Home > Columnas > Retos del Renap en 2019 y su relación interinstitucional

Retos del Renap en 2019 y su relación interinstitucional

///
Comments are Off

Crisol Literario

Seguramente y tomando en consideración el nombramiento del nuevo Director Ejecutivo del Registro Nacional de las Personas -Renap-, el Órgano Superior «El Directorio» tendrá una importante tarea de designación dada la urgencia e importancia de continuar fortaleciendo la organización administrativa, planes operativos multianuales y la ejecución presupuestaria en aras del beneficio que implica agilizar la entrega de bienes y servicios inherentes a la población con la mejor calidad, en tiempo oportuno. Lo anterior, con el objetivo  que el producto final de los servicios sea el fortalecimiento de la relación usuario-institución, conforme a los artículos 2, objetivos; 6, funciones específicas (literales ´c´, ´g´, ´n´) y 7, referente a la coordinación interinstitucional de la Ley del Registro Nacional de las Personas, Decreto Legislativo 90-2005.

En el caso del Renap y su correspondencia con la administración por resultados los procesos se concentran en la finalidad de agilizar los trámites y servicios que provee, tanto a los ciudadanos como a las entidades gubernamentales y privadas. En artículo anterior: ´Sistema Nacional de Información Social´, se describió la importancia que a nivel nacional reviste la relación multisectorial e interinstitucional del Renap con las instituciones del Estado hacia el fortalecimiento de la cultura registral ciudadana en Guatemala.

En el recorrido periodístico del espacio ´Crisol Literario´, he encontrado que las entidades que conforman el brazo social del Estado se han organizado y actualmente consolidadas en el marco del Sistema Nacional de Información Social -SNIS- dieciséis entidades públicas más el Renap que valida a nivel de Código Único de Identificación -CUI- los registros de usuarios de cada una de las entidades del SNIS, apoyando en la depuración de los listados de usuarios de los programas sociales, validando información registral ciudadana: por ejemplo, cambios de domicilio, estado civil, defunciones y otras características públicas como duplicidad de nombres; o bien, el no registro  -sub-registro-  de una determinada persona delante del Renap; con lo cual, se deberá proceder al registro e inscripción cívico-ciudadana.  Estudios técnicos indican que el Documento de Identificación Personal -DPI- debe renovarse en un período no más allá de diez años.

 Con relación a lo descrito y tomando en consideración que la mayoría de las actividades y servicios que brinda el Renap dependen medularmente de procesos automatizados y de sistemas informáticos, se llega con relativa facilidad a inferir que toda  estrategia que se defina y aplique a la realidad actual del Renap, para que esta pueda afrontar satisfactoriamente los retos descritos anteriormente, no debe permitirse el lujo de relegar a un segundo o tercer plano el aspecto tecnológico e informático y por ende, adquiere suma preponderancia la conformación de un equipo de trabajo especializado con experiencia reconocida en administración de tecnologías informáticas y demografía para que se mejore o  realice una ingeniería de procesos; además, es importante adquirir programas informáticos ad-hoc que respondan al diseño óptimo del modelo conceptual de la base de datos; procurando,  con esto, construir un centro de información estadística con mayor y mejores capacidades que repotencie al Renap  como ejemplo de institución, en razón de la naturaleza cívico-ciudadana que le otorga su creación.

En este espacio, ´Crisol Literario´, se estima que tanto el Renap como el Sistema Nacional de Información Social -SNIS- deben continuar siendo fortalecidos por la vía de situar recursos del Estado para adquisición de equipo de sistematización y cálculo (software y hardware) que permitan mejores capacidades de respuesta a las entregas y salidas de volúmenes de datos e información con la mayor seguridad automatizada posible. Sin el apoyo presupuestario, el valioso esfuerzo interinstitucional Renap-SNIS quedaría fallido como muchos otros proyectos (visionarios) del pasado que por una u otra razón, lamentablemente, no se desarrollaron.

TEXTO PARA COLUMNISTA