Day

abril 23, 2019

¿Atípico o anormal?

Reflexionemos, atrevámonos a enfrentarnos con la verdad que estamos viviendo: Este proceso electoral no se puede calificar como uno “normal”. Reconozcamos su enorme trascendencia en la vida del país. De él habrán de surgir las personas que administren el Estado de Guatemala. Con la sola excepción del Organismo Judicial, el futuro de Guatemala se definirá en junio próximo ¿Puede ser legítimo e incuestionable el resultado de un proceso anormal? ¿Hacia dónde vamos?

Vigilancia necesaria en elección de magistrados

para ser nombrado juez de paz o de primera instancia, los aspirantes se someten a un concurso por oposición, en el que deben llenar diversos requisitos legales, culturales, educacionales y formales. Se someten a una auditoría pública para garantizar su honorabilidad, también a pruebas objetivas técnicas, psicométricas y jurídicas y finalmente deben cursar estudios durante un mínimo de ocho meses.