Home > Columnas > Para valorarnos los guatemaltecos

Para valorarnos los guatemaltecos

Debemos Saber La Verdad

Debemos valorarnos como guatemaltecos para sacar adelante a Guatemala y a pesar que no tengo poder político ni militar, puedo hacer ver a los guatemaltecos lo que debemos hacer para evaluarnos y superarnos nosotros mismos para el bien de todos. Por lo anterior debemos analizar nuestro voto electoral y no regalarlo a cualquiera.

Estamos pasando por un momento histórico en el que los guatemaltecos nos enfrentamos unos a otros, además con un proceso electoral en el que la mayoría de los políticos solo ven sus intereses personales y no ofrecen soluciones reales y han dividido las opiniones de los guatemaltecos, pero viendo la verdad podemos superarnos, al no votar por ellos.

Debemos darnos cuenta que no es justo votar por políticos que nada concreto tienen que ofrecer porque eso sería desastroso, o votar por políticos que se presentan como bondadosos, porque eso también sería desastroso.

Estoy hablando de procedimientos y no de ideas ni de doctrinas, porque ningún partido político actual las tiene, todos son máquinas electoreras que solo los organizan para llevar personas a puestos de elección popular.

Para mí todas las ideas y doctrinas son respetables, aunque no este de acuerdo con muchas de ellas, ya que este respeto nos permite a todos ser guatemaltecos amigos para buscar soluciones reales.

Todos decimos que nuestra manera de ser, de pensar, de vivir son la mejores y se trata de imponerlas a los demás y si no lo aceptan los tratan mal, se miente y hasta provocan violencia. Esto está mal, porque todo sería tan fácil si tan solo nos respetásemos unos a otros, que no se mienta y se cumplieran las leyes.

Tenemos que reconocer que el respeto al derecho ajeno es la paz y reconocer la sinceridad de mis palabras y de las palabras de los demás que no mienten o engañan, para evitar la incomprensión, la desconfianza y el odio, para que un día a corto plazo, logremos la paz y la superación de todos.

No todos podemos pensar igual o ser iguales, porque el día que dejemos de ser diferentes y desinteresados seríamos máquinas que se manejan o se manipulan, como son los partidos políticos actuales, máquinas electoreras.

Algunos políticos quieren imponer sus intereses hablando de libertades y derechos humanos, pero ¿hay libertad y derechos dentro de sus propios partidos electoreros?

Otros políticos quieren llegar al  gobierno para hacer lo que más les convenga a ellos y ¿que han demostrado dentro de sus propios partidos electoreros?

Hay otros políticos que quieren comprar los votos con dinero y regalos y ¿que han hecho a través de sus partidos electoreros?

Es costumbre de estos políticos y partidos electoreros (1) el abandonar su participación política o (2) dejar que se cancelen esos partidos electoreros al no obtener sus puestos o negocios que armaron durante su participación política o (3) negociar con otros partidos electoreros que les den puestos en el gobierno o posiciones electorales para futuras elecciones.

Hay que analizar nuestro voto, porque no es justo que nos hagan votar por políticos, quienes al llegar al gobierno nacional o local nos hagan vivir aceptando solo lo que a ellos les interesa, porque no tienen soluciones reales para los problemas de los guatemaltecos.

También al analizar nuestro voto electoral, hay que pensar en el futuro de las nuevas generaciones, nuestros hijos, nietos, bisnietos, etc.

Ayudémonos respetando nuestras costumbres, necesidades, dignidad como personas y practiquemos la tolerancia, la fraternidad y amistad entre hermanos guatemaltecos, reconociéndonos como lo que somos.

Les hago ver lo anterior como guatemalteco cualquiera, que creo interpretar el deseo de todos los guatemaltecos, para que tengamos un país libre en el que se pueda vivir en paz, respetando las leyes y llenando las necesidades básicas de salud, abrigo, sustento y seguridad, para que reine en Guatemala la prosperidad, la concordia y la buena voluntad.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/03/22/se-estara-muriendo-el-sentimiento-democratico/