Home > Ciencia y tecnología > Google asegura que la banda ancha es suficiente para Stadia

Google asegura que la banda ancha es suficiente para Stadia

///
Comments are Off

Este año se iniciará un nuevo capítulo en la industria de los videojuegos. Google lanzará su plataforma de juegos en la nube, Stadia, y hasta que no podamos verlo con nuestros propios ojos, muchos seguiremos dudando de lo que será capaz de lograr la compañía con una conexión de Internet y sus potentes servidores (Nintendo también ha puesto en duda la revolución de Stadia). No obstante, en una entrevista para VentureBeat durante la cumbre GamesBeat Summit 2019, el vicepresidente de Google, Phil Harrison, ha asegurado que están totalmente seguros de que la velocidad que ofrece la banda ancha será suficiente en los mercados a los que llegará primero.

“Como podéis imaginar, estudiamos la banda ancha con mucho cuidado y profundidad. En los mercados de lanzamiento, en los que introduciremos [Google Stadia] en el futuro, la conexión de banda ancha es más que suficiente para satisfacer los aspectos más ambiciosos de nuestro plan”, comentó Harrison en la entrevista, y añadió: “El ancho de banda que necesitaremos para disfrutar de Stadia a alto nivel es solo de 30/35 megabits por segundo, y eso es para jugar a 4K. Con 20/25 será suficiente para jugar a menor resolución, por lo que no necesitamos un ancho de banda tan amplio”.

Recordemos que esos primeros mercados serán EE UU, Canadá, Reino Unido y Europa Occidental, donde el servicio llegará durante la segunda mitad de 2019. Harrison, ante una pregunta del público, respondió que aunque no pasarán por alto China, todavía es pronto para anunciar un lanzamiento en ese gran mercado. Si tenemos en cuenta el índice global del portal Speedtest y los requisitos marcados por Harrison, no deberíamos preocuparnos mucho. A día de hoy, un 67 % de los países del mundo puede acceder a velocidades de descarga de 31 mbps. Luego está el tema de la latencia, claro, y para ello Google tendrá que afinar bien sus más de 7500 nodos y centros de datos ubicados en más de 200 países por todo el mundo.