Home > Columnas > ¿Es adecuado que laboren juntos?

¿Es adecuado que laboren juntos?

Conversemos Acerca De:

Existen instituciones – públicas y privadas – que por política o normas establecen que personas que tengan una relación de pareja no pueden laborar en la propia empresa y más en áreas que sean sensibles como finanzas, administración y otras.

La problemática está en por qué no es permitido. Suele establecerse la duda, dada la posibilidad de que si bien en el seno familiar – donde existe una adecuada comunicación – los problemas se aborden, donde además se compartan anécdotas o hechos que suelen suscitarse en sus centros de trabajo respectivos, y que esta experiencia lógica, cuerda, se analice de igual forma si trabajasen juntos, sentando con ello un estado de opinión favorable o desfavorable, al menos entre dos.

Evitar que las personas no platiquen entre sí – no necesariamente siendo parejas – es sencillamente imposible – más con la facilidad de un correo (digital en cualquiera de las herramientas existentes para ello) donde sucediendo algo, te llega la información “fresca, caliente, acabadito de sacar del horno”.

El establecimiento de cualquier política o norma establecida por una institución (sin importar su naturaleza) deberá ser elaborada conscientemente acorde a los tiempos modernos, ser conocimiento de todo el personal y que se cumpla en todas las instancias, áreas, de “arriba hacia abajo y viceversa”, queda claro que “un hoyo en el muro de una presa, no podrá ser taponeado con un dedo eternamente” (*)

Un aspecto favorable, consciente es saber separar la vida personal de la laboral, que la pareja analice la problemática de lo sucedido en el centro de trabajo de uno y de otro, y que permita una opinión “de afuera” favorece y ayuda a posibles reflexiones para bien.

Estando “dentro” puede ser más complejo porque influyen los sentimientos, las percepciones, los valores inclusive la relación misma de la pareja, donde una medida tomada en el caso de una autoridad y su subalterno(a) puede ser trasladada equívocamente al plano laboral y que de transcender ponga en tela de juicio, no solo la norma o política sino que resquebraja a la institución misma.

¿Y en el caso de las empresas cuyas directivas la forman padre, madre e hijos? De igual forma, y posiblemente serán más exigentes entre sí y hacia sus empleados, dado que de no hacerlo se pondría en tela de juicio el “clan familiar”

Si se sabe manejar con ética, fidelidad, confiabilidad, respeto, a todas las instancias, cada cual en su puesto trabajo sea en los propios o diferentes centros los lineamientos establecidos cumplirá su cometido, para el cual fueron elaborados. ¿En su caso estimado lector(a), se ve reflejado aquí de alguna manera?

(*) Una versión de la frase anterior es tomada de una leyenda sucedida en Holanda, municipio de Haarlem, donde un niño de ocho años recorriendo un camino próximo a la presa observó que había un pequeño agujero en el dique del cual salía agua. Sin pensarlo dos veces, el niño metió su pequeño dedo en el agujero para detener el goteo constante de agua. Pasaron 24 horas, un cura que pasaba por el lugar se dio cuenta de que el joven necesitaba ayuda. Al observar la postura y su función, el cura fue consciente de que la ciudad se había salvado gracias a este pequeño. Leyenda recogida en un libro infantil escrito por la norteamericana M. Mapes Dodge en 1873.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/05/06/si-tu-te-sientes-bien-yo-me-siento-bien/