Home > Columnas > Debemos valorarnos para cambios

Debemos valorarnos para cambios

Debemos Saber La Verdad

Tenemos que valorarnos los guatemaltecos y ya no segur siendo un pueblo complaciente:

Que acepta que a los delincuentes menores de edad se les trate como niños y niñas inocentes, con esta contradicción de las leyes, que solo sirve para crear peligrosos diluentes.

Que deja se utilicen los derechos humanos para defender delincuentes, asesinos, personas que incumplen las leyes y funcionarios corruptos e irresponsables.

Que permite que este país tan maravilloso en donde vivimos, se siga desmoronando porque muchísimos políticos, funcionarios públicos, líderes populares, organizaciones sociales, son tan irresponsables que nos siguen robando y no pasa nada, nos atropellan y no pasa nada, nos pisotean y no pasa nada, nos sacan los pocos centavos que ganamos honestamente y no pasa nada y a pesar de todo se les sigue como borregos para el matadero y con todo esto muchos guatemaltecos estamos pidiendo que es hora de reaccionar y que no nos dejemos maltratar más.

Tenemos una crisis económica por los desaciertos, corrupción e irresponsabilidad de los últimos gobiernos, quienes dejaron que se perdiera la disciplina fiscal y la credibilidad en los funcionarios, endeudaron al país, subieron los gastos de gobierno y compraron la voluntad de mucha gente.

Guatemala no saldrá adelante solo con un proceso electoral con muchos candidatos, una gran cantidad cuestionados jurídicamente, otros que han demostrado que solo han trabajado solo por sus intereses, muchos otros juegan con las leyes y son muy pocos los que si tienen interés de actuar bien por los demás.

Guatemala necesita que los guatemaltecos nos valoremos y actuemos para lograr verdaderas reformas legales para combatir la corrupción, para establecer la forma de manejar honestamente los fondos públicos con transparencia, para tener auditorías reales, para la aplicación rápida de las leyes a todos por igual, para cambios sociales y económicos y así lograr verdaderamente descentralizar el país para lograr tener país con desarrollo y verdaderos partidos políticos.

Si los guatemaltecos nos valoramos podemos demostrar la unidad, para exigir a los funcionarios electos y nombrados, que sin propaganda demagógica, den a conocer públicamente sus actuaciones en forma abierta y transparente, la aplicación de las leyes y la utilización del dinero de los guatemaltecos, que son los impuestos.

Con la gran inestabilidad política que tenemos en Guatemala, se hace difícil que nos ofrezcan opciones reflexivas, ya que tres grandes problemas de nuestra sociedad son el subdesarrollo, la violencia y la desaceleración económica, por lo que hay tendencias de políticos y minorías a imponer fórmulas dogmáticas y solo con intereses particulares de ellos.

Las propuestas reflexivas para realmente resolver los problemas de Guatemala son menospreciadas por la población, convencida por el manipuleo público de los interesados irresponsables y corruptos, que además utilizando la palabra democracia, con argumentos socialistas e izquierdistas demagógicos los usan a favor de sus propios intereses.

Para resolver los problemas de Guatemala, más que reaccionar, se debe actuar y tener el valor, afrontar la realidad con todos sus problemas, sus durezas y con todas sus consecuencias y así obligar al Estado (Ejecutivo, Organismo Judicial, Congreso y Alcaldes) que se obligue a que se cumplan las leyes igual para todos en forma muy rápida y sin manipuleos.

Repito no se trata de solo un proceso electoral, se trata de valorizarnos los guatemaltecos y lograr cambios reales para el bienestar de la mayoría.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/05/03/los-elegidos/