Home > Vida > Cocina > Cocina al Desnudo > Somos lo que comemos. Entonces… ¿Qué estamos comiendo?

Somos lo que comemos. Entonces… ¿Qué estamos comiendo?

Cocina al Desnudo

En el principio Dios creó al hombre a su imagen y semejanza…

Y enseñoreó el hombre sobre toda la creación vegetal y animal.

GENESIS 1

En esta paráfrasis del Génesis podemos darnos cuenta que el hombre siempre fue parte de un entorno biológicamente auto sostenible y ecológico como parte de un todo.

Fuimos diseñados para ser plenos, felices y longevos.

El ADN en el ser humano está diseñado para poder comer y digerir los alimentos que son orgánicamente naturales, de forma fluida y sistemática.

Cuando un alimento o materia prima ha sido genéticamente alterado o por procesos industriales, ha sido refinado en demasía, trastorna nuestro metabolismo haciéndolo más lento, provocando obesidad y otras enfermedades degenerativas, como cáncer, diabetes, alergias etc.

Conforme el ser humano, ha ido haciendo experimentos de  nutrición y genética en laboratorio. Grandes monopolios empresariales como Monsanto y algunos otros, han diseñado super semillas y/o super alimentos que pueden ser más resistentes a plagas o más NUTRITIVOS. Pero lo que no nos comentan, en las tablas de nutrición de los productos industriales; son los daños colaterales que traen a nuestra salud estos GRANDIOSOS EXPERIMENTOS DE LA CIENCIA NUTRICIONAL.

Cada día habemos más chefs en Guatemala, que literalmente, somos cazadores de los mejores productos orgánicos del mercado. Tal es el caso por ejemplo de Pablo Díaz de Mercado 24 y un servidor Alex Quintana Y moreno de Quintana Bistrot. Buscamos los productos más frescos, aromáticos  y orgánicos que podamos poner a disposición de nuestros comensales, por medio de nuestras creaciones culinaria

¿A favor o en contra de los ODS  & Slowfood?

Los ODS de la ONU y las directrices de Slow Food, buscan mejorar la calidad de vida, por medio de una alimentación justa, sostenible, saludable y orgánica. Estamos regresando a las bases de la cocina ancestral que busca exaltar productos endémicos y estacionales.

Se han  adherido a los alimentos, nutrientes, colorantes, antibacteriales, saborizantes artificiales y naturales, estabilizantes como él glucomato mono sódico.

Este tipo de manipulación genética o procesal Industrial, nos aleja de los alimentos originales tal y cual los conocemos. Esto ha creado en la vida moderna, polos opuestos. Como  por ejemplo: gente que está con exceso de peso y tiene  desnutrición crónica o gente que tiene obesidad mórbida esto por el exceso de nutrientes, colorantes,azucares,estabilizantes y almidones añadidos Es importante regresar al uso adecuado de la materia prima. Respetando su origen, manipulación adecuada  y manufactura para una mejor absorción nutricional y emocional de los alimentos. la ingesta de alimentos potencializa nuestras emociones).

Regresando a la premisa Cuanto más orgánico como, Más saludables y felices estarán mis células. Es por eso que quiero introducirles a ustedes este proyecto fantástico que está haciendo Michelle.

ORGANICO VS. CONVENCIONAL

¿Sabías que según USAID, Guatemala es una de las naciones más diversas ecológicamente en el planeta, con 14 diferentes eco-regiones y una diversidad biológica y cultural increíble? Guatemala también tiene el área forestada más grande de Mesoamérica y el segundo bosque contiguo más grande de las Américas después del Amazonas.

Están áreas se encuentran amenazadas, sin embargo, por pérdida de hábitat, deforestación, sobreexplotación de recursos naturales y contaminación ambiental. Además de estas amenazas, y según el Índice de Riesgo Climático Global 2015, Guatemala es uno de los 10 países más afectados por climas extremos a nivel global a raíz del cambio climático.

Estas amenazas son causadas en gran parte por la producción agrícola y pecuaria convencional. De hecho, se estima que un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero provienen del sector agrícola primordialmente por el cambio de uso de terreno y la deforestación. Las prácticas agrícolas convencionales también contaminan nuestros recursos naturales y causan la pérdida de nuestra biodiversidad.

Uno pensaría que la proliferación de este tipo de agricultura, aunque devastador ecológicamente, por lo menos contribuiría a nuestra nutrición, pero de hecho, según un estudio realizado por la Universidad de Newcastle, “los cultivos producidos de manera convencional contienen entre un 18% y un 69% menos de antioxidantes, tienen cuatro veces más probabilidades de contener residuos de pesticidas y tienen, en promedio, un 48% más concentraciones de metales pesados ​​(incluido el cadmio) que los cultivos producidos orgánicamente.” Además, los productores que trabajan en estas granjas tienden a recibir un salario inferior al salario mínimo y, a menudo, están expuestos a condiciones laborales duras e incluso peligrosas.

Busquemos diferenciales que aporten, Calidad de vida

Muchos dirán que es más eficiente producir alimentos utilizando técnicas de cultivo convencionales. Que los rendimientos son más altos porque es más fácil automatizar las granjas que cultivan monocultivos cuando, de hecho, la “Prueba de Sistemas Agrícolas” del Instituto Rodale, «ha demostrado que después de una disminución inicial durante la transición de tres años, los rendimientos en las parcelas orgánicas han coincidido o excedió los rendimientos de los cultivos convencionales y se desempeñó incluso mejor durante los años de sequía. Rodale dice que, “el ensayo también ha demostrado que la agricultura orgánica utiliza menos energía, produce menos gases de efecto invernadero y mejora la salud del suelo en lugar de agotarlo.»

Además, según un estudio francés pagado por fondos públicos y gubernamentales, «aquellos que comieron más productos orgánicos, lácteos, carne y otros productos tuvieron un 25 por ciento menos de diagnósticos de cáncer en general, especialmente linfoma y cáncer de mama … Incluso después de ajustar por cosas como actividad física, fumar, consumo de alcohol, antecedentes familiares de cáncer y peso … los consumidores más frecuentes de alimentos orgánicos tenían 76 por ciento menos linfomas, con 86 por ciento menos linfomas no Hodgkin y una reducción del 34 por ciento en los cánceres de mama que se desarrollan después de la menopausia.»

Entonces, si la agricultura convencional está invadiendo nuestros bosques, creando pérdida de hábitat, contaminando nuestras fuentes fluviales, emitiendo grandes cantidades de emisiones de gases de efecto invernadero, exponiendo a los agricultores a productos químicos nocivos e impactando negativamente nuestra salud, ¿POR QUÉ los agricultores continúan cultivando alimentos utilizando estos métodos y POR QUÉ nosotros como consumidores continuamos comprándolos?

Seremos más felices si consumimos más productos orgánicos.

La respuesta más fácil es la conveniencia. Si bien la demanda de cultivos producidos orgánicamente está aumentando a nivel mundial, los grandes minoristas, como los supermercados, han tardado en incorporar estas líneas de productos en sus ofertas principales. Esto deja a los consumidores buscando opciones más saludables a tener que ir a tiendas más pequeñas, si es que existen, para poder conseguir sus artículos especiales.

La Botica Verde Tu supermercado ecológico en línea

SOBRE NOSOTROS

La Botica Verde es un supermercado ecológico en línea con servicio a domicilio en la ciudad de Guatemala y en La Antigua. Nuestra misión es cuidar la salud – la salud de nuestros clientes, la salud de nuestros productores, y la salud de nuestro planeta. Queremos que nuestra sociedad goce de una mejor salud. Por eso nuestros precios son tan accesibles y hacemos entregas en toda la capital, desde Carretera a El Salvador, hasta Mixco y San Cristóbal.

En nuestra tienda en línea podrás encontrar más de 400 alimentos orgánicos, productos sostenibles para el hogar, cosméticos y medicina natural. Todos nuestros alimentos son cultivados localmente por pequeños y medianos productores orgánicos de alrededor del país. Contamos con frutas, verduras, carnes, lácteos, hongos, granos, y ¡mucho más! No utilizamos químicos, fertilizantes sintéticos, semillas genéticamente modificadas (transgénicas) ni cualquier otro método que sea dañino al planeta y a la salud del ser humano.

Trabajamos de la mano con nuestros productores para implementar prácticas agrícolas que van más allá de lo orgánico, enfocándose en la agroecología, la permacultura, y lo biodinámico para regresar la fertilidad de los suelos, cuidar de nuestras fuentes de agua y preservar nuestra biodiversidad. Buscamos crear espacios regenerativos que aporten al ecosistema y a la vez produzcan alimentos más nutritivos y de la mejor calidad. Por eso el sabor de nuestros ingredientes es increíble!

Además de alimentos, contamos con una línea de productos sostenibles para el hogar que no contaminan nuestras fuentes de agua y cosméticos naturales que protegen tu piel y tu cabello. También tenemos un compromiso a generar cero basura por lo que ofrecemos productos reusables y biodegradables como bolsas, cepillos de dientes, pajillas, cubiertos y platos desechables. Nuestros pedidos llegan con la menor cantidad de empaque posible y el empaque que si utilizamos es retornable o biodegradable.

NUESTRA FILOSOFIA

La Botica Verde es una empresa social creada con el fin de sanar a nuestra madre tierra. Creemos que a través de la implementación de prácticas agrícolas que van más allá de lo orgánico podemos, junto a productores locales, crear ecosistemas que estén en armonía con el medio ambiente. Los frutos de estas prácticas son alimentos nutritivos que aportan a la salud de todos aquellos que los consumen. Nuestro amor por el planeta y por el bienestar de la humanidad nos impulsó a crear un modelo que provee acceso a productos conscientes de manera profesional y consistente. Hemos creado estándares de producción que están alineados con nuestros valores y el cambio que deseamos ver en el mundo. De la mano con estos principios está nuestro compromiso a crear cero basura por lo que trabajamos con nuestros productores y clientes para que todos nuestros empaques sean biodegradables o retornables.

Muy pronto estaremos contando las historias de los guardianes de nuestros ingredientes ancestrales, en conjunto con Michelle.

Agradecimientos especiales

A Dios quien me regala sus dones y me llena de inspiración cada día.

A mi familia por su apoyo incondicional, tolerancia, paciencia, comprensión y por sobre todo su amor. En especial a Isabella Quintana Montes de Oca por ser un ser humano extraordinario, que con su alegría de vivir me inspira y me motiva a llegar cada vez más alto. Tú empeño en ser feliz y tu actitud positiva para enfrentar tus retos me motiva grandemente.

A mis queridos lectores y fans a quienes está dedicada con amor y pasión cada columna publicada.

Gracias a Michelle B Sultán, por abrir las puertas de su alma y emprendimiento para hacer una mejor comunidad gastronómica en Guatemala.

Al staff de mi Atelier de cocina Quintana Bistrot, muy especialmente: A Shirlee Melissa Gómez Hernández y Erick Estuardo Valdez Rodríguez .Pues sin su apoyo no podría gestionar esta columna, ni atender a mis comensales con pasión y enfoque de servicio al cliente. GRACIAS.

A mis amigos y colegas los chefs Tati Orellana y Kenny Aldana por ser fuente de inspiración y creatividad en mi diario andar entre fogones.

A El Siglo por abrirme sus puertas para esta su columna Cocina Al Desnudo.

Biografía de Michelle

Michelle B Sultán, es la fundadora de La Botica Verde. Por más de 15 años, su profesión ha sido desarrollo internacional enfocado en desarrollo rural y reducción de la pobreza. Ha colaborado con ONGs, bancos de desarrollo, universidades, cooperativas, asociaciones, y empresas privadas. Michelle tiene licenciaturas en Sociología y Estudios Latinoamericanos y una maestría en Emprendimiento Social.  Completó el Programa de Master Gardener en Colorado y cuenta con un certificado en Diseño de Permacultura del Instituto Mesoamericano de Permacultura ubicado en el lago Atitlán en Sololá. En su tiempo libre le gusta hacer deportes, jugar con sus perritos, cocinar y jardinizar su huerto.