde Park, la casa Fortnum & Mason logró obtener una medalla de oro por sus productos de lujo como aves en gelatina, el famoso huevo escocés, jabalíes, trufas y mangos. Ya para la época era el primer importador de frutos secos de Gran Bretaña.

En 1853 estalló la Guerra de Crimea, tan bien descrita por el gran escritor ruso Conde León Tolstoi. Esta fue la primera guerra en ser documentada por la prensa internacional y el mundo conoció en directo sus atrocidades. Esta Guerra de Crimea también fue el inicio de lo que hoy es la Cruz Roja Internacional gracias a los esfuerzos de la enfermera Florence Nightingale por aliviar los dolores de los heridos. Ante las vicisitudes por la que pasaban los soldados heridos y la Srta. Nightingale, la Reina Victoria pidió a Fortnum & Mason que se le enviará a Florence grandes cantidades de caldo de carne concentrado para paliar sus necesidades.

En 1886 al lado de los exquisitos platillos como chocolate, té, los platillos preparados, postres y el huevo escocés llegaron a la tienda los frijoles de la marca norteamericana Heinz, que se han incorporado a la gastronomía británica.

Fortnum and Mason ha estado al lado de la nación en los conflictos de la Primera y la Segunda Guerras Mundiales, así como en eventos deportivos como la primera expedición británica al Everest y la creación de un departamento específico para cuestiones deportivas en 1931.

Fortnum and Mason cuenta con el muy apetecido sello de Proveedor Oficial de la Reina Isabel II y Proveedor Oficinal del Príncipe de Gales, sellos que solo obtienen las grandes marcas de productos de uso personal, comida y bebida después de grandes esfuerzos.

En 2012 Fortnum & Mason recibió la visita de su Majestad, la Reina Isabel II, quien visitó sus establecimientos en compañía de su nuera la Duquesa de Cornualles y la Duquesa de Cambridge, para la apertura oficial del salón de té con motivo del jubileo de diamante de la Reina. Allí su Majestad pudo inspeccionar los cerca de 60 productos que la casa lanzó para festejar este evento.

Por primera vez desde 1707, Fortnum & Mason sale de su sede tradicional del 181 Picadilly Street para establecer un local en la estación internacional de trenes Saint Pancras, forma para acoger y despedir a los viajeros en su viaje por el Eurochannel que conecta el Reino Unido con el continente. Allí se puede disfrutar de una taza de té, una comida ligera o una espléndida copa de vino.

En 2014 Fortnum & Mason abrió su primera tienda en el extranjero en Dubái y en 2015 un establecimiento en la terminal número 5 del Aeropuerto Internacional de Heathrow.

Grandes tiendas fuera del Reino Unido, como William Sonoma de Estados Unidos o el Kaufhaus des Westens de Berlín, venden también productos de Fortnum & Mason.

Cuando esté de visita por Londres, aunque sólo sea por un pequeño té, no se prive del privilegio de haber sido uno de los clientes de Fortnum & Mason.